Anuncio

Colapsar
1 de 2 < >

Argentinaxp.com

Escorts
2 de 2 < >

Club de Caballeros Argentina

Obtené acceso a la mejor información de Argentina y el Mundo. Asociate hoy y comenzá a disfrutar!
Ver más
Ver menos

Jamaica

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Jamaica

    Fiamma escort vip Centro

    Escort en Tribunales

    Escort en Tribunales
    La banda toca reggae y el bar está medio oscuro. Estamos en la playa, bailando en la arena pero no se ve el mar que debe estar ahí nomás con su agua azul y el horizonte lejano. La mayoría no son turistas, debe ser porque es temporada baja, pero hay alguna gente que no parece jamaiquina.

    Tomamos cervezas, ron y bailamos. Cuando llegó una negra alta vestida con ropa muy chiquita que no parecía del todo mujer, nos dimos cuenta de la presencia de otras mujeres.
    Mientras seguimos bailando hicimos algunas bromas y de a poco, la idea fue tomando forma.
    La primera que consultamos era bajita y tetona, parecía que tenía un corpiño muy chico, se le desbordaban por arriba. Nos dijo que 100 dólares pero después desapareció. Una de pelo bien cortito sentada en la barra me miraba y me miraba así que me fui a sentar a su lado. Me cotizó 250 dólares. Le dije que era mucho y no dio señales de estar dispuesta a negociar.

    A mi novia le encantaba la idea porque me insistía en que busque a ver si había más. Sin dejar de bailar, me señaló que había llegado otra y estaba parada en la entrada del bar.
    Aunque al principio pidió más, negociamos y quedamos en 100, lo que la primera había pedido. Caminamos hacia el auto y llegamos al hotel. Despertamos a la de seguridad y le pasé 10 dólares. Me pidió que se vaya antes del amanecer.

    La chica, que acusaba 25, tenía un cuerpo de negra joven impresionante. Dijo haber amamantado dos bebés y por eso las tenía un poco caídas. También explicó lo de siempre: no consigo trabajo y tengo hijos que mantener. Fue dócil, suave y ponía cara de que le encantaba. Flaquita, esbelta y, excepto las lolas, bien firme. Lo único en contra eran las cejas. Detesto las cejas todas finitas casi a punto de desaparecer pero no fue difícil concentrarme en otra cosa. A mi novia le gustaba verme tocándola, que ella me toque y por supuesto, la mejor parte, tocarla ella misma, especialmente la lolas. La mejor parte fue cuando me hizo a un lado con la mano y se puso frente a ella, la boca en el cuello, en los pezones y la mano entre las piernas. Al mismo tiempo, casi en cuatro, me levantaba la colita para que se la meta con la vista panorámica de las dos mujeres metiéndose mano mutuamente. No daba para cogerse a la negrita, ¿para qué, si podía coger con la mujer de mis sueños?, pero traté de hacerla llegar con los dedos. La tenía bien pero bien mojada y gemía bajito mientras mi novia y yo acabábamos, literalmente bañados en sudor.

    Claro, al final se vino la inquisición en la que la profesional tuvo que saciar la curiosidad de una mujer viviendo esa nueva experiencia y en una isla del Caribe. “¿Por qué haces esto?”, “¿hace cuánto?”, etc. Y, al final, los consejos, “tenés que salir de esto; buscar un buen trabajo; cuidate, quien sabe con qué te podés encontrar; sos muy linda; etc”. Yo traté de aprovechar la situación lo más posible y acabar mucho pero todo tiene un límite, ¿NO? Terminé exprimido y fulminado. La llevamos de vuelta al bar de la playa y le agregamos un 20% de propina.

    También estuvimos en un resort nudista donde conocimos varias parejas. Pensé que podría haber un poco de acción grupal en privado y esperé alguna señal, pero no pintó. El resto, mucha playa, mariscos y ron. Fueron muy buenas vacaciones.
    Archivos Adjuntos
Trabajando...
X