Anuncio

Colapsar
1 de 2 < >

Argentinaxp.com

Escorts
2 de 2 < >

Club de Caballeros Argentina

Obtené acceso a la mejor información de Argentina y el Mundo. Asociate hoy y comenzá a disfrutar!
Ver más
Ver menos

Un País Insolente

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Avatar de Invitado
    Invitado comenzó un tema Un País Insolente

    Un País Insolente

    Hola a Todos, el otro día me llego esto. No se quien es el Dr. Mario Rosen, pero el texto me parecio muy bueno y por ende es que lo comparto con ustedes. Saludos.

    En mi casa me enseñaron bien, pero todo estaba mal. Cuando yo era un niño, en mi casa me enseñaron a honrar dos reglas sagradas:

    Regla N° 1: En esta casa las reglas no se discuten.
    Regla N° 2: En esta casa se debe respetar a papá y mamá.

    Y esta regla se cumplía en ese estricto orden. Una exigencia de mamá, que nadie discutía... Ni siquiera papá. Astuta la vieja, porque así nos mantenía a raya con la simple amenaza: “Ya van a ver cuando llegue papá”. Porque las mamás estaban en su casa. Porque todos los papás salían a trabajar... Porque había trabajo para todos los papás, y todos los papás volvían a su casa.

    No había que pagar rescate o ir a retirarlos a la morgue. El respeto por la autoridad de papá (desde luego, otorgada y sostenida graciosamente por mi mamá) era razón suficiente para cumplir las reglas.

    Usted probablemente dirá que ya desde chiquito yo era un sometido, un cobarde conformista o, si prefiere, un pequeño fascista, pero acépteme esto: era muy aliviado saber que uno tenía reglas que respetar. Las reglas me contenían, me ordenaban y me protegían. Me contenían al darme un horizonte para que mi mirada no se perdiera en la nada, me protegían porque podía apoyarme en ellas dado que eran sólidas. Y me ordenaban porque es bueno saber a qué atenerse. De lo contrario, uno tiene la sensación de abismo, abandono y ausencia.

    Las reglas a cumplir eran fáciles, claras, memorables y tan reales y consistentes como eran “lavarse las manos antes de sentarse a la mesa” o “escuchar cuando los mayores hablan”.

    Había otro detalle, las mismas personas que me imponían las reglas eran las mismas que las cumplían a rajatabla y se encargaban de que todos los de la casa las cumplieran. No había diferencias. Éramos todos iguales ante la Sagrada Ley Casera.

    Sin embargo, y no lo dude, muchas veces desafié “las reglas” mediante el sano y excitante proceso de la “travesura” que me permitía acercarme al borde del universo familiar y conocer exactamente los límites. Siempre era descubierto, denunciado y castigado apropiadamente.

    La travesura y el castigo pertenecían a un mismo sabio proceso que me permitía mantener intacta mi salud mental. No había culpables sin castigo y no había castigo sin culpables. No me diga, uno así vive en un mundo predecible.

    El castigo era una salida terapéutica y elegante para todos, pues alejaba el rencor y trasquilaba a los privilegios. Por lo tanto las travesuras no eran acumulativas. Tampoco existía el dos por uno. A tal travesura tal castigo. Nunca me amenazaron con algo que no estuvieran dispuestos y preparados a cumplir.

    Así fue en mi casa. Y así se suponía que era más allá de la esquina de mi casa. Pero no. Me enseñaron bien, pero estaba todo mal. Lenta y dolorosamente comprobé que más allá de la esquina de mi casa había “travesuras” sin “castigo”, y una enorme cantidad de “reglas” que no se cumplían, porque el que las cumple es simplemente un estúpido (o un boludo, si me lo permite).

    El mundo al cual me arrojaron sin anestesia estaba patas arriba. Conocí algo que, desde mi ingenuidad adulta (sí, aún sigo siendo un ingenuo), nunca pude digerir, pero siempre me lo tengo que comer: la impunidad. ¿Quiere saber una cosa? En mi casa no había impunidad. En mi casa había justicia, justicia simple, clara, e inmediata. Pero también había piedad.

    Le explicaré: Justicia, porque “el que las hace las paga”. Piedad, porque uno cumplía la condena estipulada y era dispensado, y su dignidad quedaba intacta y en pie. Al rincón, por tanto tiempo, y listo... Y ni un minuto más, y ni un minuto menos. Por otra parte, uno tenía la convicción de que sería atrapado tarde o temprano, así que había que pensar muy bien antes de sacar los pies del plato.

    Las reglas eran claras. Los castigos eran claros. Así fue en mi casa. Y así creí que sería en la vida. Pero me equivoqué. Hoy debo reconocer que en mi casa de la infancia había algo que hacía la diferencia, y hacía que todo funcionara. En mi casa había una “Tercera Regla” no escrita y, como todas las reglas no escritas, tenía la fuerza de un precepto sagrado. Esta fue la regla de oro que presidía el comportamiento de mi casa:

    Regla N° 3: No sea insolente. Si rompió la regla, acéptelo, hágase responsable, y haga lo que necesita ser hecho para poner las cosas en su lugar.

    Ésta es la regla que fue demolida en la sociedad en la que vivo. Eso es lo que nos arruinó. La INSOLENCIA. Usted puede romper una regla, es su riesgo, pero si alguien le llama la atención, o es atrapado, no sea arrogante e insolente, tenga el coraje de aceptarlo y hacerse responsable. Pisar el césped, cruzar por la mitad de la cuadra, pasar semáforos en rojo, tirar papeles al piso, tratar de pisar a los peatones, todas son travesuras que se pueden enmendar... a no ser que uno viva en una sociedad plagada de insolentes. La insolencia de romper la regla, sentirse un vivo, e insultar, ultrajar y denigrar al que responsablemente intenta advertirle o hacerla respetar. Así no hay remedio.

    Nuestro mal es la insolencia. La insolencia está compuesta de petulancia, descaro y desvergüenza. La insolencia hace un culto de cuatro principios:

    -Pretender saberlo todo
    -Tener razón hasta morir
    -No escuchar
    -Tú me importas, sólo si me sirves.


    Bueno, y así están las cosas. Ah, me olvidaba, ¿Las reglas sagradas de mi casa serían las mismas que en la suya? Qué interesante. ¿Usted sabe que demasiada gente me ha dicho que ésas eran también las reglas en sus casas? Tanta gente me lo confirmó que llegué a la conclusión que somos una inmensa mayoría. Y entonces me pregunto, si somos tantos, ¿Por qué nos acostumbramos tan fácilmente a los atropellos de los insolentes? Yo se lo voy a contestar.

    PORQUE ES MÁS CÓMODO, y uno se acostumbra a cualquier cosa, para no tener que hacerse responsable. Porque hacerse responsable es tomar un compromiso y comprometerse es aceptar el riesgo de ser rechazado, o criticado. Además, aunque somos una inmensa mayoría, no sirve para nada, ellos son pocos pero muy bien organizados. Sin embargo, yo quiero saber cuántos somos los que estamos dispuestos a respetar estas reglas.
    Le propongo que hagamos algo para identificarnos entre nosotros. No tire papeles en la calle. Si ve un papel tirado, levántelo y tírelo en un tacho de basura. Si no hay un tacho de basura, llévelo con usted hasta que lo encuentre. Si ve a alguien tirando un papel en la calle, simplemente levántelo usted y cumpla con la regla 1. No va a pasar mucho tiempo en que seamos varios para levantar un mismo papel.
    Si es peatón, cruce por donde corresponde y respete los semáforos, aunque no pase ningún vehículo, quédese parado y respete la regla!!
    Si es un automovilista respete los semáforos, y respete los derechos del peatón. Si saca a pasear a su perro, levante los desperdicios.

    Todo esto parece muy tonto, pero no lo crea, es el único modo de comenzar a desprendernos de nuestra proverbial INSOLENCIA. Yo creo que la insolencia colectiva tiene un solo antídoto, la responsabilidad individual. Creo que la grandeza de una nación comienza por aprender a mantenerla limpia y ordenada. Si todos somos capaces de hacer esto, seremos capaces de hacer cualquier cosa.


    Porque hay que aprender a hacerlo todos los días. Ése es el desafío. Los insolentes tienen éxito porque son insolentes todos los días, todo el tiempo. Nuestro país está condenado: O aprende a cargar con la disciplina o cargará siempre con el arrepentimiento.

    ¿A USTED QUÉ LE PARECE? ¿PODREMOS RECONOCERNOS EN LA CALLE?
    Dr. Mario Rosen
    Espero no haber sido insolente. En ese caso, disculpe.

  • manosanta
    respondió
    Respuesta: Un País Insolente

    Originalmente publicado por Mariano67 Ver Mensaje
    Esa frase: ¿Sabe que esta haciendo su hijo ahora? me parecía y me parece positiva ya que significa que hay un mínimo control sobre el mismo, significa que había limites que ayudaban a su educación.
    Todo lo contrario de ahora en que muchos padres parece que tuvieran miedo de ponerlos. Y después se quejan cuando salen cualquier cosa, cuando hacen cualquier cosa.
    Ahora "sin televisión" ¿De que época estas hablando? TV hay en Argentina desde 1951 y se hizo masiva a partir de 1960.
    De que haya un mínimo de reglas a seguir no significa que automáticamente estemos en una sociedad autoritaria o totalitaria.
    De ninguna manera. Esa frase, en el contexto en que fue dicha, es una de las mas miserables y lamentables de las que tenga memoria.
    Para los hijos de puta que gobernaban en la época, "andar en algo raro" significaba desde leer a Tolstoi, discutir temas sociales en un ámbito universitario, tener inquietudes sociales o pelear por el medio boleto estudiantil.

    Sobre el tema televisión me parece claro de lo que hablo. Si bien se masificó en los ´60, no me podés comparar "La Nena", "La Tuerca" o "Los Campanelli" con este festival de miseria humana, morbo y falta de valores que se emite ahora.

    En lo último que expresaste, coincidimos.

    Dejar un comentario:


  • Avatar de Invitado
    Invitado respondió
    Respuesta: Un País Insolente

    Originalmente publicado por Mariano67 Ver Mensaje
    La sociedad civil NO acompañó TODOS los golpes de Estado. Parte de la misma lo hizo, los intolerantes, los que se sentían tocados en sus intereses (generalmente empresas de alto poder económico a las que no les gustaba lo que estaba haciendo el gobierno de turno).
    Si los milicos estuvieran fuertes seguro que cuando estuvo el conflicto Gobierno-Campo por las retenciones, un montón de intolerantes ANTIDEMOCRATICOS sumados a los "campesinos" que cortaban rutas y se sentían tocados en sus mezquinos intereses hubiesen ido a tocar la puerta de los cuarteles en animo DESTITUYENTE.

    Si se gastase más en educación pública y la gente fuese más respetuosa, seria un reaseguro para que NUNCA MÁS vuelvan milicos ni cosa que se le parezca.
    Obviamente siempre hubo gente en contra, pero mayoritariamente se acompañó a todos los golpes de estado.

    Dejar un comentario:


  • Avatar de Invitado
    Invitado respondió
    Respuesta: Un País Insolente

    Otro usuario que ha intervenido varias veces en este post HACE ENFASIS en los mensajes que transmite la television.........YO COMPARTO SUS CONCEPTOS por eso considero que se podrìa utilizar el mismo medio de comunicaciòn PARA REVERTIR ESTA LAMENTABLE SITUACION ACTUAL.........como?, que tal si tapizamos la ciudad con cartelitos y se solicita a los medios de comunicaciòn tanto radial, como televisivos para que cada media hora hagan leer y/o escuchar EL SIGUIENTE MENSAJE:

    " Tus Derechos terminan donde principian los de los demas........Y VICEVERSA "

    Puede que sea un lavado de cerebro............PERO EN TODO CASO ME PARECE QUE SERIA PARA BIEN.......si total, son los medios mas que nada televisivos los que vuelven y mantienen idiotizada a mucha gente y en especial a las futuras generaciones.


    CCdeC

    Dejar un comentario:


  • Avatar de Invitado
    Invitado respondió
    Respuesta: Un País Insolente

    Los limites son necesarios. Las sociedades funcionan con limites.

    Las amenzanas no (yo me canse de chiquito de escuchar "ayyy cuando venga tu padre!" y me cagaba todo)
    Hay varios estudios psicologicos donde realmente comprueba que los limites son necesarios. Nose cuantos de estos pueden tildarse de "fachos" (desde mi punto de vista una exageracion) o no.

    Pero la educacion en casa es lo mas importante que uno puede recibir, mas alla de aprender a sumar / restar, ética, valores, respeto y demás dificilmente se aprenden en la escuela.

    Dejar un comentario:


  • Avatar de Invitado
    Invitado respondió
    Respuesta: Un País Insolente

    Originalmente publicado por xhopper Ver Mensaje
    No tendrá algo que ver que los militares "reserva moral de la Nación" e "invictas fuerzas armadas de la Patria" perdieron una guerra y desde entonces cayeron en desgracia ante la sociedad civil que acompañó TODOS los golpes de Estado?
    Vos creés que si ahora se gastase mas en educación pública y si la gente fuese mas respetuosa volverían los milicos?
    Yo no lo creo.
    La sociedad civil NO acompañó TODOS los golpes de Estado. Parte de la misma lo hizo, los intolerantes, los que se sentían tocados en sus intereses (generalmente empresas de alto poder económico a las que no les gustaba lo que estaba haciendo el gobierno de turno).
    Si los milicos estuvieran fuertes seguro que cuando estuvo el conflicto Gobierno-Campo por las retenciones, un montón de intolerantes ANTIDEMOCRATICOS sumados a los "campesinos" que cortaban rutas y se sentían tocados en sus mezquinos intereses hubiesen ido a tocar la puerta de los cuarteles en animo DESTITUYENTE.

    Si se gastase más en educación pública y la gente fuese más respetuosa, seria un reaseguro para que NUNCA MÁS vuelvan milicos ni cosa que se le parezca.

    Dejar un comentario:


  • gatero rural
    respondió
    Respuesta: Un País Insolente

    Este es un juez de menores y nos dá un clase para el que quiera verla...
    http://blogs.periodistadigital.com/electroduende.php/2007/09/19/emiliocalatayud_menores8794

    Dejar un comentario:


  • Avatar de Invitado
    Invitado respondió
    Respuesta: Un País Insolente

    Originalmente publicado por manosanta Ver Mensaje
    Está bien. Ahora: ¿por qué sociedades y/o épocas en donde esos valores exisitían, aplaudieron o fueron partícipes de hechos trágicos, como ser apoyo a gobiernos totalitarios, persecusiones etc?
    Porque vos planteás la subida al poder del pingüino. Pero en la Argentina de los "Niños Plus Ultra" se apoyó al golpe de Onganía.

    Porque el mismo abuelito que ahora dice "qué vergüenza esta juventud!! ya no hay respeto!!" capaz que es un hijo de mil putas que en su juventud se alegró con el Franquismo y aplaudió a Videla. Eso sí: se sabía el Quijote de memoria y lo trataba de "Usted" al padre.

    Te repito (antes de que me salten a la yugular): estoy de acuerdo conque se debe vover al respeto y a la educación. Lo mío es una pregunta para la que no tengo respuesta.

    Te ayudo. Es condición necesaria pero no suficiente para convivir en una sociedad mejor.



    Slds,

    Dejar un comentario:


  • Avatar de Invitado
    Invitado respondió
    Respuesta: Un País Insolente

    Originalmente publicado por manosanta Ver Mensaje
    No quiero ser reiterativo (si querés leé mi mensaje anterior). Detesto la incultura y la falta de respeto

    Pero:
    Sin televisión
    Sin Gran Hermano
    Sin Cumbio
    Con mas y mejor educación tuvimos "¿sabe que está haciendo su hijo ahora?"

    Ahora:
    Con una sarta de nabos cuyo único interés es el Facebook
    vivimos en democracia y con libertad desde hace 26 años

    Es una reflexión, nomás...
    Esa frase: ¿Sabe que esta haciendo su hijo ahora? me parecía y me parece positiva ya que significa que hay un mínimo control sobre el mismo, significa que había limites que ayudaban a su educación.
    Todo lo contrario de ahora en que muchos padres parece que tuvieran miedo de ponerlos. Y después se quejan cuando salen cualquier cosa, cuando hacen cualquier cosa.
    Ahora "sin televisión" ¿De que época estas hablando? TV hay en Argentina desde 1951 y se hizo masiva a partir de 1960.
    De que haya un mínimo de reglas a seguir no significa que automáticamente estemos en una sociedad autoritaria o totalitaria.

    Dejar un comentario:


  • Avatar de Invitado
    Invitado respondió
    Respuesta: Un País Insolente

    Originalmente publicado por Juancho Talarga Ver Mensaje
    Un obscuro gobernador de una provincia patagonica, que por su torpeza y su desaliño hasta causa simpatia se transforma en presidente, y el paso del tiempo, y el usufructuo del poder total...
    Pobrecitos foreros, no saben, no tienen la más pálida idea de lo que es el poder total.
    En este país ni los milicos del proceso tuvieron el poder total, uno controlaba y le movía el piso a otro. ¿Te acordás como cayó Viola?
    En el Siglo pasado quizás los que estuvieron más cerca del poder total hayan sido Hitler y Stalin.
    Así que tildar de totalitario al pingüino...buah, hay mucho ignorante en el foro...

    Dejar un comentario:


  • thongas
    respondió
    Respuesta: Un País Insolente

    Bueno, bueno!! Quede en una posición un tanto incomoda, pero creo que inmerecida! Lo que dije fue que lo de juntar papelitos esta perfecto, así como el respeto por las reglas de convivencia en general. Y mucho mejor es simplemente ser honesto, cosa que decanta hacia las demás. Creo que mis ideas al respecto son claras aca:

    http://www.foro-escorts.com.ar/foros...atarsis-72992/

    Ahora bien, el texto ese tiene un tufo autoritario y controlador que a mi me hace mucho ruido y por eso lo tildo de facho. Quizás yo sea de los que hilan demasiado fino, lo admito. Pero es muy fácil encubrir, so pretexto de bien común, ideas que no son muy santas. Solo se necesita asociar conceptos que son taxativamente buenos (digamos concepto “A”) a otros que no (digamos concepto “B”) y luego que parezca que si vas en contra de B también de A.

    Si bien es cierto que no es fascismo 100% tiene ese olorcito!
    La definición de diccionario no sirve pa nada, porque no explica la naturaleza de los métodos fascistas.

    Para los que les interese aca dejo un enlace y el texto, un poco largo, de alguien que escribe mejor que yo y que descuartiza al textito ese.


    La Argentina Insolente...

    No hace mucho tiempo llegó a mis manos un texto que anda circulando por internet: ¨La Argentina Insolente¨ del Dr.Mario Rosen. Por lo general,no leo este tipo de cadenas,pero esta la leí.La leí y me hicieron mucho ruido varios puntos que toca el autor y la forma en que los desarrolla. Creo discentir con muchos de sus postulados y en este artículo quiero decir por qué. el texto del Dr.Rosen no lo voy a transcribir ya que la interpretación expuesta tiene citas textuales, lo que permite entenderla sin haberlo leído, de todas formas, a quien le interese leerlo puede encontrar el artículo del Dr. en: http://www.bolinfodecarlos.com.ar/ar..._insolente.htm .
    Esto es lo que yo tengo para decir.

    Como no puede ser de otra manera, empezemos por el principio:
    El texto comienza con el autor diciendo ¨en mi casa me enseñaron bien pero todo estaba mal¨, para justificar esta frase,quien narra, hace alusión a dos ¨leyes sagradas¨ que en su casa debían respetarse, la primera de ellas era ¨En esta casa las reglas no se discuten¨, podríamos decir sobre esta que no es muy democrática que digamos y que en todo caso las reglas deberían ser discutidas para que se impongan por peso propio y no por un mandato que se presenta sin razones lógicas aparentes. De esta forma las reglas serían no ¨acatadas¨ sino ¨comprendidas¨ y seguramente no serían discutidas, ya uqe no habría razones para hacerlo.
    La segunda regla que nos trae esta persona es: ¨En casa se debe respetar a mamá y a papá¨, sobre este enunciado lo único que voy a decir es que habría que ver de qué mamá y de qué papá estamos hablando, lamentablemente no son pocos los abusos que sufrieron y que sufren muchos chicos a costas del exceso de autoridad que los padres ejercen sobre ellos. La primer autoridad que uno tiene sin duda son los padres, esta figura, ya de adultos, es transportada al gobierno, es curioso los resultados que obtenemos si transportamos estos mandatos a este plano, tenemos consignas como ¨no discutir las reglas¨ y ¨respetar la autoridad¨,a mi me resulta interesante leerlo desde este ángulo. ( vale destacar que estos comportamientos de niños pueden contribuír a crear,de grandes, en el subconsciente, sumisión y obediencia a esa figura de autoridad)
    Estos ¨mensajes¨, por llamarlos de alguna forma, no terminan aquí, el texto continúa con ¨mamá nos mantenía a raya con la simple amenaza -ya van a ver cuando llegue papá-¨,esto es, como yo lo veo, utilizar el miedo para tener obediencia, la figura del padre se convierte en una figura temida y por más que esta sea una frase común en muchos hogares,no la justifica.
    Después intenta hacer una asociación de estas ¨reglas¨ con ¨los secuestros¨ y ¨el desempleo¨. Marcando que antes no había secuestros, ni la desocupación que hay hoy en día, pero no dá más razones que sus ¨leyes familiares¨ para avalar esto.
    En este punto quien narra admite q lo pueden llamar conformista,cobarde etc...pero enseguida se justifica diciendo que ¨sentía alivio de tener reglas que respetar¨, en otras palabras, elegía el camino más fácil, acataba sin cuestionar y sin buscar razones a las órdenes que recibía, es interesante este comportamiento si nuevamente lo transportamos a que esa figura que hoy le dá órdenes y que él no discute, mañana estará representada por el gobierno.
    Después intenta darle validez a la autoridad de sus padres diciendo que ellos eran los primeros en respetar esas reglas. Es lógico, por lo que dijo anteriormente, que sus padres acataran esas reglas,en las que ellos son la máxima autoridad y en las que nadie los discute. Con esto no quiero decir que uno deba vivir sin reglas y oponiéndose a todo lo que digan los padres,sino que estas reglas deben ser producto de un concenso y de un razonmiento lógico y no de una imposición, tanto en el campo familiar como en cualquier otro. Además es probable que esos padres hayan sido en su infancia víctimas de ese autoritarismo que ahora ejercen con sus hijos y que sus hijos ejerceran con sus sucesores, con la excusa de que ¨siempre fue así¨´(sin que nadie sepa por qué siempre ha sido así, ya que no podía cuestionarse a los padres).
    Después habla de que cuando transgedía alguna regla, él sabía que debía aceptar el castigo sin resistencia...castigo impuesto por romper una regla de la que nunca pudo pedir una explicación o discutirla (ya que la 1er regla de la familia de esta persona así lo enuncia).
    Recordemos aquí la frase con la que el texto comenzó:¨en mi casa me enseñaron bien, pero todo estaba mal¨ creo discutible si en la casa de este hombre estaba todo tan bien como él cree.
    Dirá posteriormente que en su casa había justicia (dónde las reglas no se discuten, las autoridades tampoco, se obedece mediante el miedo y se aceptan sin resistencia los castigos). Y señalará que de grande se dá cuenta de que en el resto de las casas las cosas no eran así. Entonces desarrollará una teoría por la cual esas personas en cuyas casas las cosas no eran como en la de él son los que hoy pasan semáforos en rojo, pisan el pasto donde no se puede etc. Y todo eso porque no tuvieron en sus casas reglas autoritarias que de grandes les enseñen a respetar.Creo que este hombre se equivoca porque no tienen nada que ver las reglas ¨sin razón¨ que le imponían en su casa, con reglas generales que si tienen explicación y peso por si solas (no cruzar el semaforo en rojo etc).
    Después dirá que es una injusticia que se paguen subsidios a los que no trabajan con la plata de los que trabajan. Esto daría para hablar mucho, pero ya me extendí demasiado, así que voy a decir nada más, que las cosas no son tan así como este hombre las representa. Hoy un piquetero no consigue trabajo tan fácil y si consigue lo explotan y está en negro y en malas condiciones, siendo excluído por una gran parte de la sociedad que lo ve como un ¨insolente¨, sin pensar que ese corte de ruta lo hace porque ve a sus hijos con hambre, porque prefiere cortar una ruta a salir a robar y mil razones más que al no ser piquetero seguramente nunca conoceré. Hay casos particulares como en todos lados, pero el autor del mail habla como si todo fuera ¨blanco¨ o ¨negro¨ y no es tan simple,en este asunto hay blancos, hay negros y hay grises.Es mucho más complejo que decir ¨se les dan subsidios a los que no trabajan con la plata de los que trabajan¨...¨y ensima cortan rutas¨.Bueno este tema dá para más...yo no voy a ahondar, quizás en otra oportunidad.
    Bueno, como conclusión y ya para ir terminando creo que este hombre, el ¨Dr.Mario Rosen¨, intenta justificar algunos enunciados haciendo un análisis muy superficial, entrando en varias contradicciones, y por lo menos para mí, muy cuestionables. Además de mezclar reglas generales, con reglas familiares y con política y un montón de cosas que son imposibles de relacionar. Yo veo en el texto una especie de doble mensaje, uno de ellos apatrenta justificar al otro y el otro, el de abajo, está repleto de valoraciones personales, que no me cabe la menor duda mucha gente comparte, y que apunta a influír sobre la subjetividad de las personas.Creo que el texto puede confundir, cada uno sacará sus conclusiones, estas fueron las mías.
    ¿Y vos, que tenés para decir ?
    Publicado por Alejo en 10:54 AM

    http://loquehayparadecir.blogspot.com/2006/08/la-argentina-insolente.html
    Editado por última vez por thongas; http://www.escortsxp.com/foro/member/19384-thongas en 05/06/09, 11:57:13.

    Dejar un comentario:


  • thongas
    respondió
    Respuesta: Un País Insolente

    Bueno, bueno!! Quede en una posición un tanto incomoda, pero creo que inmerecida! Lo que dije fue que lo de juntar papelitos esta perfecto, así como el respeto por las reglas de convivencia en general. Y mucho mejor es simplemente ser honesto, cosa que decanta hacia las demás y es mas abarcativa. Creo que mis ideas al respecto son claras aca:

    http://www.foro-escorts.com.ar/foros...atarsis-72992/

    Ahora bien, el texto ese tiene un tufo autoritario y controlador que a mi me hace mucho ruido y por eso lo tildo de facho. Quizás yo sea de los que hilan demasiado fino, lo admito. Pero es muy fácil encubrir, so pretexto de bien común, ideas que no son muy santas. Solo se necesita asociar conceptos que son taxativamente buenos (digamos concepto “A”) a otros que no (digamos concepto “B”) y luego que parezca que si vas en contra de B también de A.

    Si bien es cierto que no es fascismo 100% tiene ese olorcito!
    La definición de diccionario no sirve pa nada, porque no explica la naturaleza de los métodos fascistas.

    Para los que les interese aca dejo un enlace y el texto, un poco largo, de alguien que escribe mejor que yo y que descuartiza al textito ese.

    La Argentina Insolente...

    No hace mucho tiempo llegó a mis manos un texto que anda circulando por internet: ¨La Argentina Insolente¨ del Dr.Mario Rosen. Por lo general,no leo este tipo de cadenas,pero esta la leí.La leí y me hicieron mucho ruido varios puntos que toca el autor y la forma en que los desarrolla. Creo discentir con muchos de sus postulados y en este artículo quiero decir por qué. el texto del Dr.Rosen no lo voy a transcribir ya que la interpretación expuesta tiene citas textuales, lo que permite entenderla sin haberlo leído, de todas formas, a quien le interese leerlo puede encontrar el artículo del Dr. en: http://www.bolinfodecarlos.com.ar/argentina_insolente.htm .
    Esto es lo que yo tengo para decir.

    Como no puede ser de otra manera, empezemos por el principio:
    El texto comienza con el autor diciendo ¨en mi casa me enseñaron bien pero todo estaba mal¨, para justificar esta frase,quien narra, hace alusión a dos ¨leyes sagradas¨ que en su casa debían respetarse, la primera de ellas era ¨En esta casa las reglas no se discuten¨, podríamos decir sobre esta que no es muy democrática que digamos y que en todo caso las reglas deberían ser discutidas para que se impongan por peso propio y no por un mandato que se presenta sin razones lógicas aparentes. De esta forma las reglas serían no ¨acatadas¨ sino ¨comprendidas¨ y seguramente no serían discutidas, ya uqe no habría razones para hacerlo.
    La segunda regla que nos trae esta persona es: ¨En casa se debe respetar a mamá y a papá¨, sobre este enunciado lo único que voy a decir es que habría que ver de qué mamá y de qué papá estamos hablando, lamentablemente no son pocos los abusos que sufrieron y que sufren muchos chicos a costas del exceso de autoridad que los padres ejercen sobre ellos. La primer autoridad que uno tiene sin duda son los padres, esta figura, ya de adultos, es transportada al gobierno, es curioso los resultados que obtenemos si transportamos estos mandatos a este plano, tenemos consignas como ¨no discutir las reglas¨ y ¨respetar la autoridad¨,a mi me resulta interesante leerlo desde este ángulo. ( vale destacar que estos comportamientos de niños pueden contribuír a crear,de grandes, en el subconsciente, sumisión y obediencia a esa figura de autoridad)
    Estos ¨mensajes¨, por llamarlos de alguna forma, no terminan aquí, el texto continúa con ¨mamá nos mantenía a raya con la simple amenaza -ya van a ver cuando llegue papá-¨,esto es, como yo lo veo, utilizar el miedo para tener obediencia, la figura del padre se convierte en una figura temida y por más que esta sea una frase común en muchos hogares,no la justifica.
    Después intenta hacer una asociación de estas ¨reglas¨ con ¨los secuestros¨ y ¨el desempleo¨. Marcando que antes no había secuestros, ni la desocupación que hay hoy en día, pero no dá más razones que sus ¨leyes familiares¨ para avalar esto.
    En este punto quien narra admite q lo pueden llamar conformista,cobarde etc...pero enseguida se justifica diciendo que ¨sentía alivio de tener reglas que respetar¨, en otras palabras, elegía el camino más fácil, acataba sin cuestionar y sin buscar razones a las órdenes que recibía, es interesante este comportamiento si nuevamente lo transportamos a que esa figura que hoy le dá órdenes y que él no discute, mañana estará representada por el gobierno.
    Después intenta darle validez a la autoridad de sus padres diciendo que ellos eran los primeros en respetar esas reglas. Es lógico, por lo que dijo anteriormente, que sus padres acataran esas reglas,en las que ellos son la máxima autoridad y en las que nadie los discute. Con esto no quiero decir que uno deba vivir sin reglas y oponiéndose a todo lo que digan los padres,sino que estas reglas deben ser producto de un concenso y de un razonmiento lógico y no de una imposición, tanto en el campo familiar como en cualquier otro. Además es probable que esos padres hayan sido en su infancia víctimas de ese autoritarismo que ahora ejercen con sus hijos y que sus hijos ejerceran con sus sucesores, con la excusa de que ¨siempre fue así¨´(sin que nadie sepa por qué siempre ha sido así, ya que no podía cuestionarse a los padres).
    Después habla de que cuando transgedía alguna regla, él sabía que debía aceptar el castigo sin resistencia...castigo impuesto por romper una regla de la que nunca pudo pedir una explicación o discutirla (ya que la 1er regla de la familia de esta persona así lo enuncia).
    Recordemos aquí la frase con la que el texto comenzó:¨en mi casa me enseñaron bien, pero todo estaba mal¨ creo discutible si en la casa de este hombre estaba todo tan bien como él cree.
    Dirá posteriormente que en su casa había justicia (dónde las reglas no se discuten, las autoridades tampoco, se obedece mediante el miedo y se aceptan sin resistencia los castigos). Y señalará que de grande se dá cuenta de que en el resto de las casas las cosas no eran así. Entonces desarrollará una teoría por la cual esas personas en cuyas casas las cosas no eran como en la de él son los que hoy pasan semáforos en rojo, pisan el pasto donde no se puede etc. Y todo eso porque no tuvieron en sus casas reglas autoritarias que de grandes les enseñen a respetar.Creo que este hombre se equivoca porque no tienen nada que ver las reglas ¨sin razón¨ que le imponían en su casa, con reglas generales que si tienen explicación y peso por si solas (no cruzar el semaforo en rojo etc).
    Después dirá que es una injusticia que se paguen subsidios a los que no trabajan con la plata de los que trabajan. Esto daría para hablar mucho, pero ya me extendí demasiado, así que voy a decir nada más, que las cosas no son tan así como este hombre las representa. Hoy un piquetero no consigue trabajo tan fácil y si consigue lo explotan y está en negro y en malas condiciones, siendo excluído por una gran parte de la sociedad que lo ve como un ¨insolente¨, sin pensar que ese corte de ruta lo hace porque ve a sus hijos con hambre, porque prefiere cortar una ruta a salir a robar y mil razones más que al no ser piquetero seguramente nunca conoceré. Hay casos particulares como en todos lados, pero el autor del mail habla como si todo fuera ¨blanco¨ o ¨negro¨ y no es tan simple,en este asunto hay blancos, hay negros y hay grises.Es mucho más complejo que decir ¨se les dan subsidios a los que no trabajan con la plata de los que trabajan¨...¨y ensima cortan rutas¨.Bueno este tema dá para más...yo no voy a ahondar, quizás en otra oportunidad.
    Bueno, como conclusión y ya para ir terminando creo que este hombre, el ¨Dr.Mario Rosen¨, intenta justificar algunos enunciados haciendo un análisis muy superficial, entrando en varias contradicciones, y por lo menos para mí, muy cuestionables. Además de mezclar reglas generales, con reglas familiares y con política y un montón de cosas que son imposibles de relacionar. Yo veo en el texto una especie de doble mensaje, uno de ellos apatrenta justificar al otro y el otro, el de abajo, está repleto de valoraciones personales, que no me cabe la menor duda mucha gente comparte, y que apunta a influír sobre la subjetividad de las personas.Creo que el texto puede confundir, cada uno sacará sus conclusiones, estas fueron las mías.
    ¿Y vos, que tenés para decir ?

    Publicado por Alejoen 10:54 AM


    http://loquehayparadecir.blogspot.com/2006/08/la-argentina-insolente.html

    Dejar un comentario:


  • Avatar de Invitado
    Invitado respondió
    Respuesta: Un País Insolente

    Realmente he quedado sorprendido con las respuestas a este post. No deja de asombrarme la disparidad de interpretaciones que una misma cosa puede tener.
    En mi opinión el escrito de este Señor es todo lo contrario a una apología fascista, en todo caso es un ataque, aunque por elevación, a las practicas fascistas.
    Muchachos, yo entiendo que no nos guste que nos digan lo que tenemos que hacer, o tener que acatar normas y leyes. Pero ocurre, y pese a quien le pese tiene sus motivos, si no hay un orden mínimo las cosas no funciona o funcionan mal, no se puede poner una ventana antes de hacer la pared, contribuir a mantener nuestro entorno medianamente limpio no suena lindo, pero si no lo hacemos terminamos viviendo en un chiquero y sin hablar de plagas y pestes que eso trae ( y el que no este de acuerdo, bien, pero despues no venga que la escort no tiene jabón líquido), tener que esperar a que cambie la luz del semáforo es un embole pero si no lo hacemos tarde o temprano terminaríamos haciéndonos mierda o peor aun haciendo mierda a otro. Pero no nos confundamos o nos dejemos engatusar por aquellos que usan las palabras libremente para insultar o endilgarle a otros las fallas que en realidad son de ellos, ser respetuoso de la ley y el orden no es fascismo, justamente son los países con las democracias más evolucionadas y consolidadas, donde más orden hay y donde con mayor severidad se aplica la ley, y si no haber quien le pone huevos y pasa un semáforo en rojo en Suiza (por poner un ejemplito).
    No, el fascismo es algo muy bastante diferente, el fascismo es totalitarismo, es autoritarismo, es falta de libertad para pensar diferente y entre otras muchas cosas es también impunidad. Por que es en regímenes fascistas donde aquellos que ostentan el poder pueden hacer lo que quieren porque saben que nadie les pedirá que rindan cuentas, porque saben que están por encima de la ley, ley que en muchos casos solo se usa como un arma más para perseguir a aquellos que piensan diferente. Más claro lean la definición que publica xhopper.
    Lo que este señor escribió no va de no tirar papelitos ni de hacerle caso a papá o mamá y tampoco va de premios y castigos, lo que va es de un código tan simple, tan de la calle como que El que la Hace la Paga. Y disculpen pero con todo mi respeto eso de facha tiene poco y nada.
    Muchachos nos guste o no el ser humano necesita del orden, quizá nos rebelamos contra el, pero nos hace falta. Una hojeadita a la historia, como bien apunta Juanchotalarga, nos dice que justamente es la falta de orden, el desgobierno y el desconsiderado a la ley el mejor caldo de cultivo para que aparezcan gobiernos totalitarios.
    Saludos y Cuidense

    Dejar un comentario:


  • Avatar de Invitado
    Invitado respondió
    Respuesta: Un País Insolente

    Originalmente publicado por manosanta Ver Mensaje
    Está bien. Ahora: ¿por qué sociedades y/o épocas en donde esos valores exisitían, aplaudieron o fueron partícipes de hechos trágicos, como ser apoyo a gobiernos totalitarios, persecusiones etc?
    Porque vos planteás la subida al poder del pingüino. Pero en la Argentina de los "Niños Plus Ultra" se apoyó al golpe de Onganía.

    .
    Lo lleve al extremo para tratar de explicarte que me parece que una cosa no es consecuencia de la otra.

    El hecho de que se practicase el respeto al mayor, a las instituciones, no fue el motivo para que llegase el Onganiato.
    Tampoco el premio Plus Ultra.

    Tal vez con Ongania y peores modales y poco apego a las normas, hubiese hecho todo mucho mas dificil.

    Simples coincidencias.

    Dejar un comentario:


  • Avatar de Invitado
    Invitado respondió
    Respuesta: Un País Insolente

    Originalmente publicado por manosanta Ver Mensaje
    Pará, no me chicanees porque sabés que yo no creo eso.
    A mi me parece que una sociedad mas educada y respetuosa sirve para mejorar nuestra vida cotidiana, nuestra relación con el vecino. Pero no se si se refleja mas allá de eso.
    No te chicaneo. Creo que una sociedad mas educada y respetuosa es una buena base para construír un país que crezca en forma sostenida.

    Dejar un comentario:

Trabajando...
X