Anuncio

Colapsar
1 de 2 < >

Argentinaxp.com

Escorts
2 de 2 < >

Club de Caballeros Argentina

Obtené acceso a la mejor información de Argentina y el Mundo. Asociate hoy y comenzá a disfrutar!
Ver más
Ver menos

Ambar, de Rioja 24XX

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Ambar, de Rioja 24XX

    Fiamma escort vip Centro

    Escort en Tribunales

    Escort en Tribunales
    Hola. Hoy poco después del mediodía conocí por fin a Ambar, la colombiana. Ya muchos la conocen. Previamente por MSN le consulté si daba besos y me dijo que sí. Llegué a lugar, me abrió la puerta, entré, pasé por el WC para asearme un poco y después la esperé en la pieza. me crucé con la bella Guada y nos saludamos con un beso. Poco después entró la pequeña y callada Ambar al cuarto, le aboné la media hora y cuando volvió la acerqué hacia mí, la abracé y nos empezamos a dar besitos que enseguida se convirtieron en hermosos besos con todo lo que ello implica. Así estuvimos un rato largo, transando de parados. Yo la abrazaba y le acariciaba todo el cuerpo mientras le bajaba el jean y le iba sacando la remera. Tiene un cuerpo muy armonioso y delgadito, piel suave, muy buenos pechos, una cola pequeña y redondita, muy lindos brazos, manos y hombros y un hermoso cabello largo y ondulado. Me llevó hacia la cama en la que seguimos transando. Le saqué el corpiño y la seguí besando todo lo que pude. Nos sacamos los pantalones sin dejar de transar. Sus besos eran cada vez más calientes. Cuando quedamos completamente en bolas me arrodillé en la cama y mientras la miraba le acerqué una de sus manos a la poronga y empezó a pajearme. Abrí el envase de un preservativo y mientras seguía mirando lo hermosa que es me puse el forro. A partir de allí Ambar me practicó una chupada de pija casi perfecta. Se metía todo lo que le cabía en la boca, con mucha saliva y energía. La tomé en mis brazos y le dije que la quería llevar a la camilla. La alcé como a una niña y la acosté en la camilla ligeramente de costado mientras le volvía a meter la verga en la boca. Ella siguió con lo suyo y yo la acariciaba y le metía un par de dedos en la concha. Cuando consideré que el momento ya no podía superarse le abrí las piernas y la penetré en su húmeda y estrecha vagina muy despacito, paladeando cada movimiento. Así estuvimos un ratito, pero me pareció que no estaba muy comoda, de manera que volví a alzarla y sin sacar la pija, la llevé alzada a la cama. Me senté en el borde con ella sobre mí. Ambar comenzó a moverse con un ritmo perfecto, exactamente a la velocidad, frecuencia e intensidad que me daba más placer. Yo la abrazaba y la besaba todo lo que podía. Su hermoso y largo cabello castaño me caía sobre la cara.
    Todo lo bueno termina. Exhausto me limpié con un papel que Ambar muy gentilmente me alcanzó, me recuperé un rato, nos vestimos y salí a la enceguecedora calle después de haber disfutado de una de las mejores cojidas de los últimos tiempos.

    Parece que publican en La Cagapital:

    Ahora (24:00) Inolvidables rosarinas. www.chicasrosasrosario.blogspot.com
    (156-882684)
Trabajando...
X