RESULTADOS DE LA MISION DE AGRICULTURA PARA UNA MAYOR APERTURA DEL MERCADO DE LA POTENCIA ASIATICA
Asado de primera calidad rumbo a China

El gobierno chino permitirá el ingreso de carne premium argentina, elección que desplazó a Estados Unidos y la Unión Europea. Beneficio para productores ganaderos y exportadores. También se firmó un convenio para cítricos. Sin acuerdo por el maíz.
Sebastián Premici
Desde Beijing
“Argentina ya puede exportar carne vacuna a la China. Fue una negociación difícil, pero llegamos a un buen resultado. Esperamos que la contraparte le dé importancia al acuerdo para no decepcionar a los actores involucrados ni que sea utilizado de manera incorrecta.” La diplomacia se lee entre líneas, pero el ministro de la Administración General de Supervisión de la Calidad, Inspección y Cuarentena de China, Zhi Shupping, dejó en claro que en el medio de la negociación quedaron varios jugadores afuera, como Estados Unidos y la Unión Europea, por lo que el país debería privilegiar las exportaciones hacia China. Ese mensaje formó parte del buen clima de la reunión, donde se firmaron nuevos acuerdos para exportar cítricos desde los puertos del sur de China, que son la puerta de entrada para las grandes cadenas alimentarias, harinas de carne, hueso y sangre de origen bovino, ovino y caprino y un acuerdo de cooperación vitivinícola. En cuanto a la apertura del mercado de maíz, el gobierno chino dejó en claro que todavía falta resolver cuestiones sanitarias.
Ante el comentario de Zhi, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, señaló que si bien Argentina tuvo una fuerte sequía (en 2008, en que se perdió stock bovino), “el sector ganadero está en un proceso de recuperación”. “Una de las características de nuestra carne es la calidad, por eso pondremos empeño en cuidar el mercado chino”, agregó el funcionario, quien invitó a su colega a visitar la Argentina en septiembre para seguir firmando acuerdos, mirar fútbol y comer un asado.
–Nos gusta el fútbol argentino –dijo entre risas Zhi.
–A nosotros también, pero estamos un poco tristes por la descalificación en la Copa América –respondió Domínguez.
China importa por año aproximadamente 40.000 toneladas de carne de un total de casi 300.000 toneladas que exporta el país. Los diplomáticos que trabajaron desde Beijing para alcanzar el acuerdo en carnes explicaron a Página/12 que las ventas hacia China no tendrían que provocar problemas en el mercado interno. “Esta es una negociación para el futuro, los resultados se verán en 5 o 10 años”, indicó a este diario Omar Odarda, encargado de la Agregaduría Agrícola en Beijing.
Los países que hoy exportan carne vacuna a China son Uruguay, Australia, Nueva Zelanda y Brasil. Este es un mercado altamente codiciado, ya que los cortes de carne que se apuestan a vender son de alta calidad. China dejó afuera de la negociación a Estados Unidos, Rusia y la Unión Europea. Según explicaron a este diario fuentes oficiales, ahora los frigoríficos aprobados (Swift, Quickfood, Paladini, JBS, Mattievich, entre otros) deberán encargarse de firmar los contratos con los entes estatales de China.
Como parte de los nuevos acuerdos firmados, se aprobaron los protocolos para que los cítricos argentinos puedan ingresar a China utilizando los puertos del sur del país, entre ellos Guangzhou y Xiamen, además de Shanghai, Nanjing, Tianjin, Beijing, Qingdao y Dalian. Esta apertura incluirá naranjas, pomelos y mandarinas en base a un acuerdo firmado en 2004, tras la primera visita del ex presidente Néstor Kirchner. “Ustedes son una potencia mundial y nosotros un país chico, pero creemos que con la integración pondremos empeño para profundizar la relación. La Argentina se posiciona de esta manera como uno de los principales proveedores de alimentos para China”, sostuvo Domínguez.
Otro tema que se abordó ayer fue la apertura del mercado del maíz. En los últimos años, China fue un productor neto de maíz, pero debido a una demanda interna para forrajes y procesamiento industrial y a una disminución de la cosecha por las sequías, pasó a ser un importador neto. El año pasado compraron 1,57 millón de toneladas, donde Estados Unidos resultó ser el gran beneficiado, con una participación del mercado del 95 por ciento. “Queremos ser un exportador de maíz a China. Somos el segundo jugador mundial en ese mercado, que es considerado de excelencia para la alimentación de cerdos y aves. Pondremos nuestro empeño para alcanzar un nivel de entendimiento”, sostuvo Domínguez, quien leyó punto por punto la posición argentina en cada uno de los temas abordados. El funcionario fue secundado por Oscar Solís, subsecretario de Agricultura: “Podemos ser proveedores alternativos de Estados Unidos”. China pone las reglas de juego. Zhi Shu-pping, el hombre que tiene la llave para abrir y cerrar mercados en China, reconoció el pedido argentino, pero sostuvo que las diferencias pasan por el tipo de plagas y virus que contiene el maíz local. Según la delegación argentina, el maíz que se exportaría sería forrajero, por lo que no deberían recaer tantos controles sanitarios. Domínguez sostuvo la intención de comenzar a exportar este grano recién en 2012.

Pagina 12

Saludos y a sus más gratas órdenes