Anuncio

Colapsar
1 de 2 < >

Argentinaxp.com

Escorts
2 de 2 < >

Club de Caballeros Argentina

Obtené acceso a la mejor información de Argentina y el Mundo. Asociate hoy y comenzá a disfrutar!
Ver más
Ver menos

¿Cuál fue el mejor polvo de su vida? ¿Y el amor gay de su vida?

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • ¿Cuál fue el mejor polvo de su vida? ¿Y el amor gay de su vida?

    Fiamma escort vip Centro

    Escort en Tribunales

    Escort en Tribunales
    Me pregunto si uno podría identificar ese polvo y ese amor, de cual nunca se va a poder olvidar, por diferentes motivos. Ese que va a recordar una y otra vez.

    Y cuáles son los motivos por los cuales ese polvo es imborrable en nuestras memorias.

    Yo distingo los tres polvos memorables de mi vida.

    Uno, el que más me excitó en su momento. Fue en San Pablo, yo tendría 20 años aproximadamente y llamé a un "masajista rapaz" al hotel donde estaba. El Ca D'Oro, en la Rua Augusta.

    Fue un polvo que duró toda una tarde de lluvia y que siguió luego por toda la noche. Un chico de mi edad y maravilloso de cuerpo, de cara, de pija, de culo. Todo en él era perfecto. Hasta el carácter. Fue el mejor polvo, o mejor dicho polvos, de mi vida. Hasta recuerdo el olor del chico, sus rulos rubios, sus ojos verdes, su cuerpo marcadito, bronceado con marca de sunga y que se llamaba Ulises.

    Otro polvo, fue con un íntimo amigo mío, muy parecido al garoto brasilero, con el que nos garchamos a un puta juntos. Le metimos las dos pijas por la concha juntos. Yo estaba abajo y él se puso por encima de la chica. Agarró mi pija con su mano, sorprendentemente para mí, la juntó con la suya, se las embocó en la concha a ella y fue una experiencia maravillosa. Los dos como heteros, frotándonos pija contra pija en esa funda húmeda que era esa experimentada concha. Pero créanme que estuvimos a un milinanomilimitro de terminar haciendo algo entre nosotros. Sentir de golpe que me había agarrado la pija, casi me hace desmayarme del goce que sentí. Y lo hizo de una manera tan inocente y calientemente perversa al mismo tiempo, que me impulsó el corazón a 200 latidos por minuto en un instante.

    Y el tercer polvo, fue como a los 18 años. Con un señor de unos 60 y pico que me "levantó como taxiboy" en la estación de La Lucila. Me acuerdo porque el señor fue uno de los primeros clientes míos y me dio muchísimo morbo ser usado sexualmente. Nos encontramos varias veces en su departamento, cerca de la estación. No me gustaba sexualmente, pero me trataba muy bien y le encantaba tocarme todo el cuerpo y comprarme regalos. Aparte de pagarme, claro. Ser su putito (activo) me calentaba mucho. Me excitaba cuando se metía en el baño a ver como yo me enjabonaba todo el cuerpo. Su cara de placer al mirarme desnudo pasándome las manos enjabonadas por todo el cuerpo, me paraba la pija bajo la ducha invariablemente.

    Curiosamente, cada tanto me masturbo con los recuerdos del segundo y tercer garche. No con el primero, que es el que recuerdo como que más me ha excitado.

    Con respecto al amor...

    Siempre tendré en mi corazón a ese amigo que conocí en una noche tarde, en la estación de La Lucila y nos quedamos, no recuerdo si en su auto o en el mío, como una hora en silencio y tomados de la mano. Tendríamos 18 años también.

    Algún beso que nos dimos una madrugada sentados en un umbral en Ocampo y Cerviño, donde yo vivía, ante la mirada desaprobadora de un portero que lavaba una vereda. Tal vez el único del que podría haberme enamorado en su momento. Creo que fue el beso gay que he dado con más amor en mi vida. Y no correspondido, creo que por suerte, para ambos, jajaja...

    Algunos escarceos sexuales en la cama de su casa de San Isidro. Algún escort compartido por el centro. Nuestro famoso "4-20". Era un muy lindo escort, al que llamábamos 4-20, porque su teléfono celular era 154 420...... Siempre que nos juntábamos nos preguntábamos si habíamos estado con 4-20. Y algunas veces lo hemos llamado para un "combinado". Ya está retirado 4-20, no me pregunten por él. Aunque algún forista lo ha probado, en su momento, por recomendación mía.

    Creo que el fin de año, es un buen momento para poner los recuerdos en orden, sacarlos para reverlos y limpiarles un poco el polvo. Y para volver a guardarlos, desde luego, en el lugar en que deben estar. Para recrearnos con el recuerdo.
    Editado por última vez por JuliStefa; http://www.escortsxp.com/foro/member/190293-julistefa en 12/25/12, 16:36:59.
    Juli.
    Bisexual por procurar el placer,
    Gay por disfrutar de la lujuria,
    Hetero por deleitarme en la perversión.

  • #2
    Respuesta: ¿Cuál fue el mejor polvo de su vida? ¿Y el amor gay de su vida?

    Hubo un hilo muy bueno hace un tiempo ya con la consigna "La cogida de mi vida".
    Recuerdo haber posteado, como muchos otros foristas, y había historias para cada gusto y paladar.
    Lo más cómico es que, un poco como contrapunto de lo que publicó JS hace poco, mi mejor xp fue con un co-forista, y otros también dieron a entender situaciones similares.. jejeje..
    Eso sí, creo que a este hilo habría que separarlo en 2 : polvo por un lado, amor por el otro.
    Pero buena idea.. ahora a ver cómo continúa.
    Los escorts son lo que les pagues que sean. Punto.

    Comentario


    • #3
      Respuesta: ¿Cuál fue el mejor polvo de su vida? ¿Y el amor gay de su vida?

      La mejor cojida que recuerdo fue con una mina, mi novia de esa época, tendría unos 28 años. Fue la mejor porque habíamos cojido la noche anterior y se había quedado como otras noches a dormir conmigo. Pero por alguna razón se despertó, y no se si yo tenía una erección nocturna o arrancó de puro calentona que era, la cuestión es que me desperté mientras me chupaba la pija, y me la chupaba con unas ganas como pocas veces lo había hecho. Y yo la tenía más dura que otras veces. Al menos la sentía así. La cuestión es que yo no terminaba de despertarme porque me encantaba sentir que me la estaba chupando dormido. Y en un momento se sienta sobre mi pija y empieza una cabalgata infernal. Ahí si me terminé de despertar y por supuesto participé activamente de esa cojida, y fue una acabada genial, simultanea y con muchos gritos, cosa que no siempre hacíamos, pero se ve que a los dos nos generó mucha calentura esa situación. Es algo que hoy sigo recordando con mucha excitación.

      Respecto del amor gay, fue la única vez que me enamoré de un hombre. Yo tendría unos 23 o 24 años y lo conocí en Mar del Plata. Era, o es, de Tucumán y tenía unos 28 años. Fue un levante callejero. Yo recién llegaba de Buenos Aires y apenas llegado al hotel me fui a la costanera para ver como estaba la playa, el mar, la gente. Yo iba caminando por la costanera a la altura de playa varese cuando veo un hermoso muchacho de pelo y anteojos negros, con un short ajustado (se usaba en esa época), un muy bien trabajado torso desnudo (pero de deporte, no de gimnasio), y una cola y unas piernas espectaculares (después me dijo que hacía patinaje). El estaba del otro lado de la avenida, esperando para cruzar. Yo seguía caminando, pero no podía dejar de mirarlo. Se ve que yo también le gusté (tenía mi pinta y además hacía remo en esa época y tenía mi físico armoniosamente trabajado) porque también vi que me seguía con la mirada. El tema es que cruza y se queda mirando el mar en lugar de ir a la playa. Su intención era ver quie hacía yo. Yo obviamente paré y me acerqué, lo saludé y la clásica conversación etc. etc.. Arreglamos de encontrarnos más tarde en la playa. Y a eso siguió que toda la semana que estuvimos la pasamos juntos, playa, comidas, cine, etc. y mucha mucha cama. Realmente me enamoré, pero se terminaban las vacaciones de ambos y cada uno tenía que volver a su lugar. El maestro en Tucumán, y yo estudiante en Bs. As. El se fue un dia antes que yo, y recuerdo haber llorado mucho. Y el futuro no era muy promisorio. No había celular, no había internet (año 85 más o menos). Solo cartas y Entel (para los más jóvenes, la telefónica estatal antes de la privatización). Nos escribimos y hablamos cuando podíamos, hasta que el tiempo y la distancia pusieron el límite y el final. Pero mientras duró fue muy lindo.

      Comentario

      Trabajando...
      X