Anuncio

Colapsar
1 de 2 < >

Argentinaxp.com

Escorts
2 de 2 < >

Club de Caballeros Argentina

Obtené acceso a la mejor información de Argentina y el Mundo. Asociate hoy y comenzá a disfrutar!
Ver más
Ver menos

Virgen a los 25 años...

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Virgen a los 25 años...

    Fiamma escort vip Centro

    Escort en Tribunales

    Escort en Tribunales
    Este relato es de algo que viví este año. Digamos un sueño hecho realidad para un hombre de 47 años.
    Me gustan las mujeres gorditas, rellenitas, no obesas, se entiende creo. Buenas carnes, tetas, culo grande.
    Y hace dos años tuve la suerte de conocer a la primera de ellas que era muy puta en la cama.
    El verano pasado, es decir de este 2009, una chica respondió a un aviso que puse donde decía que quería conocer a una mujer gordita. Era enero y yo salía con una mina, de vez en cuando, algo muy informal, era coger y punto. Esa mina me daba buen sexo, pero ustedes saben, uno siempre necesita probar otras cosas.
    Así fue que me contacto con esta chica, de 25 años, que de entrada me dice que es virgen...no lo podía creer. Pongamos que se llamaba Melanie.
    Bien, quedamos en encontrarnos un domingo a la tarde en Plaza San Martín ya que ella vivía en la zona norte y venía en tren.
    Yo le había dicho por mail que se quedara tranquila, que si no le gustaba lo que veía fuera sincera y todo iba a estar bien. Primero iríamos a tomar algo y después si ella estaba de acuerdo, al telo.
    Desde el día en que coordinamos el encuentro hasta el día D yo no podía sacarme de la cabeza a esta chica, pensando que me iba a comer a una virgencita de 25...
    Algo que aprendí desde que salgo con gorditas es que son las minas más entregadas en la cama, las más complacientes, las menos vuelteras o histéricas. Le pedís, te dan.
    Pero a pesar de ser gatero viejo uno es un caballero, y quería que su primera vez fuera inolvidable.
    Así que pensaba en no pedirle demasiado (específicamente el culo, que me había dicho que no estaba segura de si lo entregaría) y disfrutar y hacerle disfrutar del sexo en todo su esplendor.
    En general y a esta edad soy muy aguantador, puedo estar horas antes de acabar, algo que las minas agradecen.
    Nos encontramos en el lugar convenido, fuimos a tomar algo fresco, a charlar un rato, conocernos, y media hora después le pregunté si seguíamos con el plan, a lo que me responde con esa frescura de los 25 años:
    - Sí, vamos, todo bien.
    Nos tomamos un taxi y la llevé a un telo que tiene turnos largos.
    Una vez adentro, como me di cuenta de que estaba un poco nerviosa, volví a aclararle que no sucedería nada que ella no quisiera, que ella tenía las riendas de la situación, por así decirlo.
    Se tranquilizó con esas palabras, y comenzamos lentamente a desvestirnos.
    Primero los besos, largos, profundos, suaves.
    Ya sentía que se estaba mojando mientras la acariciaba por todo el cuerpo y ella respiraba con una calentura notable.
    Después fui bajando con los besos hasta las piernas, casi hasta los pies, y finalmente subiendo otra vez hasta sentir que sus piernas se separaban invitándome a meter la lengua en su conchita húmeda y dulce.
    Ahí me quedé jugando mientras ella suspiraba y gemía. Usando un poco los dedos estimulé su clítoris.
    Volvimos a besarnos apasionadamente hasta que muy lentamente empecé a penetrarla, buscando su placer.
    A esa altura ella estaba totalmente entregada y plena, disfrutando al máximo de esas sensaciones hasta el momento desconocidas.
    Hasta ese momento estaba usando preservativo, y le pedí que me dejara penetrarla un poco sin...
    Ella no lo dudó y me dijo:
    - Sí, pero un poco solamente...

    El poco se fue haciendo mucho, mientras le decía queno iba a acabarle adentro, y en ese momento me cuenta que tomaba anticonceptivos por un problema hormonal (algo que las gorditas suelen padecer).
    Entonces le pregunté si estaba todo bien seguir sin forro, y me dijo que sí, a pesar de que no me conocía pero confiaba en mí.
    Le garanticé que yo estaba (y estoy) sano porque me cuido siempre y las pocas veces que no me cuidé tuve la seguridad de hacerlo con mujeres sanas.
    Así que seguimos, yo en el paraíso total, con una virgen y sin forro...chupándole las tetas mientras cogíamos, alternando entre la suavidad y lo salvaje. A ella le gustaba y no parecía querer parar.
    Tuvo varios orgasmos breves y un poco rígidos por ser la primera vez,pero disfrutaba plenamente.
    Después de esa vez se sucedieron muchas otras, y en la segunda o tercera le pedí el culo, accediendo ella de buena gana.
    Me ocupé de lubricarla bien y jugar mucho con los dedos antes de arremeter con mi miembro, de considerable tamaño y dureza, que pensaba la iba a partir al medio o provocarle mucho dolor, algo que yo no deseaba porque mi intención era que disfrutara y se repitiera.
    En un momento, cuando terminé de hundirme en su culo cerradísimo y caliente, me dijo que le dolía.
    Le dije que se tocara el clítoris y al hacerlo comenzó a disfrutar del sexo anal.
    No pude contenerme al verla de espaldas con su enorme culo siendo penetrado por mí, y la abracé por las tetas hasta darle a fondo y acabar en un chorro que pareció interminable...
    Después hubo más encuentros, siempre muy calientes y ella ya casi una perrita sumisa que pedía todo lo que sabía que me gustaba.
    Entre los encuentros me mandaba mails diciendo todo tipo de cosas calientes para ponerme a mil, algo que sabía que funcionaba como un viagra natural.
    Bueno colegas gateros, espero les haya gustado mi XP con esta chica joven y virgen, y no pierdan las esperanzas que siempre hay alguna posibilidad de tocar el cielo con las manos, como en este caso.
    saludos cordiales y a coger que chocan los planetas!

  • #2
    Respuesta: Virgen a los 25 años...

    Te felicito por el ingenio que tuviste al colocar el aviso que abrio el camino al suenio que lograste hacer realidad, tengo unos cuantos anios mas que vos, pero me veo reflejado en muchos de tus pensamientos y actitudes, y hasta veo que nos gustan el mismo tipo de mujeres. Tengo que agradecerte que hayas compartido esta experiencia porque deja latentes muchas esperanzas, que es lo ultimo que hay que perder.

    Saludos, Pata

    Comentario

    Trabajando...
    X