Anuncio

Colapsar
1 de 2 < >

Argentinaxp.com

Escorts
2 de 2 < >

Club de Caballeros Argentina

Obtené acceso a la mejor información de Argentina y el Mundo. Asociate hoy y comenzá a disfrutar!
Ver más
Ver menos

16 de Junio del 55

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • 16 de Junio del 55

    Fiamma escort vip Centro

    Escort en Tribunales

    Escort en Tribunales
    Hoy se cumple el 56 Aniversario del intento de Magnicidio por parte de miembros de las FFAA encabezados por la Marina (pero con activa participación de elementos de la Aviación y el Ejército) del que era en ese entonces Presidente Constitucional de la Argentina: Juan Perón.
    La asonada dejo el trágico saldo de más de 300 muertos, 2000 heridos de los cuales 69 quedaron lisiados de forma permanente.
    Por primera vez en la historia de América se bombardea a una ciudad abierta (es decir neutral, libre de guerra o conflicto armado).
    Este y NINGUN OTRO fue el comienzo de la violencia política en Argentina. Le siguieron los fusilamientos de Valle en la Penitenciaría Nacional (actualmente demolida donde esta el Parque Las Heras) y la masacre de militantes políticos hombres indefensos, sin acusación, sin juicio y sin condena, que fueron fusilados en los basurales de León Suárez en forma clandestina.
    Un general de la Nación y otros altos jefes militares fueron fusilados en la cárcel de Las Heras. Nunca nadie se había atrevido a tanto.
    Hoy, mirando aquellos hechos a la luz de los que sucedieron décadas más tarde, sabemos que todo tiene un principio. El lamentable comienzo de la lucha sangrienta entre hermanos cuando no se respeta la voluntad del pueblo, culmino con el golpe del 76 y los 30.000 desaparecidos.


    http://es.wikipedia.org/wiki/Fusilamientos_de_Jos%C3%A9_Le%C3%B3n_Su%C3%A1rez

    Las fuerzas liberales y conservadoras siempre dicen que ellos no quisieron esa violencia y que la misma se inicio con el asesinato de Aramburu.
    ¡BURDA MENTIRA! SIN ESE 16 de JUNIO NO HUBIERAN EXISTIDO LOS 30.000 DESAPARECIDOS.
    Muchos tildaban a Perón de demagogo oportunista, populista, tirano e incluso ladrón. Pero aún si esto fuera cierto no debe olvidarse que era el Presidente Constitucional elegido por una gran mayoría de su pueblo. El pueblo debía echarlo por medio del voto si no estaba de acuerdo con el.
    Otros dirán que a Hitler (que también fue elegido por sufragio popular) el ejército alemán intento liquidarlo. Además de las obvias diferencias entre estos dos personajes los intentos de asesinato nunca se hicieron atacando a su propio pueblo. Fue con bombas barométricas en su avión personal, volando su bunker (plan Valquiria del Coronel Stauffemberg) etc. etc. etc…

    La catadura moral de los complotados aquel 16 de Junio de 1955 es vomitiva y recordemos a algunos personajes salidos de familias “tradicionales” de doble apellido como los Beccar Varela, García Belsunce etc. Buenos muchachos todos, aun hoy en día sus descendientes siguen haciendo de las suyas.
    Ahora me vino a la mente el nombre de Massera que participo del alzamiento como teniente primero de navío y secretario del jefe de la marina Olivieri.

    Inicio este thread con el fin que se sepa que no solo esta la “Historia Oficial” contada por el régimen, sino que también hay otra historia, la VERDADERA HISTORIA quien quiera oír que oiga.

    http://www.youtube.com/watch?v=zqvOvCXl_Qc

    EL 16 DE JUNIO DE 1955 ES LA PRIMERA VEZ QUE EN AMERICA LATINA LA AVIACION DE UN PAIS BOMBARDEA A SU PROPIA CAPITAL. ESA MAÑANA NAVES DE LA AVIACION DE MARINA Y DE LA FUERZA AEREA ATACAN CRIMINALMENTE A CIVILES INDEFENSOS EN LA PLAZA DE MAYO Y OTROS LUGARES ESTRATEGICOS DE LA CAPITAL. LOS ASESINOS RESPONDIAN A LA PUTA OLIGARQUIA Y ERAN CANALLAENTE ACEPTADOS POR SECTORES GORILAS DE LA CLASE MEDIA ARGENTINA.

  • #2
    Respuesta: 16 de Junio del 55

    El bombardeo a Plaza de Mayo
    A las 12:40 del frío y nublado jueves 16 de junio de 1955 realizan su bautismo de fuego la gloriosa Fuerza Aérea Argentina y la Aviación de la Marina de Guerra Argentina: 40 aviones oscurecieron el cielo de Buenos Aires. 22 North America, 5 Beerchraft, 4 Gloster y 3 Anfibios Catalina bombardean valientemente civiles indefensos en Plaza de Mayo y alrededores. El saldo de la gloriosa gesta fueron más de 300 muertos, entre ellos un colectivo (autobús) repleto de niños. Luego de la masacre los valientes pilotos huyen hacia Uruguay, cubriendo de honor las gloriosas fuerzas militares que representaban. Es el primer y único bombardeo a una ciudad abierta realizado en el mundo (es decir a una ciudad neutral, libre de guerra alguna o conflicto armado) con el agravante de haber sido realizado por sus propias fuerzas armadas.

    http://www.youtube.com/watch?v=d2R0OTMlMaQ

    Comentario


    • #3
      Respuesta: 16 de Junio del 55

      Por una trágica casualidad, ese día se iba a realizar no recuerdo si un homenaje o un desagravio al monumento al General San Martín en Retiro, del que iban a participar aviones Gloster Meteor de la aeronáutica. Cuando la gente sintió el ruido de los aviones salió para ver su paso. Para algunos debe haber sido la última vez.
      El intento no fue derrocar, sino simplemente asesinar a Perón mediante un bombardeo masivo a la Plaza de Mayo y sus alrededores, sin importar el costo en vidas inocentes que eso demandará. Sutil manera de interpretar los sacrificios que a veces hay que hacer por la patria.
      Durante décadas, la fachada de marmol del Ministerio de Economía mostró las cicatrices de los impactos de los proyectiles de 20 mm. disparados por la aviación. Creo que todavía si nos acercamos bastante, se ven las marcas que la reconstrucción no pudo borrar del todo.
      El golpe fue desatado por la crema de lo que luego sería la fracción "gorila" de las fuerzas armadas y que daría sus últimos coletazos en los enfrentamientos entre "azules" y "colorados". En el último de esos enfrentamientos los gorilas fueron definitivamente aplastados por el general...Onganía. Tómese en cuenta el grado de fundamentalismo de esa corriente ideológica que hasta gente de la ideología de Onganía debió sacárselos de encima a los tiros.
      Volviendo al bombardeo de Plaza de Mayo; ya entonces Perón había entrado en un conflicto sin retorno con la Iglesia, y esa noche fuerzas de choque y fanáticos del gobierno saquearon e incendiaron iglesias, bibliotecas, sedes de partidos políticos en una ordalía que cerró definitivamente las puertas a todo intento de contemporización.
      Septiembre del 55 ya estaba cerca.

      Comentario


      • #4
        Respuesta: 16 de Junio del 55

        En lo que no estoy muy de acuerdo con Mariano es en la concatenación entre los hechos del 55 y la tragedia de la represión antisubversiva.

        La aparición de las organizaciones subversivas en la Argentina tiene poco que ver con los hechos anteriores. Pensemos que la lucha antisubersiva en la Argentina alcanza su climax con un gobierno popular peronista.

        La subversión era un fenómeno internacional con raíces guevaristas ("...hagamos uno, dos, tres, muchos Vietnam..." y maoístas (ERP) y nunca, nunca consiguieron un firme arraigo popular y fueron incapaces de una inserción política duradera, precisamente debido a la enorme, inagotable vitalidad política del peronismo.

        Sí es cierto que las fuerzas armadas enfrentaron la represión antisubversiva con un vasto "entrenamiento": derrocaron a Frondizi, a Illia, con gravísmas consecuencias estructurales en temas de organización social y madurez institucional que hoy estamos pagando muy caro. Además de ese entrenamiento recibieron apoyo logístico e intelectual internacional (Escuela de las Américas en USA) qeu culminaría en el reaganismo con la "doctrina de la seguridad nacional" que tuvieron la virtud de inutilizar a nuestras fuerzas armadas en su función específica como se vio en el desatino de Malvinas y menos mal que se firmó la paz con Chile porque ahí también se mordía el polvo.

        Comentario


        • #5
          Respuesta: 16 de Junio del 55

          Originalmente publicado por Mariano67 Ver Mensaje
          El bombardeo a Plaza de Mayo


          A las 12:40 del frío y nublado jueves 16 de junio de 1955 realizan su bautismo de fuego la gloriosa Fuerza Aérea Argentina y la Aviación de la Marina de Guerra Argentina: 40 aviones oscurecieron el cielo de Buenos Aires. 22 North America, 5 Beerchraft, 4 Gloster y 3 Anfibios Catalina bombardean valientemente civiles indefensos en Plaza de Mayo y alrededores. El saldo de la gloriosa gesta fueron más de 300 muertos, entre ellos un colectivo (autobús) repleto de niños. Luego de la masacre los valientes pilotos huyen hacia Uruguay, cubriendo de honor las gloriosas fuerzas militares que representaban. Es el primer y único bombardeo a una ciudad abierta realizado en el mundo (es decir a una ciudad neutral, libre de guerra alguna o conflicto armado) con el agravante de haber sido realizado por sus propias fuerzas armadas.

          http://www.youtube.com/watch?v=d2R0OTMlMaQ
          Para ver este video denle click al link que esta encima del mismo.

          Comentario


          • #6
            Respuesta: 16 de Junio del 55

            Originalmente publicado por Perro Lobo Ver Mensaje
            Por una trágica casualidad, ese día se iba a realizar no recuerdo si un homenaje o un desagravio al monumento al General San Martín en Retiro, del que iban a participar aviones Gloster Meteor de la aeronáutica. Cuando la gente sintió el ruido de los aviones salió para ver su paso. Para algunos debe haber sido la última vez.
            El intento no fue derrocar, sino simplemente asesinar a Perón mediante un bombardeo masivo a la Plaza de Mayo y sus alrededores, sin importar el costo en vidas inocentes que eso demandará. Sutil manera de interpretar los sacrificios que a veces hay que hacer por la patria.
            Durante décadas, la fachada de marmol del Ministerio de Economía mostró las cicatrices de los impactos de los proyectiles de 20 mm. disparados por la aviación. Creo que todavía si nos acercamos bastante, se ven las marcas que la reconstrucción no pudo borrar del todo.
            El golpe fue desatado por la crema de lo que luego sería la fracción "gorila" de las fuerzas armadas y que daría sus últimos coletazos en los enfrentamientos entre "azules" y "colorados". En el último de esos enfrentamientos los gorilas fueron definitivamente aplastados por el general...Onganía. Tómese en cuenta el grado de fundamentalismo de esa corriente ideológica que hasta gente de la ideología de Onganía debió sacárselos de encima a los tiros.
            Volviendo al bombardeo de Plaza de Mayo; ya entonces Perón había entrado en un conflicto sin retorno con la Iglesia, y esa noche fuerzas de choque y fanáticos del gobierno saquearon e incendiaron iglesias, bibliotecas, sedes de partidos políticos en una ordalía que cerró definitivamente las puertas a todo intento de contemporización.
            Septiembre del 55 ya estaba cerca.
            Estoy básicamente de acuerdo con todo lo que posteas, salvo en lo de creer que los azules eran muy diferentes a los colorados. Ambos eran gorilas unos (colorados) más que otros pero no hay que olvidar que tanto en la dictadura de Onganía (decía que quería quedarse por 20 años) como el proceso lideraban los azules (que además eran mayoría en las FFAA).

            Perón intento contemporizar en el discurso de aquel día (como puede escucharse al final del segundo documental que por medio del link puede verse en youtube) pero sus partidarios no lo escucharon y quemaron las iglesias.
            Lo del alambre de enfardar y el 5x1 vino en un discurso posterior.
            Salu2
            Editado por última vez por Mariano67; http://www.escortsxp.com/foro en 06/16/11, 18:45:15.

            Comentario


            • #7
              Respuesta: 16 de Junio del 55

              Gracias por el recuerdo.
              Uno de los hechos más trágicos de la historia argentina, y recordado con menos frecuencia de la que a mí me gustaría.
              Creo que fue un quiebre en la vida de nuestro país, sin retorno.

              Debería recordarse todos los años, en las escuelas, en los medios de comunicación estatales. Un poco como Mariano, creo que es imposible entender lo que pasó y pasa en Argentina sin recordar esos bombardeos.

              Comentario


              • #8
                Respuesta: 16 de Junio del 55

                IMAGENES del 16 de Junio de 1955.













                Comentario


                • #9
                  Respuesta: 16 de Junio del 55

                  A 56 años del bombardeo a Plaza de Mayo

                  Hoy se cumplen 56 años del día en que 34 aviones, en su mayor parte de la Marina, bombardearon Plaza de Mayo y otros puntos estratégicos de la ciudad para, supuestamente matar a Perón aunque las víctimas reales fueron quienes estuvieron allí entre las 12.40 y las 17.50. Se estima que hubo 364 muertos y más de 800 heridos. Fue un aviso de la oligarquía a todo un pueblo. Tres meses después exactamente estos sectores darían un golpe militar. El golpe de la "Fusiladora".

                  TIRABAN LA BOMBA Y SE ESCAPABAN"

                  El bombardeo a Plaza de Mayo sólo se puede entender por el odio de clase que la burguesía ha sentido siempre hacia los trabajadores. Bombardear una zona abierta concurrida por miles de civiles es un acto genocida similar al que realizó la aviación hitleriana sobre Guernica o los que realiza hoy la aviación estadounidense en las ciudades de Irak.

                  José Azcurra, es sobreviviente del bombardeo que la Aviación Naval realizó el 16 de junio de 1955 sobre Plaza de Mayo. Aquel día era un joven de 29 años que acudió a la Plaza a defender un gobierno que consideraba suyo. Hoy pertenece al sindicato de Farmacia y relató al programa Primeras Luces de Radio Nacional sus vivencias de aquel día.

                  Ver la gente muerta, el trole destrozado por la bomba...

                  Veíamos una impunidad de los tipos que tiraban desde arriba...nosotros no teníamos nada. Habíamos concurrido a la Plaza en defensa del sistema peronista, pero de ninguna manera podíamos contra los tipos que tiraban desde los aviones...era imposible.

                  Fuimos a una armería a buscar armas y dejamos los datos nuestros, fuimos un poco ingenuos... al otro día nos citaron de la policía para que entregáramos los revolveres que habíamos sacado.

                  Luego caminando, caminando, encontramos un general y le pedimos armas y no nos dio tampoco. En ese momento llegó un tanque al que se le cayó una ametralladora, pero ninguno de nosotros sabía usarla, porque las ametralladoras de los tanques son muy especiales.

                  Al caminar y andar por ahí vimos una cantidad de camionetas, frente al Banco Crédito.

                  Por la calle Yrigoyen al lado de la casa de Gobierno es donde más tiraron. Ellos decían que querían matar a Perón. Matar a Perón de esa forma, no creo que fuera posible; la cuestión era darnos a nosotros un ejemplo de lo que podía pasar.

                  No se por qué no se ha reconocido este hecho antes. No se por qué los gobiernos no lo tienen en cuenta. Esto fue muy brutal, muy brutal. Pero además las armas con que nos atacaban eran compradas con plata nuestra.

                  -¿Cómo es que usted toma la decisión de subirse a la camioneta y comenzar a trasladar heridos?

                  -Las personas que estaban conmigo subieron a las camionetas, yo tomé la tercera o cuarta y comenzamos a llevar heridos a los hospitales.

                  En un momento una de las enfermeras nos puso una sábana blanca (como una bandera blanca) en las camionetas y nos dijo: "chicos a Uds. los van a matar". A nosotros no nos importaba la vida, era cuestión de actuar, de actuar a favor de nuestros semejantes.

                  Esto lo digo también para los jóvenes de hoy, que actúen a favor de la república, era lo que nosotros hacíamos siempre. El gobierno había impreso el sentido nacional a la vida. Ser una colonia próspera no es nuestro destino, nuestro destino es tener una nación fuerte, que pueda responder a todas las necesidades que tiene su población.

                  Con las camionetas llevamos los heridos a los distintos hospitales. Dicen que hubo más de 300 muertos, yo creo que hubo más. Ver eso era llorar. Usted no se imagina lo que era ver ahí esa gente muerta, terrible, terrible...

                  Y el deambular nuestro sin tener posibilidad alguna de defensa. Porque si estos canallas hubieran peleado, todavía.

                  Venían, peleábamos, y moríamos peleando. Pero no pelearon nada...

                  ...Tiraban la bomba y se escapaban al Uruguay...

                  Las bombas que eran nuestras, aviones que eran nuestros, combustible que era nuestro, lucharon para bombardearnos a nosotros, fue terrible.

                  Pasaban tiraban la bomba y se iban y nosotros no teníamos nada para contestar el ataque.

                  Luego fuimos a la Cámara de Diputados, y estaban todos reunidos, pero no se qué es lo que hacían, sería la orden de parte del gobierno de quedarse en el recinto... pero los que estábamos ahí abajo éramos toda gente de pueblo, peronista y no peronista.

                  Ese día los que estábamos ahí, todos éramos pueblo... éramos argentinos que queríamos un país, una nación.

                  ODIO DE CLASE

                  El bombardeo a Plaza de Mayo sólo se puede entender por el odio de clase que la burguesía ha sentido siempre hacia los trabajadores. Bombardear una zona abierta concurrida por miles de civiles es un acto genocida similar al que realizó la aviación hitleriana sobre Guernica o los que realiza hoy la aviación estadounidense en las ciudades de Irak.

                  Que la "turba" se vuelva a sus casas, fue una de las condiciones que pusieron los el ministro de Marina, contraalmirante Aníbal Olivieri, el vicealmirante Benjamín Gargiulo, para rendirse, luego del bombardeo a la Plaza.

                  Ese nombre: "la turba", esa voz que lo pronuncia: la Marina, sintetiza los dos actores. Trabajadores y burguesía. Ese día fue un jalón más de ese odio arraigado, que los sectores más reaccionarios de la sociedad sienten hacia los trabajadores.

                  El 16 de junio, asesinaron trabajadores, como antes los habían asesinado en la Semana Trágica las hordas de la Liga Patriótica y la Policía del coronel Falcón. Como años más tarde los asesinarían los militares del Proceso.

                  Si nuestra historia como país independiente comienza a escribirse el 25 de mayo de 1810, la oligarquía y la reacción comienza a moverse al mismo tiempo y muy cerca de esa fecha asesinan a Mariano Moreno. De allí para acá, la historia de este país, aunque lo quieran ocultar o disimular detrás de la frase retórica: "desencuentro entre hermanos", está jalonada por la lucha del pueblo y el odio hacia él por parte de la clase dominante.

                  Chusma, turba, cabecitas, villeros, piqueteros, han sido y son palabras que son lanzadas con desprecio. Pero también con temor. Temor a perder los privilegios, la riqueza, el poder que amasan cada día con nuestra sangre.

                  Los trabajadores y trabajadoras, peronistas y no peronistas, no olvidan y no perdonan la masacre del 16 de junio y tampoco olvidamos ni perdonamos la muerte de ninguno de nuestros compañeros.

                  Reclamo por el bombardeo de 1955

                  "Fue un verdadero crimen de lesa humanidad que permanece impune", dijo el diputado Miguel Bonasso al recordar el bombardeo a Plaza de Mayo, ocurrido el 16 de junio de 1955. El legislador anunció los detalles de una demanda para que los familiares de las víctimas de aquellos hechos puedan recibir una indemnización y se conozca la verdad. Junto al abogado Carlos Díaz, Bonasso se lamentó de la respuesta que dio el Ministerio de Defensa, que ante el requerimiento judicial contestó que el Estado no tuvo responsabilidad y que se trató de delitos comunes que ya prescribieron.
                  Las víctimas no pudieron reclamar porque poco después del bombardeo fue derrocado el gobierno. Por eso, Bonasso impulsó la demanda civil pero no descartó la vía penal. En la conferencia de prensa mencionaron la cifra de 350 muertos y dos mil heridos como saldo del bombardeo. Bonasso estuvo acompañado por Gonzalo Chávez, autor del libro La masacre de Plaza de Mayo. "Una de nuestras intenciones es ponerles nombre y apellido a las víctimas y a los victimarios", expresó Chávez.

                  Los bombardeos del '55 siguen siendo crímenes de Lesa Humanidad"

                  ¿Cómo empezó a desarrollar la investigación?
                  Como tenía pocos elementos sobre los acontecimientos del 16 de junio, empecé la investigación recurriendo a los diarios de la época. El gran escritor y militante Rodolfo Walsh decía que “hasta lo más secreto está en alguna fuente públicas”, y la verdad que tuvo razón. En muy pocos días conseguí los periódicos del día después del ataque, y para mi sorpresa ahí estaba todo. Después, a partir del día 18 y 19 de Junio, toda la información empezó a evaporarse porque el mismo Perón le quiso bajar el tono al conflicto.

                  Además de generar un acto terrorista, ¿cuál era el objetivo central de los bombardeos?
                  La acción se realizó con la intención de matar Perón, a pesar de que los golpistas siempre lo negaron. Todos ellos sabían Perón ese día iba a estar en la Casa de Gobierno, porque a la mañana muy temprano él se iba a reunir con el embajador de los EE.UU.
                  Recién en el año ’71, cuando salió publicada en la revista “Así” una entrevista al ex militar Néstor Noriega, los sublevados empezaron a reconocer públicamente el verdadero sentido de la acción.

                  ¿Qué rol cumplió Noriega en el ataque?
                  El fue una pieza clave en esta acción, tanto en la planificación como en su ejecución. Por aquellos años se desempeñaba como jefe de la Base Aérea de Punta Indio, lugar de donde partió el grueso de los aviones que bombardeó la Casa de Gobierno. También de allí salieron las aeronaves que ametrallaron la sede de la CGT, el Departamento Central de Policía y la residencia presidencial que se ubicaba en las calles Agüero y Libertador.

                  ¿En que momento cae la primera bomba y cuantos aviones participaron?
                  La primera bomba cae a las 12:40 del mediodía, en plena Plaza de Mayo. La segunda es arrojada sobre la Casa de Gobierno, mientras que la tercera da de lleno en un trolebús que estaba repleto de pasajeros. En esta acción participaron 6 aviones “Beechcraft” lanzando 6 bombas de 100 kilos cada una, 14 aparatos “North American” con 4 bombas de 50 Kg. c/u, y varios aviones “Gloster”.

                  ¿Cuáles fueron los movimientos previos al ataque?
                  En realidad el bombardeo se retrasó por razones climáticas. Se esperaba comenzar a las 9 de la mañana pero recién al mediodía, cuando el cielo se despejó, se tiró la primera bomba. Antes los aviones estuvieron sobrevolando durante varias horas las ciudades de Colonia y Montevideo, esperando recibir las órdenes que provenían del Ministerio de Marina.

                  ¿Cuál era el plan a seguir por los insurrectos tras los bombardeos?
                  La idea original de estos marinos era la de bombardear para que inmediatamente después se desatara una sublevación en las distintas filas del ejército. Si ello prosperaba, los conspiradores ya contaban con un gobierno civil que iba a tomar el poder. Muerto Perón y tomada la Casa de Rosada, asumiría un triunvirato integrado por Zavala Ortiz que era radical, Adolfo Viches que era del partido conservador, y el socialista Américo Gioldi.

                  ¿Cual fue el saldo de victimas?
                  Se calcula que murieron más de 400 personas. En mi investigación pude reconstruir una lista de 350 victimas con nombre, apellido, número de documento y domicilio.

                  Después del atentado, ¿hacia donde se dirigieron los aviones?
                  Los más de 20 aviones huyeron hacia el Uruguay. Esto demuestra que semejante conspiración se realizó con el apoyo de militares extranjeros, y seguramente con la complicidad del departamento de estado norteamericano.
                  El hombre que recibió a los aviones en Montevideo fue Guillermo Suárez Mason, el mismo jerarca militar que comandó el terrorismo de estado durante la última dictadura. Resulta que él se encontraba exiliado en Uruguay por haber participado en la conspiración del año ’51, cuando sectores del ejército intentaron derrocar a Perón por primera vez. Pero este no fue el único genocida que participó de la masacre: estaban también Horacio Mallorga y Emilio Massera, que por el año ’55 eran dos jóvenes oficiales de navío a las órdenes del Ministro de Marina, Aníbal Olivieri.

                  ¿Que sectores militares apoyaron la conspiración?
                  Los conspiradores contaban con la Base Naval de Punta Indio, el Batallón de Infantería de Marina BIN 4 que tenía asiento en Puerto Nuevo, y gran parte de la oficialidad de la aeronáutica con asiento en Morón. Además hay que tener en cuenta los más de 300 civiles que los apoyaban desde las inmediaciones de Plaza de Mayo.

                  Después de las bombas, ¿Hubo enfrentamientos en las calles?
                  En las afueras de Casa de Gobierno se combatió cuerpo a cuerpo. Allí un grupo de granaderos pudo contener la ofensiva de varias decenas de marinos que disparaban con el fin de entrar en el edificio. Es en ese momento cuando la CGT empieza a convocar al pueblo para defender el gobierno constitucional. Cuentan las crónicas de la época que en medio de esa movilización, un grupo de obreros irrumpió en una armería llevándose todas las armas y municiones para servir a las tropas leales a Perón. Este tipo de acciones yo las identifico como el inicio de la “resistencia peronista”.

                  Entonces el apoyo de los civiles fue decisivo para frenar el intento golpista…
                  Por supuesto, ellos fueron los encargados de rodear todo el perímetro del edificio del Ministerio de Marina, terminando con los planes de los sediciosos. Es ahí cuando los conspiradores se dan cuenta de que habían fracasado y deciden rendirse. Rápidamente Olivieri llama al jefe del ejército, Franklin Lucero, y le comunica la noticia. La única condición que pone para dejar las armas, es que saque a todos los civiles que estaban en los alrededores por temor a posibles represalias.

                  ¿Qué hizo Perón con los sublevados?
                  Como los sublevados eran militares, fueron juzgados por el Concejo Supremo de las Fuerzas Armadas. Lo triste del caso es que todas las penas fueron muy leves. Visto desde hoy resulta evidente que se cometió un terrible error político en no ser más severo con el castigo, pero en ese momento se interpretó como un verdadero signo de debilidad. La intención de Perón fue la de no generar nuevas confrontaciones, ya que había un clima muy propicio como para que se inicie una guerra civil. Los resultados del tibio accionar se padecieron tres meses después, cuando se materializa el golpe del 16 de Septiembre de 1955.

                  ¿Podemos decir que los bombardeos son delitos de lesa humanidad?
                  Absolutamente
                  . Fue un bombardeo sobre una ciudad abierta a una población civil sin previa declaración de guerra, y además, con armamento del estado. El hecho tiene todas las características de haber sido un crimen de lesa humanidad y por ello no prescribe.

                  ¿Por qué tuvo que pasar tanto tiempo para que se pueda hablar sobre el tema?
                  Durante mucho tiempo fue una especie de “secreto de familia”, ni los peronistas queríamos hablar. Por supuesto que los asesinos y cómplices tampoco, porque sabían el repudio era masivo. Yo pienso que el silencio de parte del peronismo se da por la actitud que tomó el mismo Perón, creyendo que bajando el tono al conflicto se iban a apaciguar los ánimos. En la disyuntiva por optar entre el tiempo o la sangre, Perón optó por el tiempo, una opción que él mismo reconocería como desacertada.

                  Comentario


                  • #10
                    Respuesta: 16 de Junio del 55

                    Originalmente publicado por Mariano67 Ver Mensaje
                    IMAGENES del 16 de Junio de 1955.












                    Estos muchachos GORILAS aun hoy parecen moverse con total impunidad. Hoy a la mañana había muchos videos y artículos en Internet que luego desaparecieron.
                    Ahora borraron las dramáticas fotos de los efectos de los bombardeos sobre la población civil.

                    Comentario


                    • #11
                      Respuesta: 16 de Junio del 55

                      Originalmente publicado por Perro Lobo Ver Mensaje
                      En lo que no estoy muy de acuerdo con Mariano es en la concatenación entre los hechos del 55 y la tragedia de la represión antisubversiva.

                      La aparición de las organizaciones subversivas en la Argentina tiene poco que ver con los hechos anteriores. Pensemos que la lucha antisubersiva en la Argentina alcanza su climax con un gobierno popular peronista.

                      La subversión era un fenómeno internacional con raíces guevaristas ("...hagamos uno, dos, tres, muchos Vietnam..." y maoístas (ERP) y nunca, nunca consiguieron un firme arraigo popular y fueron incapaces de una inserción política duradera, precisamente debido a la enorme, inagotable vitalidad política del peronismo.

                      Sí es cierto que las fuerzas armadas enfrentaron la represión antisubversiva con un vasto "entrenamiento": derrocaron a Frondizi, a Illia, con gravísmas consecuencias estructurales en temas de organización social y madurez institucional que hoy estamos pagando muy caro. Además de ese entrenamiento recibieron apoyo logístico e intelectual internacional (Escuela de las Américas en USA) qeu culminaría en el reaganismo con la "doctrina de la seguridad nacional" que tuvieron la virtud de inutilizar a nuestras fuerzas armadas en su función específica como se vio en el desatino de Malvinas y menos mal que se firmó la paz con Chile porque ahí también se mordía el polvo.
                      Si bien la subversión fue un fenómeno internacional su consolidación en Argentina (desde mi punto de vista) SI tiene que ver con los hechos anteriores. Me refiero a la aparición de Montoneros el movimiento guerrillero más fuerte y numeroso. Sin la existencia del mismo creo que los otros grupos guerrilleros pasarían sin pena ni gloria por el tablero político argentino.

                      En cuanto a una posible guerra con Chile creo que la hubiera ganado Argentina (a menos que… la dictadura de Pinochet hubiera obtenido ayuda externa, lo cual no es tan descabellado pensar). Me parece que en una guerra entre estos dos países los yanquis se hubieran alineado con Pinochet y la ex URSS con el proceso. Menos mal que no se dio, porque allí si que hubiera corrido sangre de pueblos hermanos. No nos olvidemos de los trágicos efectos que provoco la Guerra de la Triple Alianza sobre el Paraguay, país que después de la misma nunca más pudo levantar cabeza.
                      Salu2

                      Comentario


                      • #12
                        Respuesta: 16 de Junio del 55

                        Che Pio, yo que no soy peruca tengo que hacer el recordatorio de ese nefasto día y vos no apareces ni por casualidad para postear aquí.

                        Comentario


                        • #13
                          Respuesta: 16 de Junio del 55

                          16 de junio de 1955
                          Bombas sobre Plaza de Mayo(*)

                          Roberto Bardini


                          En la mañana del 16 de junio de 1955, efectivos de la
                          marina de guerra y “comandos civiles” intentan sin
                          éxito copar la Casa Rosada y tomar prisionero al
                          presidente Juan Perón. El mandatario busca refugio
                          en el edificio del ministerio de Guerra y se dispone a
                          sofocar la rebelión. A mediodía, aviones la Armada
                          bombardean y ametrallan la sede del gobierno y la
                          Plaza de Mayo. Una de las primeras bombas estalla
                          en el techo de la Casa Rosada. Otra, le pega a un
                          trolebús lleno de pasajeros y mueren todos. Los
                          aviadores subversivos lanzan nueve toneladas y
                          media de explosivos.

                          Hay 350 muertos y 2 mil heridos. Setenta y nueve personas
                          quedan lisiadas en forma permanente. Los agresores huyen
                          hacia Uruguay, donde solicitan asilo político.

                          Al día siguiente, el diario Clarín -que no se caracteriza por
                          sus simpatías peronistas- escribe: “Las palabras no alcanzan
                          a traducir en su exacta medida el dolor y la indignación que
                          ha provocado en el ánimo del pueblo la criminal agresión
                          perpetrada por los aviadores sediciosos”.

                          Fue la segunda vez en toda la historia argentina que la ciudad
                          de Buenos Aires era bombardeada. La primera ocurrió durante
                          las invasiones inglesas de 1806 y 1807. En esta ocasión, a
                          mediados del siglo veinte, no existía un estado de guerra,
                          quienes atacaron por sorpresa vestían uniformes militares
                          argentinos y las víctimas fueron civiles desarmados, también
                          argentinos.

                          El ataque a traición de los aviadores navales produce un terrible
                          impacto en la población. Durante meses no se habla de otra cosa
                          en los hogares de todo el país. En Dossier secreto - El mito de la
                          guerra sucia, el periodista norteamericano Martin Andersen cita
                          el informe de un analista de la embajada de Estados Unidos en
                          Buenos Aires, quien describe este estupor generalizado:

                          “El bombardeo del 16 de junio de 1955 explotó con una fuerza
                          cataclísmica, por tanto, sobre una población civil condicionada
                          por un siglo de paz y que tenía la confirmada creencia de que
                          semejantes cosas no ocurrían en la Argentina. Se detecta en la
                          gente no sólo el sentimiento de escándalo, sino de vergüenza
                          de que semejante matanza de civiles inocentes pudiera haber
                          ocurrido en el corazón de Buenos Aires”.

                          Perón no quiere enfrentamiento entre las fuerzas armadas y,
                          mucho menos, entre militares y trabajadores. Aquel 16 de junio
                          de 1955, después del primer bombardeo a la Casa de Gobierno,
                          el general le ordena a un mayor del ejército que fuera a hablar
                          con el secretario general de la CGT:

                          - Ni un solo obrero debe ir a la Plaza de Mayo -le dice al oficial.
                          Y refiriéndose a los aviadores navales, agrega: -Estos asesinos
                          no vacilarán en tirar contra ellos. Ésta es una cosa de soldados.
                          Yo no quiero sobrevivir sobre una montaña de cadáveres de
                          trabajadores.

                          El relato de este hecho tiene una dimensión mayor porque su
                          autor es Pedro Santos Martínez, un historiador insospechado
                          de simpatías peronistas (citado en 1946-1955 - La nueva
                          Argentina, La Bastilla, Buenos Aires, 1988).

                          Los obreros salieron a la calle igual, al grito de “¡Perón, Perón!”
                          Muchos fueron masacrados desde el aire o al quedar atrapados
                          entre dos fuegos.

                          Martínez describe otro episodio que da una idea de las
                          "convicciones morales de los golpistas". Por la tarde, los
                          subversivos atrincherados en la Secretaría de Marina despliegan
                          una bandera blanca que, de acuerdo a las reglas militares, sólo
                          podía significar dos cosas: diálogo o rendición. El general
                          peronista Juan José Valle y otros oficiales leales se dirigen al
                          lugar para parlamentar, con instrucciones de ser tolerantes con
                          los rebeldes. Cuando la comisión se acerca al edificio, la bandera
                          blanca es arriada y una ametralladora los recibe con ráfagas de
                          plomo.

                          Perón narra en su libro Del poder al exilio, citado por Martínez,
                          que cuando una multitud enardecida se concentró con garrotes
                          frente a la Secretaría de Marina, el almirante golpista que estaba
                          al mando envió un “dramático” mensaje al jefe del ejército:
                          “Intervenga. Mande hombres. Nos rendimos, pero evite que la
                          muchedumbre armada y enfurecida penetre en el edificio”.

                          Ese mismo día, después de recuperar el edificio, el general Valle
                          le dijo a Perón:

                          – Mi general, este ejército no le va a servir para la revolución
                          popular. Arme a la CGT.

                          En la noche, como reacción popular a los bombardeos, son
                          saqueadas e incendiadas la Catedral Metropolitana y diez
                          iglesias. Poco después, trasciende que Perón ha sido
                          excomulgado por el Papa Pío XII, quien siempre se negó a
                          tomar idéntica medida con Mussolini y Hitler.

                          Durante años, los antiperonistas repetirán que los incendiarios
                          de los templos contaban con la complicidad de policías y
                          bomberos. Y los historiadores oficiales pondrán más énfasis en
                          la quema de las iglesias que en la masacre de civiles perpetrada
                          horas antes por la aviación naval. Años después, muchos
                          jóvenes repetirán lo que escucharon de chicos en sus casas.

                          Luego del bombardeo a la Plaza de Mayo, Perón no sólo no toma
                          revancha contrariando el sentimiento de sus propios seguidores,
                          sino que busca la pacificación interna. En julio, levanta el estado
                          de sitio, deja en libertad a varios detenidos políticos y elimina
                          algunas restricciones políticas. El 31 permite utilizar la radio, el
                          principal medio de comunicación de la época, a dirigentes
                          opositores.

                          Perón ofrece renunciar a la jefatura del movimiento peronista
                          y mantener sólo el cargo de presidente de la nación. En
                          búsqueda de la reconciliación, el general cambia a integrantes
                          de su gabinete, sustituye al jefe de policía y se desprende de
                          Raúl Apold, su jefe de propaganda. Al mismo tiempo, designa
                          A John William Cooke como interventor del partido en la Capital
                          Federal.

                          Sin embargo, la situación ha llegado a un punto sin retorno.
                          Conservadores, radicales, nacionalistas liberales, comunistas
                          y socialistas exigen la renuncia del presidente. El Ejército, la
                          Marina y la Aeronáutica conspiran abiertamente y los “comandos
                          civiles” se organizan. Tres meses después, Perón será derrocado
                          por la llamada “revolución libertadora”, un antecedente de la
                          ciénaga sangrienta instaurada en 1976.

                          (*) Publicado el 15 de junio de 2003 en Rodelu.net

                          Comentario


                          • #14
                            Respuesta: 16 de Junio del 55

                            Resistencia, 17/06/2011
                            Año VII | EDICION 2361 | Actualizado hoy: 22:01


                            Carlos Díaz recordó el bombardeo a Plaza de Mayo
                            “Fue el acto terrorista más grande de la historia argentina”

                            Lo afirmó el abogado chaqueño sobre el salvaje ataque de fuerzas militares golpistas contra civiles indefensos ocurrido el 16 de junio de 1955 para derrocar al presidente Juan Perón. Confirmó que se reglamentó la indemnización para las víctimas


                            El abogado chaqueño, Carlos Díaz, quien hace varios años se presentó ante la justicia federal para iniciar un juicio para el resarcimiento de las víctimas de los bombardeos sobre la ciudad de Buenos Aires ocurridos el 16 de junio de 1955, consideró que ese hecho “fue el acto terrorista más grande de la historia argentina”. No obstante, anunció que se reglamentó la indemnización para las víctimas de aquella jornada que será similar a la que percibieron las de la última dictadura cívico militar.

                            En diálogo con FM Universidad, el letrado advirtió que con el intento de derrocamiento del gobierno constitucional del presidente Juan Domingo Perón, las fuerzas militares –Marina de Guerra y Fuerza Aerea- “bombardearon una ciudad abierta, no solo la Plaza de Mayo”. En ese sentido, consideró que la plaza central de la ciudad de Buenos Aires fue el centro del bombardeo, pero subrayó que “hubo ametrallamientos a lo largo de toda la avenida de Mayo”, señalando que el único edificio que sigue en pie por la avenida 9 de julio es el del Ministerio de Obras Públicas.

                            Vale recordar que hace un par de años la justicia federal rechazó una presentación del abogado chaqueño para que considere al hecho como un delito de lesa humanidad imprescriptible y se abra un juicio que repare a los cientos de víctimas de aquella infausta jornada histórica. Díaz señaló que el número de víctimas registrado es de 2138 civiles y 98 militares, entre quienes se encontraban 14 Granaderos, uno de ellos oriundo de la localidad chaqueña de Villa Angela.

                            “Quisieron crear un temor muy grande en la población”

                            Luego de varios años de trabajar sobre el tema, Díaz reflexionó que en realidad los militares golpistas no pretendían tanto la muerte del general Perón como “crear un temor muy grande en la población para generar lo que fue tres meses después la sonata de la autodenominada Revolución Libertadora”.

                            Reconocimiento histórico

                            El abogado chaqueño destacó que “a través del juicio que nosotros iniciamos y del movimiento de otras organizaciones sociales se reglamentó ya la indemnización a las víctimas del bombardeo de Plaza de Mayo. Ya hay 98 presentaciones realizadas, y se ha equiparado el monto de la indemnización a aquellos que fueron victimas de la última dictadura cívico militar”.
                            Editado por última vez por Mariano67; http://www.escortsxp.com/foro en 06/17/11, 23:56:22.

                            Comentario


                            • #15
                              Respuesta: 16 de Junio del 55

                              La forma en que los gorilas justificaron la matanza de Plaza de Mayo en el 55.

                              http://www.youtube.com/watch?v=yfQ8j...eature=related

                              Comentario

                              Trabajando...
                              X