Anuncio

Colapsar
1 de 2 < >

Argentinaxp.com

Escorts
2 de 2 < >

Club de Caballeros Argentina

Obtené acceso a la mejor información de Argentina y el Mundo. Asociate hoy y comenzá a disfrutar!
Ver más
Ver menos

Chicas secuestradas ¿Alguna vez les pasó? ¿Que harían?

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Chicas secuestradas ¿Alguna vez les pasó? ¿Que harían?

    Fiamma escort vip Centro

    Escort en Tribunales

    Escort en Tribunales
    Leyendo el muy buen tema que posteó Nicolai http://www.foro-escorts.com.ar/foros...cuestrada.html , se me ocurrió la pregunta. ¿Alguna vez les pasó algo así? ¿Que una mina les dijera que la obligaban? ¿Que hicieron? ¿Que se hace? ¿Llamás a la cana, que lo más probable es que esté arreglada?
    A mi nunca me pasó estar con ninguna mina que me dijera que la obligaban ni nada por el estilo.
    Sí me pasó, hace muchos años en Mendoza, que me mandaron una mina -el sistema era que llamabas y la esperabas en un telo- que tenía cara de muy pendeja. Pintada como una puerta. Tal vez tenía 18, tal vez no. La mina tenía bastante cara de susto, o al menos eso me pareció a mi. Estaba bastante tensa.
    Me quedé medio duro sin saber que hacer. Pensé en rajarla, pero me pareció que eso le podía complicar la cosa a ella.
    La hice pasar a la habitación, la charlé un rato y me di cuenta de que no era la primera vez que lo hacía, y no me pareció que la estuvieran obligando ni nada por el estilo. De hecho me desvistió ella y se desvistió también y me agarró la japi con bastante tranquilidad. La dejé que me pajeara un rato, pero me comieron la cabeza las dudas y no pude seguir.
    Se preocupó y me preguntó si con otras minas me pasaba que no se me paraba.
    Le dije que no se preocupara, que no se me paraba porque tenía muchos problemas personales, le garpé y nos fuimos.
    Con el tiempo pensé que a lo mejor me hizo algún cuento. No se.
    Desde ese momento, cada vez que pido una mina por teléfono (en hoteles del interior es bastante común) les pongo énfasis en que si me mandan una menor, la rajo. Nunca más me volvió a pasar.
    ¿Y los demás gateros? ¿Tienen alguna XP que quieran compartir?

    Lechat

  • #2
    Chicas secuestradas ¿Que harían..?

    Información:

    Oficina de Asistencia Integral a la Víctima del Delito (OFAVI)
    Director General: Dr. Eugenio Freixas.
    Sede: Tte. General Perón 2455, piso 1º de la ciudad de Buenos Aires (en el barrio de Once).
    Teléfonos: (011) 4952-9980
    4954-8415
    4959-5983/5900 interno 4
    Horario de atención: 8 a 20 hs.
    mail: ofavi@mpf.gov.ar
    http://www.mpf.gov.ar/Ofavi%20pagina.htm

    Se recomienda -de ser posible- tomar contacto previamente en forma telefónica para concertar el horario de la entrevista con los profesionales de la Oficina.

    Dirección General de la Mujer
    C. Pellegrini 211, 7º piso.
    Te. 4393-6466/62.
    Línea gratuita 0800 - 666 - 8537

    Dirección General Sistema de Atención Inmediata
    Ministerio de Derechos Humanos y Sociales
    Av Amancio Alcorta 1402- Edificio Olivera 1º piso
    Teléfonos: 4304-0209 / 0337 / 0380 / 6774 / 7019
    4305-5977 / 2476

    Campaña
    El INADI se sumó a la Campaña “Digamos no a la Trata, No a la Esclavitud Moderna”, diseñada por la OIM (Organización Internacional para las Migraciones), proporcionando su línea gratuita de alcance nacional 0-800-999-2345, que funciona las 24 horas. Allí se atienden las consultas relacionadas con la Trata de Personas y se deriva cada caso a los organismos competentes.

    Stendhal
    .

    Comentario


    • #3
      Chicas secuestradas ¿Que harían..?

      Casos:

      Casos repetidos en una provincia exportadora
      Santa Fe es uno de los distritos en los cuales las redes de proxenetas reclutan jóvenes

      "Los burdeles del sur del país están repletos de chicas santafesinas muy jovencitas que llegan engañadas por redes que les prometen trabajos bien pagos y después terminan en el negocio de la oferta sexual". La historia, que es un secreto a gritos, la contó Elena Reynaga, la secretaria nacional de la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (Ammar) y fue ratificada por el informe de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM). En su testimonio, la dirigente gremial aseguró que "esas chicas son de los sectores más carenciados de la sociedad, donde la oferta de un buen trabajo es irresistible" y sostuvo que hubo casos en los que les "ofrecieron hasta 3.000 pesos para trabajar en Ushuaia y Río Gallegos". En ese marco, sobran los ejemplos en la provincia para darle crédito a las denuncias.

      De Las Flores a Río Gallegos
      En julio de 2003 Andrea y Natalia tenían 15 y 17 años Vivían en el barrio Las Flores de Rosario donde fueron contactadas por su vecina Patricia Ester Alvarez quien trabajaba como prostituta Les ofreció la posibilidad de un trabajo bien remunerado en el sur del país y se las llevó Las dos menores subieron a un auto en el que había dos hombres y otra chica Mariana domiciliada en el barrio Fuerte Apache Fueron hasta Buenos Aires y desde allí en micro hasta Río Gallegos donde fueron obligada a trabajar en el burdel La Morocha De su trabajo no vieron un peso ya que el primer mes era para devolver el costo del pasaje Tras un mes de cautiverio las jóvenes escaparon del local y regresaron a Rosario Hicieron 3 mil kilómetros a dedo y al arribar le contaron lo ocurrido a sus madres quienes presentaron la denuncia Por el caso Alejandro Guerreros dueño del burdel sureño y Patricia Alvarez la prostituta rosarina que las contactó fueron procesados por la jueza de Instrucción Raquel Cosgaya

      De Santa Fe a Las Varillas
      En 2001 una nena de 13 años que vivía en la capital provincial fue secuestrada por una pareja de vecinos Bajo amenazas la trasladaron hasta la ciudad cordobesa de Las Varillas donde la entregaron a cambio de un viejo Ford Falcon a los dueños de un burdel La menor estuvo cautiva durante dos años y fue obligada a prostituirse En tanto el matrimonio que la había capturado jamás volvió a Santa Fe y sus pasos se perdieron Un cliente la ayudo a escapar y la acompañó hasta la comisaría de Río Segundo donde quedó registrada la denuncia Desde allí la chica pudo volver a su casa y desnudar lo ocurrido Por el caso fueron detenidas y procesadas tres personas

      Dos nenas solas
      En febrero de 2006 en el distrito costero La Guardia en Santa Fe la policía hizo un allanamiento buscando a Fernanda Aguirre la nena entrerriana cuyo paradero no se conoce desde 2004 cuando fue secuestrada y presuntamente vendida a una red de prostitución A la menor no la encontraron pero hallaron a dos chicas de 15 años oriundas del barrio Barranquitas cuyo paradero no se conocía desde septiembre de 2005 Una de las pibas dijo que una semana antes se habían escapado de un prostíbulo de la ciudad de Arrecifes lugar en el cual una de ellas había sido vendida por 15 mil pesos por un hombre que la enamoró la engañó con un viaje y terminó entregándola a cambio de dinero

      Escape de Santiago
      Romina Gamarra fue secuestrada por un vecino del barrio Barranquitas en enero de 2006 y obligada a prostituirse en un burdel de General Rodríguez en Buenos Aires Un mes más tarde fue trasladada hasta un local de Bell Ville en Córdoba y poco después a La Banda en Santiago del Estero Allí se encontró con María Cristina Ojeda a quien conocía por ser su vecina Gracias a un cliente ocasional las chicas pudieron escapar del burdel y regresar a Santa Fe en compañía del padre de Romina quien viajó para ayudarlas En un primer momento ambas jóvenes denunciaron lo ocurrido ante la Justicia que impartió la orden de captura para tres hombres Pero luego se contradijeron entre ellas no sólo en reportajes televisivos sino también ante la ex fiscal Griselda Tessio ante quien María Cristina desmintió toda la historia presuntamente bajo amenazas de los proxenetas En noviembre pasado el rastro de las chicas volvió a perderse y la Cámara de Diputados santafesina a instancias de la rosarina Sivia Augsburguer declaró su profunda preocupación por la integridad de las jóvenes y la necesidad de avanzar en la investigación de las denuncias y efectivizar las órdenes de captura para los sospechosos.

      OTRAS NOTAS:
      http://www.lacapital.com.ar/2007/04/...a_379720.shtml



      Explotación
      El sonado caso de un whiskería cordobesa cuyo regente fue condenado a 14 años de cárcel.
      De víctimas a torturadoras, el triunfo de una perversa relación de dominación.


      La historia de la whiskería cordobesa Puente de Fuego es paradigmática respecto de la trata de personas para explotación sexual. Ocurrió en 2004 y fue reflejada por todos los medios del país y el estudio de la OIM la toma como un caso testigo por sus niveles de violencia y destaca su resolución judicial de octubre pasado.

      Puente de Fuego estaba en Inriville y su regente era Jorge Luis González, un cabo retirado de la Policía Federal. Allí trabajaban "locas sueltas" -como llaman a las mujeres sin dueño- y otras propiedad de proxenetas. También había menores que un hombre proveía desde la provincia de Santa Fe.

      En septiembre de 2004 Sandra, una adolescente cordobesa de 16 años, llegó al cabaret atraída por la oferta del regente de trabajar como cocinera y limpiar por 200 pesos por mes. Pero ni bien llegó, González le dijo ejercería la prostitución como las otras chicas.

      "Andá acostumbrándote, vas a vivir acá y hacer lo que yo diga, como mujer mía", le dijo don Jorge a los golpes cuando la chica le manifestó su desacuerdo. Según contó después Sandra, esa tarde González le inyectó una sustancia que ella desconocía y la hizo aspirar cocaína.

      Una semana después, la chica le pidió al patrón su plata para mandarle a la familia. "Acá tenés tu plata", repetía don Jorge a pura paliza, antes de pedirle a unos obreros que hacían una zanja en la ruta que le construyeran una cueva. A la noche, cuando los operarios se fueron, metió a Sandra allí y la esposó a un caño. El regente y cinco empleadas pasaron la noche pegándole y apagando los cigarrillos en su cuerpo. Y así quedó, sin comida y sin agua.

      Doce días después, González la fue a buscar porque un cliente la había pedido. El mismo la maquilló y la mandó a atender al hombre, a quien la chica rogó que denunciara lo que pasaba. Cuando llegó la policía, González la llevó a la cueva y la volvió a esposar al caño. Más golpes, patadas, vejaciones y torturas con cables pelados.

      Hasta que el 30 de noviembre de 2004, Sandra escapó de una manera increíble: estaba tan débil que la esposa le quedaba floja y se pudo soltar. En octubre pasado González fue condenado a 14 años de prisión por facilitación y promoción de la prostitución, privación ilegítima de la libertad y reducción a la servidumbre.

      La encargada del local y dos mujeres que también eran explotadas sexualmente fueron condenadas a tres años. La historia de una de ellas, que consigna el estudio y que no difiere de la de otras miles de víctimas, es más que ilustrativa sobre las relaciones de sometimiento que se plantean en el mundo de la trata.

      Ella o yo
      Esa chica había sido comprada por González en 100 pesos a una mujer que la había recogido en la calle La chica se prostituía desde los 9 años porque en su casa no había dinero A esa edad fue violada por 10 hombres

      A los 13 llegó a un prostíbulo llamado Kela donde la maltrataron, violaron y le echaron agua hirviendo a los genitales. Pero además allí quedó embarazada y así la obligaron a trabajar hasta que tuvo una nena. "El día del parto fui a comprar pañales y cuando volví estaba abierta como un pescado. Me la habían acuchillado, la metieron en una bolsa y se la llevaba el camión de la basura. Yo corría al camión y ellos se reían. Cuando paró, saqué la bolsa y enterré a la nenita en el patio de la whiskería. Me pegaron pero me dejaron enterrarla, estuve llorando varios días tirada al lado de la tumba. Los denuncié y me fui, nunca supe si se investigó, nunca me llamaron a declarar".

      El relato de la mujer al diario cordobés "La Voz del Interior" fue realizado desde la cárcel mientras estaba detenida con prisión preventiva por lo ocurrido en Puente de Fuego. Cuando luego fue condenada, "el miedo que tuvieron de enfrentar a un hombre tan violento como González" obró como atenuante.

      "Era ella o yo", dijo otra de las condenadas cuando se le preguntó por su actitud contra la joven torturada.

      http://www.lacapital.com.ar/2007/04/...a_380043.shtml


      Stendhal

      Comentario


      • #4
        Re: Chicas secuestradas ¿Alguna vez les pasó? ¿Que harían?

        Amigos.
        La verdad que despues de leer estas notas, no dan ganas de visitar ningun Pv, cabarets, boliches o cualquier lado donde no se pueda estar seguro de que las chicas no son explotadas. Aunque seguramente que hay gente que no le importa, porque si le traen una chica golpeada, quemada con cigarrillos, etc. y uno le da, es m&#225;s HDP que el que la tiene encerrada.
        Saludos
        Un gatito de vez en cuando le hace bien al matrimonio.
        PD: siempre y cuando no se entere mi esposa!!!!!!!!!!!!!

        Comentario


        • #5
          Re: Chicas secuestradas ¿Alguna vez les pasó? ¿Que harían?

          Es un tema complicado, pero sin dudas creo que hay denunciarlo.

          No a la explotaci&#243;n
          Una ciudad dormida y sin sueños ... nunca te vi en ningún aviso, nunca te vi en la televisión ...

          Comentario


          • #6
            Re: Chicas secuestradas ¿Alguna vez les pasó? ¿Que harían?

            Lechatt: En el caso que expuse en el otro tema hay dos situaciones. La primera, que la chica es una menor; y la segunda, que habr&#237;a sido secuestrada. Delitos grav&#237;simos ambos.

            He conocido una chica que en su oportunidad estuvo "prisionera" en un cabaret de Tierra del Fuego. Si bien era mayor de edad, le retuvieron los documentos como para tenerla bajo presi&#243;n. Por suerte pudo safar.

            &#191;Qu&#233; har&#237;a si me toca vivir una situaci&#243;n as&#237;?. La verdad no s&#233; como reaccionar&#237;a puntualmente pero seguramente no reparar&#237;a en los peligros o complicaciones que pudiera correr. Las situaciones de abuso simplemente me sacan mal.
            Saludos. Nicolai
            "Beber del buen vino y de las hermosas mujeres
            empaña mis sentidos.
            Abandonarme a ello y salir ileso
            es mi desafío".

            Comentario


            • #7
              Chicas secuestradas ¿Que harían?

              Recuerden, para cualquier denuncia, tanto en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como en las provincias dirigirse a la Justicia, Fiscalía u organismo específico (del Estado u ONG) como los detallados más arriba. Gracias.
              Stendhal.

              Comentario


              • #8
                Re: Chicas secuestradas ¿Alguna vez les pasó? ¿Que harían?

                Gracias a todos por las respuestas. Y a Stendhal sobre todo por la data.
                Lechat

                Comentario


                • #9
                  Re: Chicas secuestradas ¿Alguna vez les pasó? ¿Que harían?

                  En el pv de c&#243;rdoba y gallo, una vez estuve con una chica de nacionalidad peruana (adriana) que medio en chiste, medio en serio, me dijo al pasar que estaba "prisionera" en ese lugar. Una vez que me dijo eso, se me ocurri&#243; relacionarlo con la doble puerta que tiene el pv, y la exagerada preocupaci&#243;n de la 840 "edith" en golpear la puerta y preguntar si estaba todo bien tres veces en media hora, etc. Cap&#225;z que Flashe&#233; cualquiera, pero la verdad es que no volv&#237; m&#225;s. Mi conclusi&#243;n es que en PV&#180;s barat&#237;simos como es ese, la posibilidad de algo as&#237;, lamentablemente no me parece imposible. Deber&#237;a haber vuelto con la misma chica y repreguntar sobre el tema, pero bueno, me garqu&#233; un poco y hasta el dia de hoy en el que escribo esto me hice el pelotudo.

                  Comentario


                  • #10
                    Re: Chicas secuestradas ¿Alguna vez les pasó? ¿Que harían?

                    En una ocasión en un putero que estaba sobre la ruta 197 camino a JC Paz, conocí a una pendeja que decía tener 21 años los cuales no aparentaba ni a palos.
                    Era rubia alta y delgada, onda lolita de Pancho Dotto y desentonaba por completo con el resto de las escorts del lugar que además de ser mas grandes se veían bastante baqueteados.
                    Cuando la encaré, pude comprobar que por su tonada era paraguaya, le propuse salir del lugar para ir a algún telo de la zona abonándole 4 o 5 veces el grift que tenían en ese lugar: $40 el polvo en una habitación mugrienta o mal oliente.
                    La niña me respondió que le encantaría pero el encargado no las dejaba salir del lugar con los clientes. Al mirar hacia la caja para ver quien era el que supuestamente la tenia prisionera, grande fue mi sorpresa al comprobar que se trataba de un amigo de la adolescencia al cual no veía desde hacía varios años.
                    Al ver esto fui a saludarlo y le comente mi intención de llevarme a la pendeja, a lo que me respondió que no había drama pero me advirtió que como era nueva y bastante inexperta no me esperara un servicio excepcional.
                    Salvado el obstáculo me llevé la pendeja a un telo de 197 y Panan donde la pasamos bastante bien durante el resto de la noche.
                    Después de levantarnos a medio día del Domingo, la invite a comer a una parrilla en la zona de Tigre y de ahí a la quinta de mis viejos donde además de tomar sol un rato y meternos a la pileta, tuvimos acción un par de veces mas.
                    Aclara todo esto con el consentimiento y voluntad de la minita.
                    Una vez que entramos en confianza me aclaró que no estaba secuestrada ni nada por el estilo, simplemente no salían del lugar con los clientes por propia seguridad ya que los habitúes por lo general eran gente bastante picante.
                    Además me confirmó que efectivamente no tenía 21 sino 17 años.
                    Finalizado el día la lleve a la pensión donde estaba viviendo en Polvorines y le deje un regalito de $250 por la linda jornada.
                    Tiempo después me volví a encontrar con el regente del lugar, quien me contó que la minita estaba viviendo en Cap Fed y si la quería encontrar nuevamente, gateaba en Cocodrilo y Shodama.
                    Fue la única ves que llegue a sospechar que estaba ante un caso de explotación sexual pero por suerte no era así.

                    Comentario

                    Trabajando...
                    X