Anuncio

Colapsar
1 de 2 < >

Argentinaxp.com

Escorts
2 de 2 < >

Club de Caballeros Argentina

Obtené acceso a la mejor información de Argentina y el Mundo. Asociate hoy y comenzá a disfrutar!
Ver más
Ver menos

Primera vez con un chico

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Primera vez con un chico

    Fiamma escort vip Centro

    Escort en Tribunales

    Escort en Tribunales
    Un sábado hace algunos años cuando tenia 18 fui a una fiesta de cumpleaños por Caballito. La fiesta era de una chica de la facu, la verdad no la conocía, un amigo que si la conocí me invito a mí y un par de chicos más. La fiesta era en el SUM del edificio donde vivía esta chica, llegamos alrededor de las 10 de la noche, vimos varias caras conocidas. Con algunas de las personas había hablado en la facu, otras solo las tenia de vista. La noche pasó, una fiesta entretenida, estuvimos charlando con mucha gente. A las 3 de la mañana la gente empezó a partir, algunos a otras fiestas, unos a boliches, otros a sus casas. Lamentablemente el grupo con el que yo había ido entraba en esta última categoría, no hubo forma de convencerlos de seguir. Lucas, un chico con el que curse algunas materias aunque la verdad nunca cruce muchas palabras escucho nuestra conversación, se me acerco y me dijo si no quería ir a su casa a tomar algo y veíamos que hacíamos. Cualquier cosa era mejor que irme a dormir así que acepte sin mas.

    Si bien Lucas tenía mi misma edad parecía un par de años mas chico, era flaco, de pelo corto y cara de adolescente. Vivía solo en un departamento en Villa Urquiza, fuimos hasta allá en taxi, la charla durante el viaje fue muy amena, era un chico sencillo. Una vez en el departamento tomamos algo y el se sentó en la PC a ver si encontrábamos algún lugar donde ir. Seguimos charlando de la fiesta, la facu, la vida. Me puse a revolver unas revistas que había sobre la mesa ratona y me pare en seco al encontrar una en cuya tapa se veía a un hombre vestido de cuero sosteniendo su pene en la mano. Lucas se dio vuelta y poniéndose colorado me dijo “Eeee, esa revista la dejaron ahí unos amigos”. Hubo unos momentos de silencio “Igual vos sabes que yo soy gay, no?” “No, la verdad no sabia, igual todo bien, no es algo que me importe. Me impresiono un poco la foto, q tamaño, no?” Y los dos nos reímos. Lucas vino y se sentó conmigo en el sillón. “Y, la verdad si, es un pedazo importante” “Me hace sentir deprimido ver cosas así, lo mío es mas humilde” dije sonriendo. Lucas se río y me dijo “yo algunas vi, no creas que tantas, pero de ese tamaño nunca, así q no te sientas tan mal que son la excepción, jaja”. Empezamos a hojear la revista juntos, sentía como empezaba a ponerme colorado y caluroso, cada vez me costaba mas hablar. “Yo con hombres nunca estuve, si debo confesarlo he mirado algunos videos en Internet” “Ah si? Y? Te gustaron?” “Algunos si” “Y por qué se te dio por mirar eso?” “Que se yo, buscando porno de más pendejo alguna vez vi algo y de curioso entre. Después busque por que la verdad me calentaba tanto como porno heterosexual” “Con mujeres si estuviste” “Si, con chicas si” “Y con chicos quisieras estar o solo ver porno?” “No se… si, alguna vez quisiera estar, sentir como es, pero nunca me lo plantee seriamente, no se”.

    Lucas me miro fijo y me dijo poniendo su mejor sonrisa “Acá estamos los dos solos, si tense ganas de hacer algo decide y vemos, no tengo problema en ayudarte” “Gracias. Si, gracias, déjamelo pensar” “Tranqui que esta todo bien, no pongas esa cara seria, jaja. Dale, aflójate y seguimos buscando adonde ir, te parece?” “Estoy relajado, en serio, es solo cansancio” “Bueno, mejor así” dijo y se paró. De golpe se sacó la remera; era prácticamente lampiño. “Sigo?” me pregunto mirándome a los ojos sonrojándose. Lo único q atine a hacer fue asentir con la cabeza. Despacio se desabrocho el cinturón y saco los pantalones. Tenía puestos unos boxers ajustados blancos con rayas grises. Podía ver marcado en ellos su pija semi erecta mientras él la acariciaba. “Querés verla?” me pregunto. “Por favor” fue mi respuesta. Se saco los boxers y dejo delante de mí en todo su esplendor su pija. Era la primera vez q veía una que no fuese la mía, el prepucio todavía cubría su cabeza. Se acerco unos pasos a mí, sentado desde el sillón sentí un impulso y la tome con mi mano. Suavemente le descorrí el prepucio y comencé a masturbarlo; con mi otra mano le acariciaba los testículos. Iba mas rápido, mas despacio, la sopesaba, la miraba. Lucas permanecía parado emitiendo suaves gemidos. “Espera, vení” me dijo y tomándome de la mano me hizo parar frente a él. Me saco la remera y comenzó a besarme el cuello bajando hasta mis tetillas. Yo estaba temblando en una mezcla de nervios y placer. Mientras hacia esto me desabrocho el cinturón y abrió los pantalones dejándolos caer. Puso su mano en mi pecho y me empujo hasta q estuve sentado de nuevo. Se arrodillo ante mi y mirándome a los ojos puso sus dedos en el elástico de mi boxer. Lo mire a los ojos y asenti. Despacio empezó a bajarlos hasta dejármelos en los tobillos “Para mi es hermosa, no se que te quejabas antes” me dijo mientras pasaba su mano por mi pija que se encontraba erecta a punto de explotar.

    Acerco su cabeza y comenzó a chuparla. Yo estaba extasiado de placer, me relaje y sentí escalofríos recorriendo mi cuerpo. Después de unos minutos Lucas levanto la cabeza y me dijo que pasáramos al cuarto; me levante y lo seguí. Una vez ahí termine de sacarme la ropa y nos encontramos los dos desnudos, erectos, el uno frente al otro. “Quiero chuparte yo ahora” le dije. Se sonrío un poco sonrojado y me dijo que no había problema. Se acostó en la cama y yo me acosté de costado poniendo mi cabeza a la altura de su pija. Por segunda vez la tome entre mis manos y comencé a pajearlo. Acerque mi boca y me detuve unos segundos, tome aire y la metí. Era increíble la sensación de sentirla con mi lengua, salada por los líquidos que fluían, era algo instintivo para mi chuparla, sabia lo que tenia que hacer, lo hacia como me gustaría a mi que me lo hicieran. Unos minutos después pare y me acosté junto a Lucas; los dos nos mirábamos mientras nos pajeabamos mutuamente “Te animas a metérmela?” me dijo. “Si”. Entonces Lucas saco de la mesita de luz un frasco de lubricante, se puso un poco en la mano y comenzó a pasarlo por mi pija; después se puso en cuatro patas y se paso por la cola. Sin decir nada me puse atrás de él y acerque mi pija a su culo. La pase jugando por su ano, hacia círculos, la acercaba, la alejaba; hasta que no aguante más y comencé a empujar. Entro despacio y firme, sentía el interior de Lucas apretándola, la cabeza me explotaba. Empecé a bombear mientras Lucas gemía y se pajeaba; con cada embestida sentía escalofríos de placer recorriendo mi cuerpo. Cuando estuve a punto de acabar me detuve y le dije “Lu, quiero que me la metas vos ahora”. Lucas me empujo con una mano hasta que estuve afuera de él. “Dale, vos relájate y déjame a mi”. Me acostó en la cama boca arriba y me flexiono las rodillas, él se acomodo en el borde de la cama, sacó la lengua y comenzó a lamerme el ano. Nunca había sentido nada así, mientras me lamia con una mano me pajeba; mis gemidos se deberían oír a cuadras de distancia. Dejo de lamerme y se puso un poco de lubricante en los dedos, sentía como hacia círculos con uno en mi cola y muy suavemente empezó a meterlo. Al principio me dolió un poco, pero el placer podía mas, veía como mi pija goteaba. Metía y sacaba el dedo, hacia círculos adentro; después metió otro más y continúo con el mismo juego.

    “Estas listo?” Asentí. Se arrodillo en la cama con su pija en mi ano y se lubrico. La apoyo y muy despacio empezó a empujar. Al comienzo sentía que me partía del dolor pero no quería que pare. Al final estuvo adentro. Las primeras embestidas fueron lentas y dolorosas pero una vez me acostumbré todo fue placer. Lucas tomo ritmo y bombeaba como si se le fuera la vida en ello. Yo gemía y me agarraba a las sabanas. Después de unos minutos tome mi pija y quise pajearme; apenas moví la mano dos veces sentí que iba a acabar en el mismo momento que Lucas con vos entrecortada dijo “Acabo!”. Los dos explotamos juntos, yo salpique todo mi pecho y panza con leche mientras Lucas me lleno de leche a mi. Fue increíble sentirla caliente llenando mi cola, chorreando. Lucas la sacó y se acostó al lado mío jadeando, me alcanzo una toalla que tenia en la mesa de luz para que me limpie. Nos quedamos acostados recuperándonos de lo que fue una experiencia increíble.
Trabajando...
X