Anuncio

Colapsar
1 de 2 < >

Argentinaxp.com

Escorts
2 de 2 < >

Club de Caballeros Argentina

Obtené acceso a la mejor información de Argentina y el Mundo. Asociate hoy y comenzá a disfrutar!
Ver más
Ver menos

Dura crítica de la Iglesia al proyecto de educación sexual en las escuelas

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Dura crítica de la Iglesia al proyecto de educación sexual en las escuelas

    Escort en Tribunales

    Escort en Tribunales
    Dejo aqui lo publicado en la edicion de hoy 30 de Julio en el Diario Critica. Me gustaria, que no caigamos en la clasica descalificacion trillada ya hacia la Iglesia sino que opinemos refutando lo que dice el articulo.

    Dura crítica de la Iglesia al proyecto de educación sexual en las escuelas
    “La tan mentada neutralidad religiosa del Estado en el ámbito educativo, el célebre laicismo escolar, no es compatible con la imposición de una dogmática constructivista y atea que resulta una especie de religión secular, ajena a la tradición nacional y a los sentimientos cristianos de la mayoría de nuestro pueblo”. Eso fue lo que publicó ayer, en un documento, el titular de la Comisión Episcopal de Educación Católica, el arzobispo Héctor Aguer, que criticó el “Material de Formación de Formadores en Educación Sexual y Prevención del VIH/Sida” oficial. Se trata de un manual que se publicó hace dos años y que fue distribuido entre los docentes de escuelas públicas y privadas, laicas y religiosas de todo el país, poco tiempo después de que se aprobara la Ley de Educación Sexual y Reproductiva durante la gestión de Daniel Filmus, en 2006.

    Sin embargo, el arzobispo de La Plata obvió que fuera un material para docentes, que no llega directamente a los bancos de los alumnos, y aprovechó para disparar críticas sobre el modo en que se da educación sexual en las escuelas. Dijo que ese manual de 300 páginas da una “imposición totalitaria de dogmas ateos”, tiene una visión “reduccionista”, “constructivista” y “neomarxista” de la sexualidad e implica una amenaza a la libertad de enseñar y aprender. También que busca “la desconstrucción de una concepción de la sexualidad de acuerdo al orden natural y a la tradición cristiana” y “descalificar la educación en el amor que se da en las escuelas religiosas”. El párroco insistió que la educación sexual oficial sólo reivindica “el derecho a fornicar lo más temprano posible y sin olvidar el condón”, y que no refiere “al amor, la responsabilidad, el matrimonio y la familia como un proyecto de vida”. El programa oficial, para Aguer, también ofrece una visión “neomarxista” y excluye “la autoridad de los padres”, lo que califica como “una verdadera subversión del orden jurídico”.

    El titular de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, le respondió por la tarde y dijo que su ministerio sólo cumple con la ley: “La Educación Sexual Integral en este país no es una opinión sino una ley que fue aprobada en 2006, la 26.150, por la que cumplimos en impartir contenidos de educación sexual integral en todo el país”. Una fuente de la cartera también aclaró que el manual es sólo un compilado de artículos escritos por prestigiosos especialistas de todo el mundo, que fue financiado por Unicef y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, indicó que no se trata de un material que llega a manos de los alumnos y que sólo fue destinado a la capacitación de los docentes en el marco del Programa Nacional de Educación Sexual Integral.

    “Los criterios de educación sexual que barajamos son los mismos que marca la ley y que son la promoción de los derechos humanos, la educación en valores, el respeto a la vida, no vamos en contra de que la educación sexual se hable en la escuela o en la familia, todo lo contrario, promocionamos la salud y una visión amplia e integral de la sexualidad. En ningún momento ese manual menciona que se anule a la familia, todo el tiempo se promueve que se converse en casa y se trabaja sobre la base del amor”, dijo la fuente del ministerio. Esta no es la primera vez que la Iglesia –y monseñor Aguer en particular– chocan contra el gobierno nacional por la obligatoriedad de dar educación sexual en las escuelas. En 2007 sacaron su propio manual de educación para el amor, donde los docentes de colegios católicos podían bucear sobre cómo dar el tema a sus alumnos haciendo hincapié en que las relaciones sexuales se dieran sólo dentro del matrimonio y que los métodos anticonceptivos utilizados fueran los naturales.
    “Es extraña la ligereza con que los malvados creen que todo les saldrá bien”.
    Victor Hugo

  • #2
    Respuesta: Dura crítica de la Iglesia al proyecto de educación sexual en las escuelas

    "...

    JUAN I. IRIGARAY. Especial para EL MUNDO

    BUENOS AIRES.- Se asemeja al escándalo de Gescartera en España pero aquí el final ha sido a la argentina: el equivalente bonaerense de Antonio Rafael Camacho salió en libertad gracias a que tuvo de padrino, nada menos, que a un arzobispo de la Iglesia católica que pagó su fianza en metálico.
    El banquero argentino Francisco Javier Trusso tiene bula. Y por eso dejó la prisión el pasado 21 de noviembre con nocturnidad.Está condenado a ocho años de prisión por fraude en el Banco de Crédito Provincial (BCP), propiedad de los Trusso, una familia del Opus Dei.

    Como la condena no es firme y el banquero llevaba más de dos años en prisión provisional, la Corte Suprema de Justicia -magistrado del Opus Dei incluido- lo excarceló mientras un tribunal inferior sospechosamente demoraba la ratificación de la sentencia.

    Como garante de la liberación de Trusso figura el arzobispo de la ciudad de La Plata, el ultraconservador Héctor Aguer. Sin hacer caso al voto de pobreza, el monseñor fue al juzgado en su todoterreno Dahiatsu negro y dijo, muy suelto de cuerpo, que desembolsaba la fianza del banquero, que ascendía a un millón de pesos (300.000 euros).
    ..."

    Algún día se va a hacer justicia y la Catedral se le va a derrumbar encima...

    Comentario


    • #3
      Respuesta: Dura crítica de la Iglesia al proyecto de educación sexual en las escuelas

      Querido Adorador: Seria bueno que lo que comentemos en este hilo sea una reflexion que refute los argumentos de la nota.
      Si a esto vamos a responder publicando o recordando las miserias de la iglesia, tenemos para hacer dulce, pero reitero lo interesante seria centrarnos en la refutacion de los argumentos.
      En la confrontacion que se propone entre construccion de la sexualidad vs sexualidad natural, esta el gran debate.
      De nada vale decir los curas son putos, los curas son chorros, los curas son abusadores, si no logramos refutar el argumento quedara todo en si son chorros pero tienen razon
      “Es extraña la ligereza con que los malvados creen que todo les saldrá bien”.
      Victor Hugo

      Comentario


      • #4
        Respuesta: Dura crítica de la Iglesia al proyecto de educación sexual en las escuelas

        Completamente de acuerdo, invalidar al interlocutor no es debate, alguien había mandado la explicación conceptual, era ad...algo, pero bueno, estaba tentado. Este viejo de m*rda parándose con el dedo acusador a hablar en contra de la difusión de información sobre cuidados, oponiéndose al uso del preservativo, etc y en realidad debería estar explicando de donde sale el millón de pesos que demostró con bienes tangibles en la fianza para sacar a Trusso de la cárcel.

        Me parece en cualquier caso interesante que sepamos que tipo de investidura moral tiene este "arzobispo" como para hablar de cualquier cosa.

        Abrazos
        G.

        Originalmente publicado por Ochentoso Ver Mensaje
        Querido Adorador: Seria bueno que lo que comentemos en este hilo sea una reflexion que refute los argumentos de la nota.
        Si a esto vamos a responder publicando o recordando las miserias de la iglesia, tenemos para hacer dulce, pero reitero lo interesante seria centrarnos en la refutacion de los argumentos.
        En la confrontacion que se propone entre construccion de la sexualidad vs sexualidad natural, esta el gran debate.
        De nada vale decir los curas son putos, los curas son chorros, los curas son abusadores, si no logramos refutar el argumento quedara todo en si son chorros pero tienen razon

        Comentario


        • #5
          Dura crítica de la Iglesia al proyecto de educación sexual en las escuelas

          Perdón que me inmiscuya, pero les cito una cita de una nota (de Clarín) que hice en otro tema, en donde se mencionan algunos items del Manual que presentó la Conferencia Episcopal Argentina. Habría que remitirse a dicho Manual, como así también al del Ministerio de Educación para obtener precisiones sobre contenidos y conceptos y poder confrontar ambas posturas.
          Por otro lado no creo que deba soslayarse la fuente de la crítica y la intencionalidad política de la misma, no como método de invalidación (ni "clásicas descalificaciones") sino para tener presente que en casos como este es imposible la indisolubilidad de emisor y mensaje, máxime proveniendo de personajes (como este y otros) tan proclives en sugerir "atar una piedra al cuello y arrojar al mar" a quienes osen realizar actos o esgrimir pensamientos opuestos a los suyos.



          Originalmente publicado por Stendhal
          (.....)

          Clarín, Miércoles 29 de Julio de 2009.

          La Iglesia califica de "neomarxista"
          el manual oficial sobre educación sexual


          En una fuerte polémica con el Ministerio de Educación de la Nación, el titular de la Comisión Episcopal de Educación Católica, arzobispo Héctor Agüer, salió a criticar el texto destinado a los docentes. Sostuvo que tiene una visión "atea" y "dogmática".




          En un fuerte cruce con el Gobierno nacional, el titular de la Comisión Episcopal de Educación Católica, arzobispo Héctor Aguer, salió a cuestionar duramente las orientaciones oficiales para impartir educación sexual en las escuelas y consideró que en el manual para formadores subyace una "imposición totalitaria" de dogmas ateos.

          Utilizando términos con un alto contenido ideológico, el prelado advirtió que el manual "Material de formación de Formadores en educación sexual y prevención del VIH/sida", que difunde el Ministerio de Educación, tiene una visión "reduccionista", "constructivista" y "neomarxista" de la sexualidad.

          "La tan mentada neutralidad religiosa del Estado en el ámbito educativo, el célebre laicismo escolar, no es compatible con la imposición de una dogmática constructivista y atea que resulta una especie de religión secular, ajena a la tradición nacional y a los sentimientos cristianos de la mayoría de nuestro pueblo", aseguró.

          En un documento, el referente de la Iglesia para la Educación sostuvo que "es la desconstrucción de una concepción de la sexualidad de acuerdo al orden natural y a la tradición cristiana".

          Tras considerar que el texto ministerial apunta a "descalificar" la educación en el amor, que desde hace años se imparte en las escuelas confesionales, reiteró que "por su tenor parece otra imposición totalitaria del Estado, ya que en ninguna de sus propuestas toma en cuenta la libertad de conciencia, tanto de los alumnos como de sus padres, garantizada por la Constitución y la misma Ley de Educación Nacional".

          El arzobispo platense cuestionó el manual gubernamental por inculcar en niños y adolescentes el derecho al sexo como un derecho humano, sin referir al "amor, la responsabilidad, el matrimonio y familia como proyecto de vida", y también por ofrecer una visión "neomarxista" al interpretar la sexualidad según la dialéctica del poder.

          Aguer opinó que el "programa" oficial conduce a "excluir la autoridad de los padres y los derechos y deberes que brotan de la patria potestad", hecho que califica como "una verdadera subversión del orden jurídico", y dijo percibir "un peligroso avance totalitario sobre la libertad de conciencia y sobre la libertad de enseñar y aprender".

          No es la primera vez que la Iglesia, y particularmente Aguer, chocan con las autoridades educativas por la obligatoriedad del dictado de educación sexual en las escuelas y otras materias curriculares. En febrero de 2007, la Conferencia Episcopal Argentina presentó su propio manual de "educación para el amor", a modo de alternativa a las orientaciones "reduccionistas" impartidas desde el Estado.

          En esa guía-marco para que los docentes de colegios católicos puedan hablar de sexo con los alumnos, la Iglesia insistió en propiciar las relaciones sexuales dentro del matrimonio y el empleo de métodos naturales de anticoncepción. El plan eclesiástico arranca a los 6 años hablando sobre los principios religiosos acerca de la persona humana y la familia.

          A los 12 plantea la búsqueda de la identidad, la diferencia entre "el impulso sexual, el instinto sexual y la tendencia al amor", habla de "pornografía y consumo", y remarca que la gestación de un hijo requiere del aporte del padre y la madre. También se refiere a la "confusión entre placer y felicidad".

          A los 13 habla de preparación al matrimonio y "desviaciones sexuales" y a los 14, de paternidad responsable, métodos naturales de planificación familiar, y de los anticonceptivos y abortivos.
          A los 15 se refiere al "noviazgo digno y feliz", el "significado y valor de la virginidad", a la homosexualidad, como así también el sida, sin explicitar como prevenirlo, y a los "peligros de los métodos anticonceptivos y el aborto".

          Los llamados "matrimonios a prueba", como el divorcio, aparecen como tema a los 17 años. El valor del matrimonio se lleva varias páginas. En una de las carillas se propone preservar a los niños de "excesos que los encierran en sí mismos como la masturbación y el juego sexual".


          http://www.clarin.com/diario/2009/07...m-01968039.htm

          Stendhal
          Stendhal

          Comentario


          • #6
            Respuesta: Dura crítica de la Iglesia al proyecto de educación sexual en las escuelas

            Yo creo que el argumento que debería manejarse desde el Estado (muy difícil de lograr esto ya que finalmente el "Estado" en un país como el nuestro se trata del gobierno de turno y este a su vez se trata de personas influenciables, condicionadas, extorsionables, etc, etc) es que los argumentos de la Iglesia son válidos en el contexto de los de una fracción de opinión dentro del espectro de opinión de la sociedad, nada más. Los proyectos de debaten en el congreso, se votan y si la mayoría pensó que debía haber un cambio, se acabó la discusión. La iglesia jamás va a admitir un planteo lógico semejante porque es absolutamente contrario a su estructura de funcionamiento y sustento (verticalista). Hay que tener paciencia: en los años que he vivido he visto cambios sociales inimaginables en temas sensibles a la religión, y detrás siempre estuvo el motor de la educación. Eso lleva tiempo. La falta de consenso progresivo hacia los argumentos arcaicos de esta gente hará que discusiones de este tipo suenen hasta graciosas algún día. Argentina es un país mucho más liberal que España (gracias a Dios), de ahí que no creo que se de un fenómeno de presión semejante por parte de los curas. Pero también es iluso pensar que no roncan. Fíjense sino las asociaciones infalibles con otros grupos de poder (milicos, campo), never fails jaja. Tiempo y paciencia....perseverancia (casi virtudes teologales jaja).

            Comentario


            • #7
              Respuesta: Dura crítica de la Iglesia al proyecto de educación sexual en las escuelas

              Los curas necesitarían educación sexual



              El obispo Héctor Aguer habló por toda la Iglesia cuando embistió contra los contenidos de un manual de formación docente sobre educación sexual, un compendio de diversos artículos editados por el Ministerio de Educación y el de Salud. Presidente de la Comisión Episcopal de Educación Católica, Aguer acusa al manual de “ateo” y de padecer “inspiración neomarxista”, inducir a la fornicación “lo más temprano posible y sin olvidar el condón” y de presentar la sexualidad “como una construcción histórica y sociocultural”. Semejantes aberraciones autorizarían a que los humanos hagan “con su bíos lo que quieran, incluso hasta transformarlo según sus fantasías y sus trastornos de personalidad”, libertades que “otorgan carta de ciudadanía a la homosexualidad y sus variantes”. La inclusión de nociones sobre la “desigualdad de género” expresaría una “imposición totalitaria del Estado” a través de una teoría que “detesta la distinción y la complementariedad de los dos sexos y, con el propósito de liberar a la mujer, la masculiniza y destruye su femineidad”, desconociendo, dice Aguer – aquí llegamos–: “la vocación maternal que es propia de la condición femenina, de su genio, y que constituye su gracia peculiar”.
              “El ‘empoderamiento’ de la mujer, como superación de las relaciones hegemónicas de poder, implica introducir la potencia destructiva de la dialéctica en el seno de la familia”, se exaspera el prelado, que ve en el texto “una velada amenaza a la libertad de enseñar y aprender la verdad” ya que “resulta una especie de religión secular, ajena a la tradición nacional y a los sentimientos cristianos de la mayoría de nuestro pueblo.” Jorge Videla no lo hubiera dicho mejor: sólo faltan los subversivos.
              Qué busca la Iglesia
              La embestida de Aguer coincide con que en muchos distritos –Capital, entre ellos– se está discutiendo cómo implementar la Ley de Educación Sexual en la escuela media. Como el manual ya es usado públicamente en el NOA desde 2007, cabría preguntarse si la Iglesia no apeló a lo que tuvo a mano para marcarle la cancha al flamante ministro. Si así fuera, lo logró ampliamente: en vez de mandar al cura a la sacristía, el ministro Alberto Sileone contestó que se limita a cumplir la ley y que el Manual no es neomarxista ni ateo, dios nos guarde. “Nosotros somos el Ministerio de Educación y sostenemos la enseñanza de valores”, dijo. La aludida “enseñanza de valores” es el alias con que la Iglesia identifica el matrimonio, la castidad, la prohibición de los anticonceptivos, de la homosexualidad, etcétera (Página/12, 30/7). Sileoni y Aguer son viejos conocidos: el actual ministro fue “el principal negociador con las provincias de los lineamientos básicos curriculares para la educación sexual integral, aprobados por todas las jurisdicciones en el marco del Consejo Federal de Educación. Ese programa constituye el piso mínimo que debe llegar a las aulas, tanto públicas como privadas, religiosas y no confesionales, de acuerdo con los niveles educativos” (Página/12, 5/12/08).
              Una de las autoras del manual, Marta Weiss, recordó que “la ley de educación sexual fue consensuada con la Iglesia” y ofreció pruebas de sus amables vínculos: “La reacción me sorprende, yo misma he sido llamada por escuelas católicas, a través del ministerio, para que explicara los alcances y la implementación de la Ley de Educación Sexual. Claro que la Iglesia no es una institución monolítica, y Aguer representa sólo uno de sus sectores”, dijo. El lavado de cara es fallido: Aguer actúa con el expreso aval del Episcopado, que informó que el cura habló “en tanto presidente de la Comisión del Educación de la Iglesia Católica, no como obispo diocesano” (La Nación, 30/7).
              Estamos ante una nueva avanzada de la Iglesia en el terreno de la educación sexual y, más en general, de toda la educación. El manual es usado exclusivamente para capacitar docentes, con lo cual cae el cuento eclesiástico de “los niños y sus padres”. Lo que quiere Aguer es que la Iglesia meta baza también en la formación docente, que el Estado adopte como propio el index vaticano. La Iglesia exige más ingerencia en la política educativa, ya no le alcanza con los chicos, va también por los profesores. El gobierno, incapaz de defender las prerrogativas de un Estado laico, ha vuelto a capitular.
              Los docentes y los alumnos, a través del debate franco y democrático, son los que pueden convertir el mamarracho conciliador pergeñado por curas y funcionarios en una herramienta útil para la prevención del embarazo adolescente, de las enfermedades de transmisión sexual y para construir vínculos más solidarios y fraternales entre los dos sexos. La denuncia del avance del oscurantismo clerical en la educación, y de la adaptación del gobierno al clero, son buen punto de partida para impugnar todas las otras opresiones que impone este régimen social a la juventud y a todos los explotados, en la cama y en todas partes.

              Olga Cristóbal

              http://www.po.org.ar/node/21955

              Comentario


              • #8
                Respuesta: Dura crítica de la Iglesia al proyecto de educación sexual en las escuelas

                Stendhal[/QUOTE]


                Te juro por Dios que veo esto y se me hace agua la boca...



                Como en los viejos tiempos...

                Y esta?



                I :043: YOU CHURCH

                2009 años Enseñándonos el Placer...
                Editado por última vez por el_carcelero; http://www.escortsxp.com/foro en 08/13/09, 18:08:05.

                Comentario


                • #9
                  Respuesta: Dura crítica de la Iglesia al proyecto de educación sexual en las escuelas

                  Originalmente publicado por uop Ver Mensaje
                  Los curas necesitarían educación sexual



                  El obispo Héctor Aguer habló por toda la Iglesia cuando embistió contra los contenidos de un manual de formación docente sobre educación sexual, un compendio de diversos artículos editados por el Ministerio de Educación y el de Salud. Presidente de la Comisión Episcopal de Educación Católica, Aguer acusa al manual de “ateo” y de padecer “inspiración neomarxista”, inducir a la fornicación “lo más temprano posible y sin olvidar el condón” y de presentar la sexualidad “como una construcción histórica y sociocultural”. Semejantes aberraciones autorizarían a que los humanos hagan “con su bíos lo que quieran, incluso hasta transformarlo según sus fantasías y sus trastornos de personalidad”, libertades que “otorgan carta de ciudadanía a la homosexualidad y sus variantes”. La inclusión de nociones sobre la “desigualdad de género” expresaría una “imposición totalitaria del Estado” a través de una teoría que “detesta la distinción y la complementariedad de los dos sexos y, con el propósito de liberar a la mujer, la masculiniza y destruye su femineidad”, desconociendo, dice Aguer – aquí llegamos–: “la vocación maternal que es propia de la condición femenina, de su genio, y que constituye su gracia peculiar”.
                  “El ‘empoderamiento’ de la mujer, como superación de las relaciones hegemónicas de poder, implica introducir la potencia destructiva de la dialéctica en el seno de la familia”, se exaspera el prelado, que ve en el texto “una velada amenaza a la libertad de enseñar y aprender la verdad” ya que “resulta una especie de religión secular, ajena a la tradición nacional y a los sentimientos cristianos de la mayoría de nuestro pueblo.” Jorge Videla no lo hubiera dicho mejor: sólo faltan los subversivos.
                  Qué busca la Iglesia
                  La embestida de Aguer coincide con que en muchos distritos –Capital, entre ellos– se está discutiendo cómo implementar la Ley de Educación Sexual en la escuela media. Como el manual ya es usado públicamente en el NOA desde 2007, cabría preguntarse si la Iglesia no apeló a lo que tuvo a mano para marcarle la cancha al flamante ministro. Si así fuera, lo logró ampliamente: en vez de mandar al cura a la sacristía, el ministro Alberto Sileone contestó que se limita a cumplir la ley y que el Manual no es neomarxista ni ateo, dios nos guarde. “Nosotros somos el Ministerio de Educación y sostenemos la enseñanza de valores”, dijo. La aludida “enseñanza de valores” es el alias con que la Iglesia identifica el matrimonio, la castidad, la prohibición de los anticonceptivos, de la homosexualidad, etcétera (Página/12, 30/7). Sileoni y Aguer son viejos conocidos: el actual ministro fue “el principal negociador con las provincias de los lineamientos básicos curriculares para la educación sexual integral, aprobados por todas las jurisdicciones en el marco del Consejo Federal de Educación. Ese programa constituye el piso mínimo que debe llegar a las aulas, tanto públicas como privadas, religiosas y no confesionales, de acuerdo con los niveles educativos” (Página/12, 5/12/08).
                  Una de las autoras del manual, Marta Weiss, recordó que “la ley de educación sexual fue consensuada con la Iglesia” y ofreció pruebas de sus amables vínculos: “La reacción me sorprende, yo misma he sido llamada por escuelas católicas, a través del ministerio, para que explicara los alcances y la implementación de la Ley de Educación Sexual. Claro que la Iglesia no es una institución monolítica, y Aguer representa sólo uno de sus sectores”, dijo. El lavado de cara es fallido: Aguer actúa con el expreso aval del Episcopado, que informó que el cura habló “en tanto presidente de la Comisión del Educación de la Iglesia Católica, no como obispo diocesano” (La Nación, 30/7).
                  Estamos ante una nueva avanzada de la Iglesia en el terreno de la educación sexual y, más en general, de toda la educación. El manual es usado exclusivamente para capacitar docentes, con lo cual cae el cuento eclesiástico de “los niños y sus padres”. Lo que quiere Aguer es que la Iglesia meta baza también en la formación docente, que el Estado adopte como propio el index vaticano. La Iglesia exige más ingerencia en la política educativa, ya no le alcanza con los chicos, va también por los profesores. El gobierno, incapaz de defender las prerrogativas de un Estado laico, ha vuelto a capitular.
                  Los docentes y los alumnos, a través del debate franco y democrático, son los que pueden convertir el mamarracho conciliador pergeñado por curas y funcionarios en una herramienta útil para la prevención del embarazo adolescente, de las enfermedades de transmisión sexual y para construir vínculos más solidarios y fraternales entre los dos sexos. La denuncia del avance del oscurantismo clerical en la educación, y de la adaptación del gobierno al clero, son buen punto de partida para impugnar todas las otras opresiones que impone este régimen social a la juventud y a todos los explotados, en la cama y en todas partes.

                  Olga Cristóbal

                  http://www.po.org.ar/node/21955
                  Pero Olga Cristóbal es una comunista recalcitrante. Que cuente cómo cagaban a palos en los paises comunistas a los homosexuales. Con que autoridad moral hablan los del PO, que hipocresía...

                  Comentario


                  • #10
                    Respuesta: Dura crítica de la Iglesia al proyecto de educación sexual en las escuelas

                    Lo que me pregunto es quién y cómo van a impartir esta materia. No es lo mismo darla en una escuela de campo donde los niños ven al padrillo, toro, carnero... montarse a una hembra como algo natural, que en un establecimiento "cheto", o en una escuela de las orillas donde los pibes de los grados superiores acosan a las maestras. En el secundario debería ya crearse profesorados de esta materia. Conversé con una docente de Ciencias Biológicas y me dijo que ella está preparada para dictarla, pero de la parte fisiológica, nada de entrar en la parte ética o moral. En mi época del secundario, el profesor de Fisiología Humana, daba dos clases para los varones y dos para las mujeres, separados por supuesto. La verdad no aprendimos nada nuevo, de lo que más recuerdo es que nos hacía hincapié en el uso del condón para evitar la sífilis y blenorragia. En esa época se utilizaba el Velo Rosado

                    Comentario

                    Trabajando...
                    X