Anuncio

Colapsar
1 de 2 < >

Argentinaxp.com

Escorts
2 de 2 < >

Club de Caballeros Argentina

Obtené acceso a la mejor información de Argentina y el Mundo. Asociate hoy y comenzá a disfrutar!
Ver más
Ver menos

anecdota de escort

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • anecdota de escort

    Fiamma escort vip Centro

    Escort en Tribunales

    Escort en Tribunales
    quiza sea un post al pepe y medio boludo pero lo encontre por ahi y a mi me dio mucha risa y lo quiero compartir, la pongo aqui por que ella lo publico en su blog. los textos en rojo son acotaciones mias

    "Ahora que llueve, me vino a la memoria lo que me pasó un día, cuando comenzaba en este negocio de los encuentros de ocasión por Internet. Haz de imaginar la cantidad de llamadas que recibo al día, pues imagínate ahora el tipo de cosas que me dicen. Hay desde la llamada seria, la de un cliente que de verdad quiere ponerse de acuerdo conmigo, hasta la llamada urgente de un adolescente con ganas de chaquetearse escuchando mi voz. Me llaman hombres de todas las edades, colores, razas y religiones, bueno, hasta mujeres llegan a hacer llamadas. Preguntan de todo: que si lo haces por aquí, que si lo haces por allá, que si te disfrazas de esto o de aquello, que si atiendes parejas, que si te gusta tal cosa, que cómo tengo equis parte del cuerpo, que si vas a tal o cual lugar, que cuánto cobras por no sé que cosa. Tienes que tener mucha paciencia y entender que no existe la pregunta imposible. Cuando estaba empezando, algunas llamadas lograban sorprenderme. En esos ajetreos me pasó algo muy gracioso. Un día me habló un señor que me preguntó sí hacía fantasías. Yo le comenté que sí, pensando en que pediría algún disfraz, una posición o algo tipo lesbico, que es lo más socorrido, pero cuando fue más específico y me preguntó sí hacía “lluvias” me quedé con cara de júat. Yo no tenía ni la más reputísima idea de lo que eso significaba, de modo que, supongo, mi voz comenzó a sonar vacilante, lo creo así porque el cuate se adelantó a decirme que me ofrecía doble pago si me animaba a darle ese servicio. Lluvia, pensé, no puede ser gran cosa, un poco de efectos especiales y es muy buena lanita (guita) extra por un servicio de una hora. Quedemos de acuerdo en algunos detalles y confirmamos la cita para la tarde del día siguiente. Después de ir al gym pasé a comprar una bolsita de brillantina azul, guardé en mi mochila mi trajecito de colegiala y me fui al hotel acordado. Era el Gran Sol. Entré, nos saludamos y yo bien mona fui a cambiarme al baño. Cuál habrá sido mi sorpresa cuando al salir vestida de niña bonita, con mi trajecito de recién salida de la escuela de monjas y aventando la brillantina para que pareciera que estaba lloviendo, que el cuate se me quedaba viendo con cara de “¿qué pedo con esta loca?”. No sé quién de los dos habremos puesto mayor cara de confusión, pero fue él quien se animó a parar el ridículo preguntándome “¿Qué haces?”

    No imaginas el tamaño de la carcajada de este güey cuando le contesté que esa era la lluvia que había pedido. Yo casi me guacareo (vomito) cuando me explicó que lo que pretendía era que nos bañáramos en otros liquiditos amarillos que salen del cuerpo. Digo, cada quien sus gustos, pero yo jamás en la vida me mearía encima de alguien y ni muerta dejaría que me dieran semejante refrescada. Ahora, cada que me acuerdo de mi osote me cago de risa, pero ya supondrás lo apenada e incomoda que estaba con el tipo este. Quería salir corriendo. Lo bueno es que de pronto el asunto nos dio a los dos tanta risa y quedó tan claro que lo que él deseaba no estaba en el catálogo de mis servicios, que continuamos con la cita. El pago quedó en 3 mil pesos y la experiencia me sirvió para siempre. Esas cosas ya no me pasan.

    ¿Quieres asustarte? En esto de los gustos sexuales, hay de todo en la viña del señor. Con el asunto este en la conciencia, tuve que informarme del tema, pensando en no volver a vivir otra vergüenza como la que pasé con el meón. Tuve que estudiarme mi prontuario básico, mira nada más para que te des una idea: Nada más en puros gentilicios tienes tela de donde cortar: al sexo en grupo no nada más es orgía, también le dicen romano, sueco o gang bang; francés es simple y llanamente sexo oral; le dicen ruso a un masaje en el chiquito y griego al sexo por ese mismo agujerito, si te gusta hacerlo amarrado o amarrando a tu pareja se llama turco, si el hombre se pone boca arriba y yo lo cabalgo, estoy haciendo lo que le dicen árabe, Se llama sajón cuando una tiene que apretar el pisipiote para retrasar la eyaculación. A coger en el suelo o sobre almohadas se le llama japonés; fllorentino es cuando la chava le baja el cuello de tortuga al aparato, eso claro, sólo si no lo tiene circuncidado. Masturbar a un cuate con las tetas le dicen cubana y tailandés es cuando con los pechos les masajeas todo el cuerpo. Napolitano le dicen al sexo entre hombres y si piden un masaje hawaiano debes recorrer con los dedos el cuerpo de tu pareja y terminar masturbándolo.

    No te creas, ahora sí que estoy bien informada. Estos asuntos de los gustos de alcoba tienen sus nombres y hay muy variados: Voyerista es al que le gusta mirar a otros en actos sexuales, exhibicionista es al que le gusta que lo vean, pedofilo, el que lo hace con niñas o niños, zoofilico, al que mientras sea hoyo no le importa que sea de pollo, necrófilo al que le gusta tirarse cadáveres, hay necrófilos versión light, que son los que solamente les gusta que su pareja simule estar muerta. Sádico es al que le satisface producir dolor en su pareja, masoquista es al que le gusta experimentarlo. Fetiche es cualquier objeto o parte del cuerpo que le produce una excitación especial al fetichista, urofilia, es el gusto por la orina que tiene mi cliente frustrado, coprofilia es, digamos, el gusto por otros desechos del cuerpo, froteurista es el que se excita con sólo tocarte, los hipoxifílicos son los que para tener un orgasmo hacen como que se ahorcan o se provocan asfixia. Gerontofilico es al que le gusta hacerlo con viejitos. Al acrotomofilico, le excitan las amputaciones, a quien vive agalmatofilia lo calientan las estatuas. Hay también a los que les gusta imaginarse muerto, que lo traten como bebé, a los que les entusiasman las telas, quienes solamente se estimulan haciendo llamadas telefónicas, los que adoran los tatuajes. Hay a quienes les gusta de manera particular ver, oler, tocar, morder, lamer. Hay cosas rarísimas: La formicofilia, por ejemplo, es la excitación por el contacto con hormigas. De cualquier forma, la que a mí más me conviene que tengan mis clientes es la crematistofilia, donde el pagar por tener sexo es la base para que el orgasmo pueda suceder. Hay otras palabras que tienes que aprender si no quieres llevarte sorpresas como la mía. Las que todo mundo conoce: 69 es cuando ambos se practican sexo oral simultáneamente, a una mamada, le pueden decir también garganta profunda, blow job o living head, no faltará también el nacote te diga que te bajes por los chescos. Cum shot, facial u oral terminado, es cuando la mamada termina con una eyaculación sobre tu cara o boca; trío, dúplex o menaje á tríos es una relación sexual entre un hombre y dos mujeres. Esos son los que todo mundo conoce y la mayoría practica sin mayor pedo, luego vienen los gustitos raros: Primero está el mundo de los swingers, esos son los que intercambian parejas, swapping, es intercambiarlas durante el acto sexual; ticket es una chica que se lleva a una fiesta swinger, para que dejen entrar al hombre; una “fluffer” es una mujer cuya chambita (laburo) nomás es pararle el pito a un tipo para que penetre a otra mujer. Después están los gustos un poquito más raros, por lo que algunos les llaman bizarros: a la lluvia de mis calamidades, también le dicen pissing, golden showers o water sports; Lluvia marrón, scat o brown rain, es algo tan asqueroso no quiero ni recordar lo que significa, un beso negro es chuparle el ano a alguien; Rimming es la penetración del ano con la lengua. Bondage son actos de dominación, una onda sado-masoquista con insultos, máscaras de látex, castigos corporales y todo eso; el bondage es muy versátil y tiene palabrejas que también hay que entender, por ejemplo, belting es el uso de una correa para disciplinar a la mujer durante el acto sexual, spanking significa golpear a la mujer en las nalgas, puede ser con la mano, látigos, tablas o lo que sea; fist fucking es, así como lo oyes, meterle el puño completo a una persona, ya sea por la vagina o el ano. Catfighting es una lucha entre mujeres. Doble penetración o sándwich es, por lo general, la penetración simultánea de ano y vagina. Enema es una lavativa en el ano, dildo o consolador, es un pene artificial, buttplug es un objeto de látex que se mete por el culo y pendejada (boludes), es llevar brillantina a un hotel cuando el cliente te pide una lluvia."

    Con amorFernanda, siempre

    (Publicado en el Periódico METRO el 12 de junio de 2007)

    algo largo pero bueee
    Editado por última vez por cat.a.dor; http://www.escortsxp.com/foro/member/36704-cat-a-dor en 09/05/10, 18:56:18. Razón: Sin referencias a sitios externos ni datos de contacto.

  • #2
    Respuesta: anecdota de escort

    trate de leerlo pero no me dio, coincido con tu ultimo parrafo, demasiado largo,

    ojala haya sido un plomo asi no me perdi nada interesante
    Editado por última vez por cat.a.dor; http://www.escortsxp.com/foro/member/36704-cat-a-dor en 09/05/10, 18:56:45. Razón: Cita innecesaria.

    Comentario


    • #3
      Respuesta: anecdota de escort

      No te perdiste nada, yo lo lei y fue al dope.

      Comentario

      Trabajando...
      X