Anuncio

Colapsar
1 de 2 < >

Argentinaxp.com

Escorts
2 de 2 < >

Club de Caballeros Argentina

Obtené acceso a la mejor información de Argentina y el Mundo. Asociate hoy y comenzá a disfrutar!
Ver más
Ver menos

Política, gays... la vida.

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Política, gays... la vida.

    Fiamma escort vip Centro

    Escort en Tribunales

    Escort en Tribunales
    Algunos... ilusos, creen que por ser gay declarado, el destino es terminar con un disfraz de Gatubela sobre una carroza desfilando en una comparsa.
    Lean... y aprendan.

    Dicen que detrás de todo gran hombre hay una gran mujer. En este caso, detrás de Guido Westerwelle, que posiblemente será nombrado en un mes nuevo ministro de Exteriores y vicecanciller de Alemania, está Michael Mronz.

    Westerwelle, líder del Partido Liberal FDP, nunca ha ocultado su homosexualidad. Y nunca se ha servido de ella.
    Supondrá sin duda un quebradero de cabeza para los encargados de protocolo durante la legislatura que está comenzando en Alemania, dado que se presentarán multitud de situaciones para las que los clásicos manuales no ofrecen respuesta. Pero al resto de los alemanes no parece preocuparles en absoluto. Han transcurrido 70 años desde la estrella rosa que marcaba a la casta más baja de los prisioneros en los campos de concentración nazis hasta el vicecanciller Westerwelle.


    FLECHAZO EN EL RIN
    El pasado domingo por la noche, la sede del Partido Liberal de Berlín era un bullicio de fiesta. El volumen de la música y las copas no permitían escuchar los detalles sobre el triunfo del FDP, que había conseguido un 14,6% de los votos y se perfilaba claramente como próximo socio de gobierno de Angela Merkel. Cuando apareció Westerwelle, los gritos y aplausos hicieron temblar las mesas, a modo de fenómeno sísmico. En ese momento de éxito, tras un largo y duro camino hacia el poder, se fundió en un abrazo y un beso, a la vista de todos, con Michael Mronz, su pareja desde hace años.


    Guido y Michael se conocieron en agosto de 2003 a orillas del Rin, durante un congreso de empresarios en Colonia. Fue un flechazo. En aquella época, Westerwelle salía todavía mucho, y pronto se dejaron ver juntos en la Ständige Vertretung, el bar de Mitte (Berlín) que reunía a los más pijos y procedentes de Bonn, que invadían la recién nombrada capital alemana. Guido era el efervescente centro de todas las conversaciones. Michael, en segundo plano, el que sorprendía con una gran capacidad para crear un clima de confianza. «¿Quién es el chico que está con Westerwelle?», se oía preguntar entre las cervezas. «Se lama Micky, van en serio», aclaraba alguien. Micky resultaba ser el hijo de un arquitecto, conducía un Mercedes y se dedicaba a la organización de eventos deportivos como competiciones ecuestres y torneos de tenis.

    Dirigía su propia empresa, la MMP.
    Westerwelle había dejado atrás una etapa algo más descocada, en la que la desmesura parecía marcar sus apariciones políticas. En 2001, para llamar la atención sobre su partido, intervino en Gran Hermano. Y en 2002 había recorrido el país en un autobús llamado Guidomóvil en el que hacía campaña electoral. En la suela de sus zapatos había escrito con pintura blanca «18%», porque ése era el objetivo que se había marcado en las urnas.


    Con los años, no han aparecido fisuras en la pareja, algo que contrasta con la trayectoria política de Westerwelle, que sí adolece de cierta inconsistencia ideológica. «Es alguien mucho más motivado por la carrera de político que por el contenido de la política» y, en otras palabras, «sin convicciones profundas ni compromisos», afirma su biógrafo Majid Sattar. Pero lo que al principio de su carrera parecía frivolidad, se convirtió en transparencia.

    En 2004, Angela Merkel cumplía 50 años y en la lista de invitados, sin acompañante, aparecía Westerwelle.


    EL APOYO DE MERKEL
    Guido la llamó por teléfono para preguntarle si le importaría que asistiera con su compañero. Merkel aceptó encantada. Según testigos, su actitud cariñosa y su naturalidad hacia la pareja ayudó a que Michael se sintiera cómodo en esta presentación en sociedad y outing para Westerwelle. Eso sí, la Merkel, que aunque a algunos les parezca recién caída del guindo es un viejo zorro de la política, utilizó la inesperada situación para anotarse un tanto contra sus propios rivales internos, los muy conservadores bávaros de la CSU, que tantas piedras han puesto en su camino hacia el liderazgo de la unión CDU/ CSU.


    Decidió ubicar a los tortolitos junto a Edmund Stoiber, presidente de Baviera y líder de la CSU. Al día siguiente, las fotos en la prensa de Munich crearon problemas a Stoiber de cara a sus huestes más ultras (todavía este pasado verano, el destacado miembro de la CSU Horst Seehofer se ha referido a Westerwelle como Little Mr. Sensitive). Merkel sonreía con malicia. Guido y su chico, como si nada ocurriera a su alrededor, parecían felices. ¿Había salido del armario?

    «Yo nunca he ocultado mi vida, sencillamente he vivido», decía él mismo, en una entrevista por entonces, explicando que no recordaba haber estado dentro de ningún armario.


    «TRISTÁN E ISOLDO»
    Hoy en día, Guido tiene 47 años y Michael 42. Comparten su afición por el arte contemporáneo y están reuniendo una colección, todavía pequeña y muy curiosa. Juntos cultivan su gusto por la música clásica, especialmente Beethoven y Händel. Ahora que dosifican mucho más sus apariciones en público, no dudan en acudir juntos, por ejemplo, al festival de Bayreuth. Las fotos de la pareja a las puertas del santuario de Wagner, este pasado verano, dieron la vuelta al mundo. «Tristán e Isoldo», escribió en una viñeta el diario Junge Welt, sin conseguir restar ni un ápice de glamour a la pareja.

    Sobre aquella misma alfombra roja, por cierto, pasó Angela Merkel, junto a su marido, Joachim Sauer. Podría especularse sobre el papel psicológico que Merkel ha jugado en esa relación, quizá el de una madre que consiente ayuda a salvar obstáculos sociales, pero sería mucho especular.
    Lo cierto es que Westerwelle, de niño, no disfrutó de la presencia de su madre ya que, tras el divorcio de sus progenitores, se quedó a vivir, junto con sus tres hermanos, con su padre.

    También lo es que Merkel ha estado presente en momentos puntuales, tanto de su carrera política como de su relación con Mronz.
    Los analistas consideran que esta pareja ha supuesto el elemento de estabilidad imprescindible que le faltaba a la carrera política de Westerwelle. Mronz es de carácter tranquilo y sirve de contrapeso a las reacciones inmediatas de Guido. Le ha infundido la seguridad y el optimismo que necesitaba para asumir altas responsabilidades.

    El equipo de campaña coincide en destacar el personal coaching que Michael ha ejercido, incluso en los momentos más desagradables, porque, si bien la homosexualidad de Westerwelle no ha centrado ni mucho menos su trayectoria política, en ocasiones irrumpe en ella de forma inevitable.


    SEXUALIDAD POLÉMICA
    Este pasado lunes, el socialdemócrata Peter Langner, ministro de Hacienda de la ciudad occidental de Duisburg, tuvo que disculparse públicamente por un comentario sobre Westerwelle: «Yo no querría un ministro de Relaciones Exteriores gay».
    Westerwelle no ha sido nunca un activista de los derechos de los homosexuales, pero sí ha reconocido que su papel en la vida pública puede ser «alentador» para los jóvenes gays. «Sólo puedo decirles a todos los jóvenes homosexuales y lesbianas que no se desanimen si no todas las cosas resultan como quieren», dijo Westerwelle a la revista Siegessaeule, de Berlín.

    Él mismo se dejó inspirar por el paso dado anteriormente por el hoy alcalde de Berlín y uno de los más firmes candidatos a liderar el Partido Socialdemócrata SPD, Klaus Wowereit, que en 2001 declaró: «Sí, soy gay, y es bueno que así sea». Y siguió de cerca en 2003 el intento de chantaje sufrido por Ole von Beust, alcalde de Hamburgo de la CDU, que lo llevó a declarar públicamente su homosexualidad y terminar así con el asunto. En Europa no ha habido un Harvey Milk. Sí hemos visto cómo el 1 de febrero de 2009 se convertía en primer ministro de Islandia la lesbiana declarada Jóhanna Sigurðardóttir. En París, el alcalde Bertrand Delanoe no oculta su homosexualidad.

    Más desgraciado fue el final del político holandés Pym Fortuyn -abiertamente gay, al mismo tiempo que católico-, asesinado por un activista pro derechos de los animales durante la campaña electoral de 2002.

    http://www.elmundo.es/2009/10/03/laotracronica/19587886.html

  • #2
    Respuesta: Política, gays... la vida.

    Muy bueno Anosh. Hace unos días veía por la tele la cobertura de la marcha de orgullo gay presentada como un circo de freaks, disfrazados, alejados de la cordura y me dolía la distorsión. También me preguntaba qué defendían esas Madonnas rechonchas desentonando hasta la desesperación "Like a virgin". ¿Es una forma de tener 15 minutos de fama?. En cambio no hay cobertura amplia de los casos que figuran en las notas que vos pegás de tanto en tanto en el foro. Será que a nadie le interesa un gay que parezca "normal"... o por ahí lo que pasa es que les asusta mucho.

    Comentario


    • #3
      Respuesta: Política, gays... la vida.

      Ayer salió una foto en un diario on line de Westerwelle presentando a su pareja Mronz a Hilary Clinton. La cara de asombro de ella como diciendo esto no me lo esperaba. Aquí adjunto la foto de la pareja.

      Comentario


      • #4
        Respuesta: Política, gays... la vida.

        Originalmente publicado por Nagasaki66 Ver Mensaje
        ...Será que a nadie le interesa un gay que parezca "normal"... o por ahí lo que pasa es que les asusta mucho.
        Lo de los medios es entendible... el show (si es bizarro, mejor) vende.
        Con los gays la historia es diferente.
        Como esta conformada la Torta Gay?. Y... por un 90% de "silenciosos" y un 10% de "bulliciosos". Ese es el quid de la cuestión.
        Leyendo otros foros... y este, se nota una constante, un patron que rige en la comunidad cibergay. Los homosexuales que hablan normalmente de su sexualidad, los que no son, ni casados, ni bi, ni arrastran algun tipo de culpa por ser putos, son mirados de costado, con recelo. "Muy puto" no es bien visto.
        Para tener una cierta aceptación hay que caminar por la vereda en la que no da el sol, ser invisible, no hacer ruido. Se le puede pedir a una persona no gay que entienda las necesidades basicas de un homosexual?. Se puede, y dependiendo de su capacidad de razocinio las entendera, o no.
        Se le puede pedir solidaridad al 90% de los gays "silenciosos"?. Se puede, pero es mucho mas facil que se solidaricen con el gay casado, que no sabe que hacer frente a su sexualidad, que apoyen al travesti que fue golpeado por hacer la calle.
        Es un problema interno, "La Lucha de Clases" entre gays. Primero resolvamos eso, el resto viene por añadidura.

        Comentario


        • #5
          Respuesta: Política, gays... la vida.

          Originalmente publicado por José Luis Gutierrez Ver Mensaje
          Ayer salió una foto en un diario on line de Westerwelle presentando a su pareja Mronz a Hilary Clinton. La cara de asombro de ella como diciendo esto no me lo esperaba. Aquí adjunto la foto de la pareja.
          A esa no creo que haya mucho mas que la espante, después que se entero de la existencia de los Habanos con gusto a Almeja.

          Comentario


          • #6
            Respuesta: Política, gays... la vida.

            Bueno, Westerwelle es un liberal en serio desde lo político. Traducido vendría a ser el tipo individualista y de una clase media a alta muy dinámica que dice "que el estado no me rompa las pelotas y déjenme de joder con impuestos e ideas que no me interesan. Si hay que pagar una prepaga y no darle guite al estado alemán para mantener el hospital, me da lo mismo. Lo que me importa es quien lo haga mejor". En el camino se olvidó de los desocupados, de la europa de los pueblos (alemania es la locomotora y hoy es la mamá del continente), y de los inmigrantes (sobre todo los turcos, primera minoría en alemania) quien solo les desea buena suerte en la dificil tarea de establecerse en el país. Les puede llamar la atención (quizás les de cierta úlcera gástrica), pero la FPD en Alemania es políticamente el centro-liberal que aquí fue la Ucedé del Alsogaray... Claro, sin afanos de por medio. Y son tercera fuerza política. Como la CSU / CDU de Merkel (la derecha, bah), no podia gobernar si no era en coalición, los sumó a estos como comodín para que la Canciller tenga el camino allanado en el Parlamento y pueda gestionar la salida de la crisis con total comodidad. "Adalid de la clase media" como le llamaron algunos, a este amiguito lo único que le interesa es que respeten al individuo. Perfecto, pero guarda que de ahí a la indiferencia total hacia las clases más desprotegidas (como pasa con gran parte de la sociedad norteamericana), hay pocos pasos. De ahí viene su admiración hacia los liberales demócratas del otro lado del charco, mientras Hillary hace de hada madrina - versión cornuda - junto al novio de éste para las revistas más chismosas del barrio.

            El problema es que desde hace más de un siglo Alemania apostó por un Estado de Bienestar social en serio, y que se fue recortando (sobre todo) desde la caída del muro. Para ese sector social mucho más grande (la clase media rasa que anda en VW Golf y no BMW, e históricamente socialista) que no representa a Westerwelle, Alemania es mucho más injusta ahora que hace veinte o treinta años. Y ver a una sencilla señora como presidente prestandole 1.800 millones de dólares a una automotriz norteamericana y liberar hasta 7.000 millones para que los bancos no caigan le jode mucho al alemán de a pie cuando ve que se recorta el gasto social. Aunque Merkel insista en que va a hacer lo contrario para reactivar la economía.

            Pero, como buenos alemanes, son pragmáticos y miran de frente la situación, apretan los dientes como pocos lo hacen y le dijeron "sí" a doña Angela para opere no sólo en Alemania y en Europa, sino a nivel mundial esta cimbronazo económico.

            Pero volviendo a putos germánicos, como buenos sudacas deberíamos mirar un poquito a Klaus Wowereit, el socialista alcade de Berlín, y artífice del nuevo cosmopolitismo berlinés (reconquistó el liderazgo gay de la ciudad capital). Ni mencionemos a Delanoe, alcalde de París, que es directamente una vieja chusa.
            Editado por última vez por el_carcelero; http://www.escortsxp.com/foro en 11/12/09, 18:23:32.

            Comentario


            • #7
              Respuesta: Política, gays... la vida.

              Originalmente publicado por el_carcelero Ver Mensaje
              En el camino se olvidó de los desocupados, de la europa de los pueblos (alemania es la locomotora y hoy es la mamá del continente), y de los inmigrantes (sobre todo los turcos, primera minoría en alemania) quien solo les desea buena suerte en la dificil tarea de establecerse en el país. . "Adalid de la clase media" como le llamaron algunos, a este amiguito lo único que le interesa es que respeten al individuo. Perfecto, pero guarda que de ahí a la indiferencia total hacia las clases más desprotegidas (como pasa con gran parte de la sociedad norteamericana), hay pocos pasos.
              Osea nada que envidiarle a un puto argento, de clase media profesional, y acomodado.. Yo me quiero casar, ¿y los travas y los gay adolescentes pobres y la sexualidad adolescente? Pues a joderse
              “Es extraña la ligereza con que los malvados creen que todo les saldrá bien”.
              Victor Hugo

              Comentario


              • #8
                Respuesta: Política, gays... la vida.

                Originalmente publicado por Ochentoso Ver Mensaje
                Osea nada que envidiarle a un puto argento, de clase media profesional, y acomodado.. Yo me quiero casar, ¿y los travas y los gay adolescentes pobres y la sexualidad adolescente? Pues a joderse
                Claro, exacto. Iba ahí, vendría a ser el puto ABC 1 que tiene epocas debuenas rachas y aprovecha y se compra la Vitara y se va de vacaciones a Mayami. Pero nunca se muere de hambre, laburo tiene y casa no le falta, y puede elegir entre Cariló, Rio de Janeiro o Punta del Este para ir de vacaciones. Pasa que como país de medio pelo que somos, el sector ABC 1 es algo así como un escalón a "tener mucha guita".

                En Europa - y sobre en los países con mayor renta per cápita -, el sector ABC 1 es mucho más importante, pero no llega a alcanzar el sector obrero y de empleados a sueldo básicos. Sin meter aquí a los jóvenes, jubliados, inmigrantes, desocupados, ser del este alemán (la ex alemania comunista) marca muchísimo porque el desarrollo, los sueldos, la falta de trabajo y la emigración es muy pero muy marcada con respecto al oeste, todavía 20 años de la caida del muro.

                Comentario

                Trabajando...
                X