Anuncio

Colapsar
1 de 2 < >

Argentinaxp.com

Escorts
2 de 2 < >

Club de Caballeros Argentina

Obtené acceso a la mejor información de Argentina y el Mundo. Asociate hoy y comenzá a disfrutar!
Ver más
Ver menos

Como.??? No somos los mejores.???

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Como.??? No somos los mejores.???

    Fiamma escort vip Centro

    Escort en Tribunales

    Escort en Tribunales
    “¿Donde están los recursos humanos maravillosos?”

    El autor de este trabajo derriba mitos de la Argentina.
    Datos precisos provenientes de entidades internacionales de
    prestigio, fueron tomados para la confección de este estudio


    por Diego Wartjes



    “Una de las razones por las cuales no logramos despegar como nación es porque, contrario a la creencia popular, el argentino es un pueblo poco talentoso. Para comprobarlo, basta con un análisis más científico y menos mitológico.

    Para empezar, hay que tener en claro que el alto o bajo nivel de la política y la economía de una nación es consecuencia de algo previo y más fundamental: el nivel mental y cultural de su gente. Porque política y economía son productos de la mente, de una cultura e idiosincrasia que es diferente según la sociedad que se trate. En otras palabras: no es lo mismo la política y la economía en manos noruegas y canadienses que en manos argentinas.

    Latinoamérica y Africa son los dos continentes que albergan las naciones más atrasadas de la humanidad. Y los argentinos estamos mal rankeados incluso con respecto a varias de ellas, lo que fue corroborado por la última evaluación de la Unesco, donde quedamos superados por uruguayos, costaricenses, cubanos, chilenos y mexicanos.

    En lectura, los chicos de tercer grado quedaron en séptimo lugar y los de sexto grado, en el octavo en Latinoamérica. Es que jamás se ha dicho a nivel internacional que el argentino sea ‘uno de los pueblos talentosos del mundo’. A lo largo de la era moderna este título le ha correspondido, justificadamente, al pueblo francés, al alemán, al judío, al inglés, al estadounidense y, a partir de los años setenta del siglo XX, al japonés.

    El talento se mide científicamente, hay índices para ello, por ejemplo, la cantidad de patentes registradas, adelantos producidos por las empresas de un país, el puesto de sus universidades en los rankings del London Times y la Universidad Jiao Tong, los índices de poder adquisitivo y pobreza de las Naciones Unidas, el ranking Anholt-GFK Roper de Marca País, el grado de facilidad para abrir empresas según el Doing Business del Banco Mundial y la Heritage Foundation, el riesgo país según Standard & Poor`s, los índices de competitividad del Foro Económico Mundial, el de libertad de prensa y derechos políticos de Freedom House, el grado de valores según la World Values Survey Association y el de corrupción de Transparency International.

    El lugar que ocupa la Argentina en estos rankings es mediocre cuando no lastimoso (no sabemos quienes somos hasta que nos comparamos con otros). A estos índices cabe comparar la cantidad de Premios Nobel. Inglaterra cuenta con, aproximadamente, 80 Nobel, Alemania con 70, Francia 32 y los Estados Unidos con 314 (fuente: nobelprize.org.official website; estos números no incluyen los premios Nobel de paz y literatura por su alto grado de politicismo, solo los de ciencia puras).

    Los judíos, a pesar de no exceder del 0,5% de la población mundial, han ganado 29 premios de 1901 a 1950 y 96 premios de 1950 a 2000[1]. Hungría cuenta con dieciséis premios y Polonia con catorce mientras que la Argentina tiene solamente cinco de los cuales dos son de Paz (políticos); sin embargo, nótese que no hay húngaros ni polacos exclamando por ahí que son un ‘pueblo con recursos humanos maravillosos’.

    Tampoco es verdad que los ‘profesionales argentinos sean excelentes’; la ‘fuga de cerebros’ es un mito. Como dijo una científica argentina ‘para hacer ciencia o trabajar en laboratorios de los Estados Unidos y de Europa, el camino más corto es estudiar en sus claustros. En ellos, los extranjeros que dominan son los de origen asiático, que son súper exigentes y competitivos y llegan en números masivos’[2]. Los mejores en el exterior no son, pues, ni argentinos ni latinoamericanos sino asiáticos. Borges tenía en claro que el hombre medio argentino no era talentoso; por el contrario, en su Nota sobre los argentinos le critica su ‘penuria imaginativa’. Y esto no es una novedad, ni algo reciente producto de ‘la decadencia’.

    Ya Einstein que visitó nuestro país en 1925 se decepcionó de las preguntas que algunos físicos y astrónomos argentinos le hicieron. En su diario de viaje escribió: ‘Me hicieron preguntas científicas muy tontas, de forma que era difícil permanecer serio’[3]. En opinión similar, el dramaturgo español Jacinto Benavente dijo en 1922 que la única palabra que se forma con argentinos es ‘ignorantes’. La creencia de los ‘recursos humanos maravillosos’ ha generado otra muy soberbia: que es un ‘misterio inexplicable’ porque no prosperamos.

    En efecto, muchos creen que aquí sucede algo especial, mágico, secreto o conspirativo, que hace que las soluciones que aplicaron otras sociedades no sirvan aquí por el grado de complejidad de los problemas argentinos, que lo que sucede aquí sería diferente a lo que ocurre en los demás países subdesarrollados.

    El Premio Nobel F.A. Hayek habría dicho que las economías más difíciles de entender son la japonesa y la argentina pero a decir verdad, el sistema perverso de las reglas de juego de nuestra economía se comprende en menos de cinco minutos. Si los argentinos no saben controlar la inflación o la delincuencia es porque simplemente les falta talento y no porque les sobra. Ya lo dijo Guy Sorman ‘Si eres un economista, la Argentina no es un enigma’[4].

    ¿Cómo puede ser entonces que un pueblo con estos mediocres indicadores internacionales –sexto en educación en Latinoamérica– se haya forjado una visión tan equivocada y magna de sí mismo?, ¿en que la fundamenta? Me parece que tres son las razones. La primera es que descendemos, mayoritariamente, de italianos y heredamos de ellos su narcisismo y pasión por las apariencias. En Los italianos, Luigi Barzini dice que ‘Los italianos aman su propia actuación, su propia exhibición... prefieren vivir... en su ambiguo mundo de apariencias, entre reproducciones de papier maché de la realidad (...) En determinado momento, la búsqueda de una segunda realidad en todo lo italiano se convierte en un juego (...) ¿Hasta qué punto el señor A, el célebre político...es un verdadero estadista? ¿En qué medida es el señor B un gran novelista, el señor C un gran actor, el señor D un gran director cinematográfico, el señor E un gran poeta? (...)

    Unos pocos, quizá no sean más que impostores inteligentes (...) Un italiano considera un deber cultivar tales ilusiones en los demás seres humanos, pero, sobre todo, lo considera un deber con respecto a sí mismo’. Nótese la descripción ególatra de Barzini sobre sus compatriotas: ‘Los italianos les descubrieron América a los americanos; les enseñaron la poesía, la política y las artimañas del comercio a los ingleses; la ciencia militar a los alemanes; la cocina a los franceses; la representación y la danza del ballet a los rusos; y música a todo el mundo’. Al igual que los argentinos, los italianos también se creen únicos y originales; sin embargo, Italia es uno de los países más problemáticos de Europa Occidental (en especial el Sur).

    Es que el argentino interpreta su lugar en el mundo a partir de su fisonomía europea –su tez blanca, a veces rubio y de ojos claros– y Buenos Aires, con su arquitectura europea, no se parece en nada al resto de las ciudades latinoamericanas. Pero no advierte que el europeísmo de su capital se debe a que no fue construida por argentinos sino por inmigrantes europeos (en 1914, la población era de unos 7.900.000 de los cuales, aproximadamente, la mitad eran extranjeros).

    Vivimos, pues, en una ciudad pensada y construida por una cultura superior, la europea, pero el argentino no es un pueblo de cultura superior, solo cree que lo es.

    La segunda razón es la falacia de la generalización indebida, un tema de la Lógica: se toman de ejemplo veinte profesionales que se destacaron en el extranjero y se generaliza diciendo ‘a todos los profesionales argentinos les va bien en el exterior’, una expresión que más que describir la realidad, la redondea. Una cosa es que haya algunos individuos talentosos, que los hay aquí, pero también en Rusia, la India, Perú, México, Polonia y Turquía y otra muy distinta que seamos un ‘pueblo talentoso’. Además, ¿de qué sirven el talento de unos pocos si no hay capacidad de comprensión en el resto de la sociedad para cosas elementales? La India y Rusia han producido excelentes matemáticos, científicos, analistas de sistemas, bailarines, atletas olímpicos, escritores y músicos; no obstante, no dejan de ser sociedades subdesarrolladas con todo lo que esto implica.

    La tercera es que el talento es un concepto sistémico y no una carrera de obstáculos. La nación y sus problemas requieren soluciones sistémicas, no individualistas, carismáticas, ni personalistas. Empero, el argentino promedio cree que talento es ingeniárselas para esquivar los obstáculos que a diario le imponen las perversas reglas de juego de la economía y la política argentina, cuando en verdad es a la inversa: talento es crear un sistema de reglas eficaces, claras, justas y previsibles de manera tal que no haga falta hacer constantes piruetas para sobrevivir.

    Se sorprende entonces cuando los nórdicos, alemanes o japoneses que trabajan aquí no entienden nuestras necedades y concluye que ‘ellos no son tan rápidos como nosotros’. Estas creencias revelan que una parte de nuestro pueblo aún está detenido en el pensamiento mágico, es decir, aún no ha desarrollado una mirada científica sobre su realidad: el argentino promedio tiene pues, grave dificultad para distinguir las creencias de la realidad. Las creencias, dice Julián Marías, son interpretaciones de la realidad, son su apariencia, pero no son la realidad. Las creencias que albergamos no las hemos pensado nosotros sino la sociedad, nos fueron transmitidas en el hogar, en la escuela, la universidad, el trabajo, mediante la televisión, los diarios y la opinión pública local.

    Los hombres no captamos pues, la realidad tal como ella es sino que la vemos a través de un sistema de creencias heredado, de ahí que podemos decir que, en rigor, somos ‘pensados por otros’.

    Es evidente entonces, a pesar de lo que nos espetaron Einstein y Benavente, que de generación en generación, los argentinos nos hemos estado repitiendo unos a otros, estas creencias delirantes que terminamos por tomarlas como nuestra realidad. Cuando Ortega visitó la Argentina (1929) se dio cuenta de este contagio sociológico y pronunció su famoso consejo: ‘¡Argentinos, a las cosas, a las cosas!’ que se fundamenta en el lema de la filosofía de Husserl, Zu den Sachen selbst! ‘¡a las cosas mismas!’ y significa: argentinos, miren la realidad tal cual ella es y se les presenta en vez de negarla, encubrirla o interpretarla a través de sus creencias; descríbanla objetivamente en vez de explicarla subjetivamente (la descripción es el método de Husserl).

    Por eso, el Libro Negro del Psicoanálisis, publicado hace poco en París, sostiene que la Argentina y Francia son los dos países ‘más freudianos del mundo, están ciegos’; o sea, ciegos para ver la realidad en su desnudez.

    Ahora bien, ¿es tan negativo que no seamos uno de los pueblos talentosos del mundo? En verdad no, pues los talentosos, en cualquier área de la vida, son siempre una minoría. De un total de, aproximadamente, más de 200 naciones, solo alrededor de 25 se pueden considerar talentosas, las que son desarrolladas, (el resto son subdesarrolladas). El problema con el argentino no es pues, que no sea un pueblo creativo y hacedor: no, para nada; el problema serio ‘es que no lo sabe’ (Hernán Fernández Romero).

    Cualquier argentino promedio acordará que su sociedad es corrupta pero difícilmente admita que a su pueblo le falte talento. Y esta es una de las razones por las cuales el cambio va a ser mucho más difícil aquí que en otros pueblos latinoamericanos de carácter más humilde. ¿Porqué prospera el pueblo chileno, sea con las derechas o las izquierdas? Porque al partir de un ‘complejo de inferioridad’ –con respeto–, tuvo que mirar hacia arriba; seguir el ejemplo de los que triunfaron, en suma, imitar los sistemas de ideas políticas, económicas y valores de sociedades verdaderamente talentosas, como la noruega o la neozelandesa.

    Ortega con sus dotes de ‘psicólogo’, se da cuenta que este es nuestro ‘talón de Aquiles’, el defecto que nos impedirá convertirnos en una nación próspera y desarrollada. De ahí sus palabras de El hombre a la defensiva (1929), genial ensayo sobre el narcisismo del argentino: ‘...Si de puro mirar el proyecto de nosotros mismos olvidamos que aún no lo hemos cumplido, acabaremos por creernos ya en perfección. Y lo peor de esto no es el error que significa, sino que impide nuestro efectivo progreso, ya que no hay manera más cierta de no mejorar que creerse óptimo...’. La sobre valoración a que ha conducido nuestra soberbia va hacer, pues, que el afán por volvernos una sociedad mejor, sea una instalación mucho más difícil de alcanzar a los argentinos que al resto de los latinoamericanos.

    Psicológicamente quien se cree superior, quien carece de autocrítica y suponga que nada tiene que aprender de otro es, precisamente por esta actitud, una clase de sociedad sin porvenir; por el contrario, quien reconoce su mediocridad ya ha dado el primer paso para superarse. En última instancia, el problema radical de los argentinos no es lo que nos pasa, ni lo que otros nos hicieron sino el no reconocer lo que somos”.
    Viva la joda...!!!

  • #2
    Respuesta: Como.??? No somos los mejores.???

    Me parece vomitivo el texto. el pais puede estar mal, bien, mejor, peor... pero no por eso los argentinos somos una mierda como lo asegura este abogaducho de cuarta solo porque hoy por hoy hablar mal del pais le asegura mas ventas de sus libros.
    Ademas hay una lista interminable de logros individuales y en conjunto de nuestra sociedad que nos pone a la vanguardia de latinoamerica junto con Brasil y Mexico (superandolos en algunos aspectos incluso) y punto.
    Por otro lado, si somos en la gran mayoria descendientes de europeos...¿cual es delito en eso? ¿que tiene de malo si es la realidad? Hasta cuando vamos a seguir flagelandonos con eso, si mis abuelos son tanos que queres que diga? que lo niegue? si tenemos una sociedad con una composicion distinta al resto del continente hasta cuando hay que pedir disculpas por eso? que culpa tenemos el 50% de los argentinos que tenemos apellido italiano de que nuestros antepasados vinieron para aca? esta mal que diga que me considero un poco europeo si tengo 4 abuelos italianos y ciudadania italiana y hasta puedo votar presidente en italia? Por que hay que andar renegando de nuestros origenes? la argentina es asi, un poco de cada cosa, es distinta al resto de los paises de la region y punto, no es un defecto por el cual haya que andar pidiendo perdon a cada pais del continente.
    ¡¡¡...TENGO TIEMPO...PARA SABER...SI LO QUE SUEÑO CONCLUYE EN ALGO...!!!

    Comentario


    • #3
      Respuesta: Como.??? No somos los mejores.???

      La ultima frase resume todo:

      "En última instancia, el problema radical de los argentinos no es lo que nos pasa, ni lo que otros nos hicieron sino el no reconocer lo que somos”.
      Viva la joda...!!!

      Comentario


      • #4
        Respuesta: Como.??? No somos los mejores.???

        Originalmente publicado por Cordobés Ver Mensaje
        La ultima frase resume todo:

        "En última instancia, el problema radical de los argentinos no es lo que nos pasa, ni lo que otros nos hicieron sino el no reconocer lo que somos”.
        ¿Y que es lo que somos? Decilo dale...

        ¿Y desde cuando hay que reconocer algo solo porque lo dice alguien con infulas de sociologo? Si el tipo te dice que tu problema es que sos un mediocre, lo tenes que reconocer si o si? y solo porque te lo dice un tercero? La mediocridad esta en buscar constantemente la aprobacion de los demas. Que poca personalidad cordobes...
        ¡¡¡...TENGO TIEMPO...PARA SABER...SI LO QUE SUEÑO CONCLUYE EN ALGO...!!!

        Comentario


        • #5
          Respuesta: Como.??? No somos los mejores.???

          Creo que algo de verdad hay en el artículo. Ahora, observo esta decadencia desde hace unos 30 años, antes no era tan así.
          Tomando solo dos temas pavos ¿Como un país no puede resolver la violencia en el futbol llegándose a la necesidad de jugar sin publico visitante? ¿Como se llego a que las clases populares prefieran la cumbia o el reggaeton en lugar del tango o el folklore que además de tener un nivel infinitamente superior son auténticamente argentinos.
          Yo creo que la respuesta esta en la rebaja en la calidad del sistema educativo argentino y en que la gente ya no lo ve como origen de de movilidad social. Mientras los gobiernos no solucionen esto -la educación- continuaremos decayendo como pueblo en el concierto de las naciones.

          Comentario


          • #6
            Respuesta: Como.??? No somos los mejores.???

            Originalmente publicado por Mariano67 Ver Mensaje
            Creo que algo de verdad hay en el artículo. Ahora, observo esta decadencia desde hace unos 30 años, antes no era tan así.
            Tomando solo dos temas pavos ¿Como un país no puede resolver la violencia en el futbol llegándose a la necesidad de jugar sin publico visitante? ¿Como se llego a que las clases populares prefieran la cumbia o el reggaeton en lugar del tango o el folklore que además de tener un nivel infinitamente superior son auténticamente argentinos.
            Yo creo que la respuesta esta en la rebaja en la calidad del sistema educativo argentino y en que la gente ya no lo ve como origen de de movilidad social. Mientras los gobiernos no solucionen esto -la educación- continuaremos decayendo como pueblo en el concierto de las naciones.
            ¿Sos vos el que escribe esto Mariano.....?????? increible......coincido con Vos...somos un fracaso como conjunto de la sociedad , solo salvado con grandes individualidades, en los diferentes rubros(Messi, Milstein , Favaloro , Fangio, Borges ) y algunos pocos mas....muy poco para ser el reflejo de una sociedad en desarrollo....solo destacadios individuales....
            Hace tiempo que vengo diciendo en este foro que nuestra decadencia pasa por la EDUCACION...que se fue deteriorando desde hace 30 años y se cuadruplico en estos ultimos 10 años, se la ninguneo......p.regunten en la calle si alguien tiene idea del nombre del ministro de educacion....
            Si existio alguna vez alguna politica de estado seria sobre Educacion, o escucharon a algun bloque en el congreso presentar algo sobre educacion.......
            Mamita asi estamos....

            Comentario


            • #7
              Respuesta: Como.??? No somos los mejores.???

              Básicamente es muy cierto. Baste con el concepto que nos hemos sabido ganar en el terreno personal cuando salimos del país: los gritones, los ordinarios, los maleducados, los ventajeros, los mecheros, los prepotentes,... Y esto es indiscutible porque es opinión mayoritaria en todos los países; no nos quieren en ningún lado.
              Esta forma de ser y de vernos la hemos alimentado cerrando las fronteras y los ojos a lo que pasa en el resto del mundo y entonces nos autoconvencemos de que "somos los mejores". Esto pasó también en el futbol: éramos los mejores del mundo pero por las dudas no competíamos contra nadie. Un día nos decidimos a entrar en un Mundial y se nos apareció Checoslovaquia (6 a 1) para demostrarnos donde estábamos realmente.
              En lo social se necesitaron dos acontecimientos nefastos para que pudiéramos ver por donde realmente andaba el resto del mundo: la tablita de Martínez de Hoz y el Plan de Convertibilidad.
              No obstante, estamos orgullosos de nuestra cultura del alambre de fardo y de nuestro "moderno" sistema de educación "participativa".
              Pero siempre habrá una excusa para nuestro estancamiento. Por ejemplo: la conjura internacional para impedir el surgimiento de este despoblado país situado en el lejano Sur del mundo.

              Comentario


              • #8
                Respuesta: Como.??? No somos los mejores.???

                Un poco de razón tiene, si el nivel cultural de quien nos gobierna es pobre, poco podrán hacer por el resto, ahora concuerdo con mariano y edugal que ante no era tan asi.

                Ahora estoy con matias en porque por ser un poco italiano estoy mal, no lo creo y mal que mal la educación en el seno de mi familia fue muy tana, en la forma de pensar el reunirnos a comer, la comida que me gusta, la ropa que mas me gusta, inconcientemente es mas Europea.

                Ahora a los gobiernos les conviene tener gente confundida que escuche regetton, y no folklore (aunque el interior no es tan asi) para poder manejarla. Como puede ser que un tipo practicamente sin estudios llegue al senado??? En los primeros paises del mundo llegan los que estudian y además en determinado momento se enfocan.

                Además sin educación no se fomenta el nacionalismo y el amor por la patria, y su esfuerzo, me inculcaron mas amor por italia y su belleza que por argentina. Los tanos no son ejemplo de nada, pero la culpa de que la argentina este como este es nuestra, y de nadie más. Y de nuestra idioscincracia de creernos mejor que los demás sin el menor esfuerzo!.

                Salu2

                Comentario


                • #9
                  Respuesta: Como.??? No somos los mejores.???

                  Originalmente publicado por Perro Lobo Ver Mensaje
                  Básicamente es muy cierto. Baste con el concepto que nos hemos sabido ganar en el terreno personal cuando salimos del país: los gritones, los ordinarios, los maleducados, los ventajeros, los mecheros, los prepotentes,... Y esto es indiscutible porque es opinión mayoritaria en todos los países; no nos quieren en ningún lado.
                  Esta forma de ser y de vernos la hemos alimentado cerrando las fronteras y los ojos a lo que pasa en el resto del mundo y entonces nos autoconvencemos de que "somos los mejores". Esto pasó también en el futbol: éramos los mejores del mundo pero por las dudas no competíamos contra nadie. Un día nos decidimos a entrar en un Mundial y se nos apareció Checoslovaquia (6 a 1) para demostrarnos donde estábamos realmente.
                  En lo social se necesitaron dos acontecimientos nefastos para que pudiéramos ver por donde realmente andaba el resto del mundo: la tablita de Martínez de Hoz y el Plan de Convertibilidad.
                  No obstante, estamos orgullosos de nuestra cultura del alambre de fardo y de nuestro "moderno" sistema de educación "participativa".
                  Pero siempre habrá una excusa para nuestro estancamiento. Por ejemplo: la conjura internacional para impedir el surgimiento de este despoblado país situado en el lejano Sur del mundo.
                  me gusto su análisis, este tema da parahablar y creo todos en algún punto tenemos razón.

                  Comentario


                  • #10
                    Respuesta: Como.??? No somos los mejores.???

                    No, no semo lo mejor, tampoco lo pior.
                    Descuartizan vacas en el norte. Más desnutridos en el "granero del mundo". "el que apuesta al dólar pierde",
                    Cinco presidentes en una semana. ¡son todos una manga de garcas! ¡este país está lleno de ladrones!
                    ¿yo?... ¡argentino!

                    Comentario


                    • #11
                      Respuesta: Como.??? No somos los mejores.???


                      "De lo cual científicamente se deriva que..."
                      Y así gana legitimidad -científica- otro holocausto, por ejemplo...

                      Hegel también afirmaba que Oriente dormiría eternamente su siesta...
                      Nacionalsocializo, nazis...

                      Todo muy simpático...

                      Sí, sí, claro...

                      Líder del Movimiento Contestatario La Conchismo de Tu Hermanista*

                      Comentario


                      • #12
                        Respuesta: Como.??? No somos los mejores.???

                        Te felicito Cordobés. Me engancho a esta hora, con sueño y unas copas de más encima, pero te leí hasta el final. Advierto que debo estar 20% en mis cabales, pereo el asunto me interesó, me hizo pelota el ego, pero concluyo que hay mucha verdad en todo el artículo. Me tiró abajo,pensaba que eramos los mejores y ahora mehizo mierda porque creo que hay mucha verdad. Y buéh. Tengo la excusa perfecta: estoy medio en dope, y lo que leí fue una pelotudez... ya se me va a pasar, y me olvidaré de todo esto. Me levanto a las cinco, me ducho, y a otra cosa. Seguiremos siendo los maradonas, messi, carlitos, pipita.... somos grosisimossss.
                        Saludos. Albert-
                        -El sexo sin amor es una experiencia vacía. Pero como experiencia vacía es una de las mejores.
                        -La ignorancia es temporal, la estupidez es para siempre.

                        Comentario


                        • #13
                          Respuesta: Como.??? No somos los mejores.???

                          que terrible mierda mi dios....

                          ni vale la pena seguir...

                          Comentario


                          • #14
                            Respuesta: Como.??? No somos los mejores.???

                            Originalmente publicado por MATIASB Ver Mensaje
                            Me parece vomitivo el texto. el pais puede estar mal, bien, mejor, peor... pero no por eso los argentinos somos una mierda como lo asegura este abogaducho de cuarta solo porque hoy por hoy hablar mal del pais le asegura mas ventas de sus libros.
                            Ademas hay una lista interminable de logros individuales y en conjunto de nuestra sociedad que nos pone a la vanguardia de latinoamerica junto con Brasil y Mexico (superandolos en algunos aspectos incluso) y punto.
                            Por otro lado, si somos en la gran mayoria descendientes de europeos...¿cual es delito en eso? ¿que tiene de malo si es la realidad? Hasta cuando vamos a seguir flagelandonos con eso, si mis abuelos son tanos que queres que diga? que lo niegue? si tenemos una sociedad con una composicion distinta al resto del continente hasta cuando hay que pedir disculpas por eso? que culpa tenemos el 50% de los argentinos que tenemos apellido italiano de que nuestros antepasados vinieron para aca? esta mal que diga que me considero un poco europeo si tengo 4 abuelos italianos y ciudadania italiana y hasta puedo votar presidente en italia? Por que hay que andar renegando de nuestros origenes? la argentina es asi, un poco de cada cosa, es distinta al resto de los paises de la region y punto, no es un defecto por el cual haya que andar pidiendo perdon a cada pais del continente.
                            Coincido 100%
                            Me hartan estas notuchas escritas por fracasados que quieren generalizar su propio fracaso.

                            Comentario


                            • #15
                              Respuesta: Como.??? No somos los mejores.???

                              los negros tienen ritmo
                              los gallegos son brutos
                              los alemanes son metodicos
                              las francesas saben besar
                              los argentinos son soberbios

                              todas boludeces que no dan para ponerse a filosofar



                              ah, las guaranies cogen barbaro, eso es verdad !!

                              Comentario

                              Trabajando...
                              X