Anuncio

Colapsar
1 de 2 < >

Argentinaxp.com

Escorts
2 de 2 < >

Club de Caballeros Argentina

Obtené acceso a la mejor información de Argentina y el Mundo. Asociate hoy y comenzá a disfrutar!
Ver más
Ver menos

Cuando pensas que todo ya esta dicho...

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Cuando pensas que todo ya esta dicho...

    Fiamma escort vip Centro

    Escort en Tribunales

    Escort en Tribunales
    Saludos compañeros.
    Como saben, soy afecto a los relatos y en especial yo tomo como base experiencias que he tenido y que en esta ocasion por pedido, no puedo publicar como xp.
    Espero que encuentren este texto entretenido.

    Esto que cuento me paso ayer, lunes 2/09, por la tarde.

    Viendo puntualmente esta pagina, me encontre con el comentario de un colega que hablaba de la buena onda en el servicio que brindaba una de las escorts y cosa rutinaria, dejaba publicado el link para verla.
    Veo el aviso, no me parece la gran cosa, pero habiendo leido opiniones positivas, me decido a llamarla y concretar una cita con ella.
    Bien, llegado el momento acordado, voy hasta el lugar, llamo y me atiende por el portero electrico. Digo quien soy y me permite entrar al edificio.
    Ascensor, pasillos a media luz y llego al departamento señalado.
    Toco el timbre y se entre abre la puerta, a penas puedo ditinguir la cabeza que se asoma detras de la puerta y una vocecita que me dice que pase.
    Entro y realmente no puedo ver nada, ya que todo esta a oscuras. Me sonrio ya que me hace recordar cuando yo iba al cine y llegaba con la pelicula ya empezada, siempre perdido...
    Ella me indica amablemente que pase al dormitorio, pero en el trayecto por un pasillito, logro verla bajo una luz clara.
    Me quede realmente sorprendido, ella no tendria mas de 20 o 22 años, pero con razgos delicados, el aspecto es de una pendeja muy cuidada.
    Bien, llego al dormitorio, alli todo esta a media luz, un ambiente confortable, sin olor alguno, musica suave, en verdad que me senti muy comodo.
    Intercambio algunas palabras con mi anfitriona, y la noto bien centrada a pesar de su aspecto aniñado.
    Su cuerpo es lo que se dice una flor a punto de caramelo, piel blanca y muy tersa, ojos claros, pelo largo, delgada, cintura marcada, buen juego de caderas y lindas piernas a lo que se podia alcanzar a ver.
    Le pido si me permite pasar a higienizarme y me indica el camino al baño.
    Despues de hecho lo debido, vuelvo al dormitorio y alli la encuentro finalmente.
    Le hubiese sacado una foto sin dudarlo, pero no me atrevi a pedirle eso, pero el cuadro con el que me encontre me hizo acordar a la "maja desnuda".
    Ella estaba recostada en la cama sobre un lado, entre varios almohadones y con una ropa interior muy diminuta y translucida.
    Ahora podia verla en todo su esplendor, un cuerpo de mujer joven, marcado pero natural sin gym, con pechos voluminosos y de aureolas rosadas, invitandome ir a uno de los pocos placeres que la vida entrega...
    Intente ser lo mas civilizado posible y disimule mis intenciones de abalanzarme sobre ella como naufrago recien rescatado del mar. Asi que haciendo gala de compostura, me desvesti lentamente, llevando el antiguo orden que dice: la camisa primero, luego el pantalon, por ultimo zapatos y medias con discresion.
    Ya con solo mis boxer puestos me acerque despacio, como para no asustarla y comence a besarla suavemente.
    Ella me devuelve el beso con identica suavidad y me va tocando lentamente los hombros con sus manos.
    La abrazo, siempre cuidando ser suave, y cuando quiero darme cuenta nos estamos besando muy apasionadamente, casi con calentura.
    Me pongo encima de ella, y continuo besandola. Ella comienza a frotarme mi miembro con su entrepierna, mi ereccion es increible.
    Sigo besandola, no dejo que mi urgencia por penetrarla me gane, sigo el juego de provocar y exitar que noto a ella le gusta.
    Ella me quita el boxer y me deja totalmente desnudo yo encima podria decir que con todo a mi disposicion.
    Los besos no terminan nunca, yo encima de ella y ella que se quita toda la ropa que le quedaba con gran habilidad.
    Ahora me vuelve a frotar, pero aohra ya ninguno de los dos tiene ropa.
    La sensacion es increiblemente exitante, la siento desnuda y fortandome, provocandome y buscando mi descontrol.
    Todo esta dado para que la penetre sin mas tramites.
    Bajo de un golpe a la tierra, me doy cuenta que esta dispuesta a todo y yo entendi en ese segundo que no estaba dispuesto a correr el riesgo.
    Prefiero discretamente ponerme a un lado de ella nuevamente y continuo besandola.
    Mientras la beso, con mi mano derecha la empiezo a recorrer muy despacio, sintiendo con mis dedos el roce de su piel y las curvas de esos pechos. Llego hasta los pezones, comienzo a rozarlos despacito y noto que reaccionan poniendose erectos a mi tacto. Los rozo con la palma de mi mano, siento que ella se estremece y da un suave gemido.
    Continuo besandola, y recorriendola con mi unica mano libre, ya que la mentengo abrazada contra mi.
    Llego hasta su entre pierna y comienzo a tocarla muy suavemente hasta llegar a su vagina, ella abre las piernas un poco y me permite tocar mejor.
    Primero solo siento mucho calor, pero en la medida que la sigo besando, siento como se va mojando de a poco y como su sexo se dilata entre mis dedos.
    La voy rozando con cada vez un poco mas de presion y siento que ella agita su respiracion. Siento que todo se moja en mi mano, asi que comienzo a masturbarla, encuentro su clitoris durito y me centro en el.
    Ella quita su boca de la mia y comienza a jadear, yo no podia creer lo que estaba logrando con ella.
    Me abraza muy fuerte y me pide que no pare, acerca una de sus manos sobre la mia y me la apreta mas fuerte contra su sexo empapado, mientras yo sigo estimulando con movimientos cortos pero rapidos.
    A estas alturas, ella solo jadea y se retuerce a mi lado, veo esos pechos bambolearse casi con desesperacion ante mi cara y no puedo evitar prenderme de uno de ellos con ganas.
    Ella da un gemido y me empuja la cabeza contra el pecho, mientras me pide que se lo haga fuerte. Yo hago lo que me es posible, pero por un instante me senti superado, es decir, senti que no tenia todo lo que ella me pedia en ese instante.
    Mientras yo la masturbaba ella movia su entrepierna acompañandome y siempre con fuerza.
    Le meto dos dedos en su vagina y ella empuja mi mano como queriendo que entre mas, siento todo su calor y toda su humedad.
    De pronto siento que todo en mis dedos se comprime, siento que ella tiene como contracciones o eso entendi que eran. Una, dos , tres, varias.
    No se cuanto tiempo paso en esa situacion, en verdad que no lo supe cuantificar, pero llego un instante en que ella simplemente dio un grito ahogado y quedo como en una especie de trance tenso, mientras le corrian algunas lagrimas por la mejilla, daba unos gemidos cortos y temblaba a la vez.
    Me quede helado, no quise ni siquiera emitir un solo sonido en esos instantes, senti que habia logrado algo increible.
    Como que paso el primer trance y yo comence a besarla despacito por toda la cara, muy despacito, solo rozandola con mis labios, casi como lo hacia con mi primera novia...
    Ella estaba exhausta, toda transpirada, y muy quieta, como entregada en mis brazos.
    No pude dejar de mirarla, no podia entender como se me habia entregado de esa forma.
    Quedamos asi un largo rato, mientras le seco la transpiracion con un pañuelo de papel y le sigo dando besos chiquitos.
    Me dice que la deje feliz, que era la primera vez que se siente asi con un hombre.
    Yo no soy de aceptar asi nomas un cumplido, me cuesta creer, pero no dije nada.
    Quedamos asi en la cama, abrazados y dejando que el tiempo pasara sin mas.
    Intercambiamos algunas palabras, algo de conversacion intrascendente y me pide que le permita ir al baño, cosa que obviamente le deje.
    Quedo solo unos instantes en esa cama, no doy demasiado credito a lo que termino de vivir, pero los hechos los tuve en mi propia cara.
    Ella vuelve del baño y se acuesta de nuevo a mi lado, me toma de la mano y me tiene asi mientras hablamos otro poco.
    Me pregunta si estoy conforme, ya que no culmine mientras ella si lo hizo.
    Yo no le digo de mi sorpresa y de mi perplejidad, pero le hago saber que disfrute muchisimo todo el gozo que me mostro, cosa que al fin de cuentas no es mentira.
    Pasamos a la accion de nuevo, comenzamos con mas besos, esos besos largos y bien mojados que tanto me conmueven y me exitan.
    Ahora mi ereccion es mas rapida, solo un beso y ya estoy listo, cosa que me sorprende gratamente.
    En el oido y en un susurro me dice que ahora me toca a mi gozar y comienza a hacerme un bucal increible.
    Usa los dientes para rozarme suavemente el glande y me da la impresion de querer acabar de una, pero no quiero e intento concentrarme en durar.
    Ahora, ella se sube encima mio, totalmente desnuda y comienza a frotar su sexo contra el mio, yo sin profilactico puesto...
    Siendo lo mas delicado y suave posible, le pido que me ponga un profilactico, a lo que me pregunta si le tengo miedo.
    Le respondo que no le tengo miedo, pero que yo quiero cuidarla, a lo que se estira sobre mi, me apoya esos pechos duritos sobre mi cara y toma un profilactico de la mesita de luz que esta al lado de la cama.
    Con suavidad y con notable pericia, pone el profilactico sobre mi pene y con la boca lo coloca totalmente...
    Ya con todo en orden, de nuevo a frotar, pero ahora las cosas son mas previsibles.
    Ella me frota lentamente, me gime al oido y siento que debo penetrarla.
    Con movimientos suaves ella encamina mi pene en su vagina sin usar las manos, es decir que yo solo debia encontrar el camino, cosa que me exito mucho.
    Moviendo sus caderas, logro penetrarla y ella me dice cosas suaves.
    Comienza a cabalgarme, ella no escatima en gastos a la hora del sexo por lo que puedo ver.
    Se mueve con fuerza y en ningun momento deja de apretarme, me sostiene de los hombros y cierra sus ojos. Quedan ante mi esos pechos deliciosos bamboleandose otra vez y de nuevo me prendo ahora si con desesperacion.
    Ella se acerca un poco para que yo los tenga bien al alcance y no deja de moverse sobre mi ni un instante.
    Estamos los dos empapados de sudor, pero seguimos con la tarea, hasta que finalmente alcanzo mi eyaculacion, cosa que ella perfectamente siente y me acompaña con suaves movimientos de su pelvis.
    No pense que yo podia alcanzar semejante explosion, simplemnte no acabe, explote...
    Ella se queda encima mio y me dice que tengo acabarla toda, mientras se recuesta encima mio y de nuevo comienza a besarme, como devolviendo mi gesto anterior.
    En eso, ella cada tanto da movimientos cortos, como provocando que yo siga eyaculando mas...
    Una experiencia que realmente no se como manejar y mas sabiendo el contexto en el que estaba.
    Quedamos asi un largo rato, besos, caricias y mas gestos de ternura entre ambos.
    Finalmente nos separamos, ambos empapados de sudor y sexo, pero con un extraño sentimiento de ternura y paz.
    Luego las cosas tomaron un rumbo mas previsible, algo mas esperable y me invita a tomar un baño, cosa que acepto ya que estaba empapado.
    Una ducha rapida y luego pasa ella a lo mismo.
    Finalmente resolvemos el tema del dinero, me quiere cobrar una hora y yo noto que han pasado dos horas y cuarto. Le pago todo, era lo menos que podia hacer.
    La espero y finalmente nos vestimos. Ella me despide con un beso casi timido, pero muy tierno y yo me despido con la promesa de volver a verla...
    Mientras me estoy yendo, me dice que la paso muy bien conmigo.
    Salgo a la calle, de nuevo a la realidad fria y vacia del mundo.

  • #2
    Respuesta: Cuando pensas que todo ya esta dicho...

    ufff colega que buen relato de experiencia vivida y que bueno llegar hasta el punto de empaparse en sudor y sexo.:026:la verdad lo felicito, saludos.
    DIOS NO PODIA ESTAR EN TODAS PARTES Y POR ESO CREO A LOS GATOS!!

    Comentario


    • #3
      Respuesta: Cuando pensas que todo ya esta dicho...

      Con sinceridad nunca pense poder vivir algo asi con una dama de la profesion, ni con mis ex logre algo asi en los momentos de gloria... Lamentablemente se que son esos regalos que se encuentran uno cada millon. Saludos!

      Comentario

      Trabajando...
      X