Anuncio

Colapsar
1 de 2 < >

Argentinaxp.com

Escorts
2 de 2 < >

Club de Caballeros Argentina

Obtené acceso a la mejor información de Argentina y el Mundo. Asociate hoy y comenzá a disfrutar!
Ver más
Ver menos

La mujer mas bella en mi cabaña de El Bolsón

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • La mujer mas bella en mi cabaña de El Bolsón

    Fiamma escort vip Centro

    Escort en Tribunales

    Escort en Tribunales
    Esto me pasó hace algunos inviernos atrás. Yo vivía en una cabaña dentro de una zona boscosa, y tenía una vecina muy bonita. Un par de años antes había salido Reina de la Nieve. Manteníamos una relación de muy buena amistad, y la verdad que las circunstancias no habían dado para mas... Las cabañas no tenían gas natural, y la calefacción era con gas envasado (carísimo!) y/o leña. Ella estaba estudiando de noche, por lo que cuando se iba alrededor de las 18hs. dejaba el hogar prendido. Cuando yo llegaba a eso de las 20hs. le ponía algunos leños mas para que le aguantara el fuego hasta las 24hs. que era cuando volvía. Una noche llegué y su cabaña estaba llena de humo. Había saltado una chispa sobre una colcha y se estaba prendiendo fuego. La apagué y por suerte no se le incendió todo! Pero tuve que apagar los leños y dejarle la puerta abierta de par en par para que saliera el humo. Obviamente cuando volvió se encontró con la sorpresa y la cabaña hecha una heladera, por lo que vino a mi cabaña para ver que había pasado. Previendo esto, había dejado yo mi puerta sin llave y estaba en la cama viendo tele. Cuando llamó a la puerta le dije que pasara y vino a mi habitación muy asustada y desesperada. Para que se den una idea mi cabaña era muy típica de la zona, mucha madera y piedra, hermosa pero chica. Tenía un pequeño estar con cocina incorporada, un baño chiquito y la habitación. Por tema económico a la noche solo dejaba la calefacción de mi dormitorio con la puerta cerrada, y el resto de la cabaña era Siberia. Asique entró y se sentó sobre mi cama llorando desconsoladamente. Como amigo y caballero, se imaginarán que la consolé, diciéndole que no se preocupara que había sido solamente humo y que podría haber sido peor. La tenía abrazada mientras le hablaba, y la verdad era que sentí que teníamos mucha onda en común. Le ofrecí que se quedara a dormir esa noche en casa, dado que no podía volver a la suya. Y como mi living era una heladera, le dije que si quería podía dormir en la cama conmigo. Se acostó y al principio estaba un poco tímida, pero al ratito me pidió que la volviera a abrazar que eso la hacía sentir muy bien. Y a mi no les cuento! Al rato de estar abrazados, le empecé a acariciar la cabeza, los brazos, las piernas, mientras le susurraba al oído. Noté que le encantaban mis mimos, asique proseguí con mas ahínco. De a poco le saqué el camisón y la empecé a besar por todo el cuerpo. Tenía unos pechos hermosos, grandes, redondos y con los pezones bien rosados. Enseguida al chupárselos se le pararon y empezó a retorcerse un poco. Fui bajando con los besos hasta que llegué al monte de Venus. Con su mano guió mi cabeza hasta su vagina y me ofreció el clítoris. Demás está decir que estaba empapada y al rato ya iba por su segundo orgasmo. Me pidió que me pusiera boca arriba y me sacó el pijama, comenzando ahora ella con los besos. Nunca había estado con una mujer tan dulce y delicada para las caricias. Cuando llegó a mi pene se lo metió todo en su boca, y me empezó a lamer y succionar con una delicadeza de maestra. Cuando casi no aguantaba mas la di vuelta y la penetré. Empezamos a movernos lentamente y gimiendo los dos logré que tuviera otro orgasmo, para seguir un rato mas y acabar los dos juntos. Descansamos un poco y comenzamos nuevamente. Esta vez le pedí la cola y me la dio sin problema. Al principio estaba un poco estrecha, pero con paciencia y saliva (como dice el refrán), de a poco le fue entrando hasta el fondo. Nunca vi a una mujer gozar tanto al dársela por atrás. Además me encantaba el culo que tenía, no demasiado grande pero bien redondeado, como me gustan a mi. Asique yo también gocé como loco. Y así estuvimos toda la noche. Como se imaginarán nunca mas se volvió a su cabaña. Estuvimos casi un año viviendo juntos hasta que ella se fue de El Bolsón. Una lástima porque era una verdadera belleza y además una mina estupenda. Pero en esos momentos éramos muy jóvenes, y cometí la estupidez de dejarla ir. En fin... por lo menos mientras duró la disfrutamos mucho!
    Espero que les haya gustado, y tal vez algún día ella lea esto y se acuerde de mí...
Trabajando...
X