Anuncio

Colapsar
1 de 2 < >

Argentinaxp.com

Escorts
2 de 2 < >

Club de Caballeros Argentina

Obtené acceso a la mejor información de Argentina y el Mundo. Asociate hoy y comenzá a disfrutar!
Ver más
Ver menos

Cómo encarar el camino hacia la aceptación ante uno y la sociedad

Colapsar
Este tema está cerrado
X
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Cómo encarar el camino hacia la aceptación ante uno y la sociedad

    Fiamma escort vip Centro

    Escort en Tribunales

    Escort en Tribunales
    Hola, mi nombre es Matías y tengo 28 años. Un poco mencioné en alguna de las discusiones mi situación, pero quisiera contarles nuevamente, a ver si sus experiencias me pueden ser de utilidad.

    Estoy en una etapa particular de mi vida. Desde hace 3 años conocí un chico con el que tengo una relación muy linda. Nunca dije nada a nadie, creando toda una red de mentiras a mis amigos y mi flia cada vez que lo veía. Actualmente, después de 3 años, tuve un golpe muy particular en mi vida: perdí mi único hermano, compañero de toda la vida, desde que nací, y con quien me llevaba un año de diferencia. Imagínense, siendo 2 hermanos varones, casi de la misma edad, fue un pilar muy importante de mi vida. Como consecuencia de eso, empecé a vivir una presión muy fuerte de toda la flia para poder ponerme rápidamente de novio, y formar una flia, para así poder darle a mi viejo, quien hoy es la única flia directa que me queda, una última alegría en su difícil vida y su vejez. Mi viejo, viudo, y ahora habiendo perdido su hijo mayor, quiere tener nietos. Eso para él sería un aliciente en su ya difícil vida, que le daría una dósis de energía muy grande y algo en qué ocupar su cabeza y su tiempo. Tanto mis amigos como mi flia están presionándome para que me ponga las pilas con eso. Es muy duro para mí saber que una persona a quien amo, mi viejo, está mal, y soy yo el único que tiene una herramienta para ayudarlo, y así y todo no pueda usarla. Es muy angustiante.
    Ninguno de mis amigos sabe de mi situación. Si bien nunca estuve de novio, tuve algunos acercamientos con mujeres, y el hecho de ser masculino, hace que, al menos yo crea, que no sospechan tanto de mí. Ver las actitudes o comentarios homofóbicos que hacen mis amigos y parte de mi flia, me hace pensar que decir algo sobre mi situación sería un golpe durísimo para todos, incluyendo mi viejo. Un golpe que nadie espera, y que sólo agravaría la situación. Un golpe por el que siento muchos me mirarían mal, porque pensarían "encima de todo lo que están viviendo, ahora salís con esto".

    Quisiera saber sus opiniones o comentarios. Estoy tratando el tema con un psicólogo, que me está acompañando en mi proceso. Pero escuchar cómo ustedes fueron resolviendo sus dilemas seguramente me pueda ser útil.

    Un abrazo y muchas gracias!
    mati

  • #2
    Respuesta: Cómo encarar el camino hacia la aceptación ante uno y la sociedad

    Creo que el problema no es "tu vida", sino la vida de tu papá.
    El que se armó una vida, en la cual su familia tenía que responder a una determinada estructura, tipo : Padre - Madre - Hijo Varón 1 heterosexual - Hijo Varón 2 Heterosexual, fue él.
    Vos no te hiciste gay por joder a tu familia.
    Es más, vos no elegiste ser gay. Simplemente te paso.
    Vos, no podrías elegir ser heterosexual.
    Suponé por un momento, que vos decidieras meterte tu putez en el culo y hacerte el heterosexual. Te levantás a una chica, la enamorás, te casás y la dejás embarazada. Le das un nieto a tu viejo.
    Mientras tanto, convencés a tu pareja de que te haga el aguante y disimule que es tu pareja homosexual y te haga la gamba haciéndose tu amigo, solamente.
    Vamos a 4 o 5 años para adelante.
    ¿Te imaginás el infierno que va a ser tu vida?
    Vas a tener una mujer a la que no vas a querer tocar.
    Vas a tener una mujer que no te vas a coger y que te va a volver loco por eso, si es que no te va a meter cuernos a lo loco y descaradamente.
    Vas a tener un hijo, al cual probablemente vas a adorar, pero en sociedad con una mina que te va a odiar porque te casaste con ella solo para reproducirte, ocultándole que sos gay.
    Con lo cual, no te va a dejar ni acercarte a tu hijo.
    Tu viejo, va a vivir el quilombo de tu separación y encima no va a tener a su nieto nunca, porque tu ex mujer le va a pasar la factura de haberte hecho puto a vos con la estúpida homofobia "típica de tu familia".
    Tu actual pareja, te va a tener que bancar ese quilombo y encima, te va a decir que fuiste un pelotudo por no blanquear todo desde el primer momento.
    Conclusión tus opciones parecerían ser :
    1) O armás un escenario de disimule de tu putez, armándote una vida heterosexual, que sin dudas termina en un desastre para tu viejo, para vos, para tu mujer, para tu pareja actual y, especialmente, para el eventual hijo que podrías tener.
    2) Seguís como hasta ahora, hasta que en algún momento tu padre fallezca y vos puedas irte a vivir con tu pareja libremente. Con el costo que te va a pasar tu pareja por no haberlo blanqueado oportunamente.
    3) Te ponés firme hoy y le contás a todo el mundo que vos no sos heterosexual, sino homosexual y que tenés una pareja a la que amás y que no hay la más mínima oportunidad de que llegues a reproducirte con una mina en lo que resta de tu vida. A lo sumo, si te casás con tu pareja gay, podrían algún día llegar a adoptar a un crío.

    Hay otras posibilidades, digamos, intermedias entre estas tres. Te reconozco que son tres opciones medio extremas, pero que en general es para donde va la cosa.

    O seguís mintiendo, o vivís la vida que tu familia homofóbica quiere que vos vivas, o vivís la vida que vos sí querés vivir y el que te acepta y respeta como sos, seguirá en tu vida y el que no... no lo verás más.

    Pero creo que lo que no tenés que hacer, es pensar en que vos elegiste la homosexualidad y que por esa decisión vos estás obligado a hacer concesiones y a compensar e indemnizar a todos tus afectos, viviendo la vida que ellos pretenden que vos vivas.

    Si tu papá vive 30 años más, vos te vas a encontrar con que vas a ser un señor de 58 años, que no ha vivido la vida que quería vivir... por la sospecha de que si hubiese vivido la vida que quería vivir todos lo hubieran rechazado.

    Se que es difícil plantarse ante los demás y decirles que sos gay y encima que tenés pareja gay.

    Pero a medida que pase el tiempo, cada vez el engaño va a ser mayor y va a ser más difícil decirlo.

    Solo pensá en si lo hubieras dicho, por ejemplo, diez años atrás. Hubiera estado vivo tu hermano, no se si también tu mamá...

    Hoy no exisitirían las presiones que vos sentís sobre vos.

    Tu pareja se sentiría más integrada a tu círculo de afectos.

    Cada dia que pasa tus deudas crecen.

    Con tu padre, por no haberle confiado esta realidad a él, pensando que no lo iba a entender.

    Con tus amigos y demás parientes, por el mismo motivo.

    Con tu pareja, porque de alguna manera lo estás ocultando y como que te da vergüenza incorporarlo a tu vida.

    Y con vos mismo, porque no estás viviendo la vida que vos querrías vivir, sino que estás viviendo la vida que vos creés que los otros quieren que vos vivas.
    Con un agravante. El día que todos los que te marcan como debería ser tu vida, se mueran... vos no vas a recibir ninguna indemnización por la vida que te perdiste de vivir por los prejuicios de ellos. Que en buena parte, son también los tuyos.

    Hay una desvalorización también de vos mismo, acerca de tu sexualidad. ¿Vos ocultarías que te recibiste de ingeniero, de médico, de abogado o de contador? Seguramente no. Estarías orgulloso de esa realidad.

    Sin embargo, ocultas que no sos heterosexual y que sos gay.

    Como si vos hubieras decidido vivir una sexualidad mala o perversa... de la cual hay que avergonzarse.

    En lo personal, no creo que haya que sentirse orgulloso de ser gay. Pero si creo que no hay por qué sentirte culpable.

    La sexualidad no se elige. Solo a uno le pasa que lo calientan unos y no otros.

    Si vos te querés sentir culpable de eso, no solo es una manera equivocada de ver el tema, sino que vas a terminar, probablemente, pagando más culpas que las que hoy sentís.

    Mi consejo : Por respeto a tu pareja, a la que decís amar, y fundamentalmente por respeto a vos mismo, me parece que llegó la hora de bajar las presiones y plantarte en la vida que vos querés vivir y tenés derecho a vivir.

    Tenés 28 años. Sos joven. Que no te pase lo que nos ha pasado a muchos, que vivimos en épocas mucho más duras para los que no éramos tan heterosexuales como la sociedad espera de sus hijos y que por eso, hemos vivido tratando de adaptarnos a lo poco bueno que nos pudo dar una vida heterosexual, cuando hubiéramos sido mucho más felices viviendo una vida bisexual o gay más libre.
    Juli.
    Bisexual por procurar el placer,
    Gay por disfrutar de la lujuria,
    Hetero por deleitarme en la perversión.

    Comentario


    • #3
      Respuesta: Cómo encarar el camino hacia la aceptación ante uno y la sociedad

      Tenés una muralla china que escalar con este 'temita' que te tocó vivir, pero como te dicen arriba, tu viejo te está pidiendo lo que a "él" le cierra en este momento de pérdida, no lo que vos necesitás, o acaso no tenés tbn tu derecho a duelo y a resolverlo de la mejor forma? Tal vez tengas que ir despacio y arrancar dejándole en claro, bien claro y firme a tu padre que no te joda nunca más con el tema de que le "DES" alguien que a él le calme su angustia existencial, que vos no estás en condiciones de darle eso que quiere ahora, que vos no querés repetir toda esta historia familiar que él te hizo pasar (sí, ponele algo de culpa, sirve siempre como freno..), y que ves la vaca (foto familiar) y llorás. Con esto te sacarías la primer sobre el tema, tbn mandá este mensaje con tus amigos, como que estás muy resentido con la vida y con esto de la foto fliar., que a vos te resultó una carga de mierda que no la soportás, hacé tu catarsis con ellos tbn de la mierda que vivste y que vivís.
      fijate si te va en tu rollo fliar y entorno y dps. de tomar esta distancia y posicionarte, vas a poder decidir en el futuro como evolucionás con tu tema.
      No sé, es una visión externa.
      Slds. y suerte.

      Comentario


      • #4
        Respuesta: Cómo encarar el camino hacia la aceptación ante uno y la sociedad

        Estoy de acuerdo con casi todo lo que te dijeron. Sólo quiero que también te saques la presión de la "comunidad gay" que sostiene que tenés que salir del ropero. Ese tema es tuyo y solo tuyo. Los que te presionan para un lado o para el otro no te ayudan. O sea: tu vida está primero que todo. No querés a los demás si no te querés primero a vos. No podés poner tu vida en función de otros. Resolvé cómo querés y podés llevar adelante tu vida. Los que te quieren lo aceptan aunque les cueste . Los que te rechazan no te quieren y menos si te plantan culpa por estropearle la vida a ellos. Fijate que aunque fueras hetero sería una locura que te casases por preisón o tuvieras hijos si no los querés o si no es tu momento sólo para satisfacer a otros!

        Comentario


        • #5
          Respuesta: Cómo encarar el camino hacia la aceptación ante uno y la sociedad

          Es TU vida entonces las decisiones que tenés que tomar deben estar en función de tus necesidades y no en función de las necesidades de aquellas personas, que aunque te quieran y deseen lo mejor para vos, están pensando en suplir sus propias carencias. Esa fórmula no suele dar buenos resultados. ¿Cuántos padres frustrados vocacionalmente terminan imponiéndoles a sus hijos carreras o profesiones que estos últimos detestan y que los condenan a una vida infeliz? Imaginate que hacer un trabajo que no te gusta debe significar bastante menos trauma para tu subjetividad que hacerte pasar por heterosexual (sacá tus propias conclusiones). Si tu padre se siente solo y/o está preocupado por la continuidad de la dinastía, debería buscarse una sra. de compañía o una mascota (un perro o un gato son muy amigables y no reclaman bienes -jajaja-). En todo caso, si tenés buena relación con tu viejo, charlá abiertamente con él sobre tus miedos. Quizás, si querés darle un nieto podrías encontrar una vía alternativa que no sea necesariamente engañar a una mujer.

          Comentario


          • #6
            Respuesta: Cómo encarar el camino hacia la aceptación ante uno y la sociedad

            Originalmente publicado por JuliStefa Ver Mensaje
            Tenés 28 años. Sos joven. Que no te pase lo que nos ha pasado a muchos, que vivimos en épocas mucho más duras para los que no éramos tan heterosexuales como la sociedad espera de sus hijos y que por eso, hemos vivido tratando de adaptarnos a lo poco bueno que nos pudo dar una vida heterosexual, cuando hubiéramos sido mucho más felices viviendo una vida bisexual o gay más libre.
            Me interesa mucho tu testimonio de vida. ¿Desde cuándo te calientan los tipos? ¿Sos de pagar putas? ¿Has tenido amantes de sexo femenino? Creo que podés aportar mucho para quiénes están en la encrucijada con respecto a qué estilo de vida (sexual y afectivo) seguir. Vos tenés experiencia en el área.

            Comentario


            • #7
              Respuesta: Cómo encarar el camino hacia la aceptación ante uno y la sociedad

              uhhhfff que tema. mira lo mio es parecido, pero mas personal. Me encanta mi novia, quiero tener una familia, pero tambien la quiero pasar bien con flacos, es como que quiero todo, pero ahi el clasico dicho popular que todo no se puede, o si? es algo que me prgunto siempre.
              Ahora, pregunto, ya que es un tema complicado y que los mas experimentados pueden ayudar a resolver algunos puntos, como por ejemplo si alguien tiene un psico q la tenga clara en estos temas pueden mandar privado, etc.

              Comentario


              • #8
                Respuesta: Cómo encarar el camino hacia la aceptación ante uno y la sociedad

                Originalmente publicado por juanigna Ver Mensaje
                uhhhfff que tema. mira lo mio es parecido, pero mas personal. Me encanta mi novia, quiero tener una familia, pero tambien la quiero pasar bien con flacos, es como que quiero todo, pero ahi el clasico dicho popular que todo no se puede, o si? es algo que me prgunto siempre.
                Ahora, pregunto, ya que es un tema complicado y que los mas experimentados pueden ayudar a resolver algunos puntos, como por ejemplo si alguien tiene un psico q la tenga clara en estos temas pueden mandar privado, etc.
                Muucho ojo con los psicos, los bi son una cantera enorme sesiones.. manejá vos que es exactamente lo que querés saber y limitate a eso, sino te van a pasear desde que dejaste el pañal hasta donde te gustaría morir, sin ofender a nadie, no te olvides nunca por un solo minuto que el tipo necesita pagar las expensas del derpa todos los fines de mes.. es mi humilde opinión.
                A veces ayuda más hablar con alguien que está/uvo en la misma. suerte.

                Comentario


                • #9
                  Respuesta: Cómo encarar el camino hacia la aceptación ante uno y la sociedad

                  Originalmente publicado por Argaytino Ver Mensaje
                  Me interesa mucho tu testimonio de vida. ¿Desde cuándo te calientan los tipos? ¿Sos de pagar putas? ¿Has tenido amantes de sexo femenino? Creo que podés aportar mucho para quiénes están en la encrucijada con respecto a qué estilo de vida (sexual y afectivo) seguir. Vos tenés experiencia en el área.
                  Es muy simple...
                  A los 18 años llegué habiendo debutado con minas.
                  Un día, en el auto, me fui al bajo Belgrano, donde había una villa, y había un chico de mi edad caminando por la calle. Le pregunté si quería divertirse un rato y ganarse unos pesos.
                  Subió al auto y le hice una paja. Acabó y me pajié yo. Le pagué y se bajó.
                  A partir de allí, seguí haciendo lo mismo. Solo que ahora se las chupaba y me la hacía chupar.
                  En el medio tenía novias con las que cogía.
                  También me dio morbo por esa época el prostituirme. Iba a la estación de La Lucila o de San Isidro y me encamaba con señores que me pagaban porque los cogiera. Onda chonguito era yo. En realidad, me hacía el chonguito.
                  Era un nene de papá que tenía su propio auto a los 18 años y me cagaba de risa de los tipos que me querían rescatar de la vida marginal de taxiboy y me querían adoptar.
                  Me vestía con un jean viejo, unas zapatillas de lona gastadas u ojotas que llevaba en el baúl del auto, una remera de cuello redondo vieja y me cambiaba en el auto, para girar por la estación dando "chongo".
                  Me reía porque los clientes me hablaban y yo, por más que me hacía el chonguito, era un chetito que se notaba. Con lo cual, los señores me veían como un candidato ideal para ser una especie de sobrino blanqueado dignamente entre sus amigos. Daba sobrino de cualquiera de ellos.
                  De hecho, era estudiante universitario, razonablemente culto, aunque no les decía que estudiaba. Les contaba que laburaba en una farmacia de repartidor.
                  Y los clientes, trataban de comprarme, con regalos y de impresionarme con sus departamentos. Yo me cagaba de risa, porque los departamentos de ellos, que eran solteros grandes, que vivían solos y eran gay, siempre eran infinitamente más chicos que el departamento en el que yo vivía con mis padres.
                  Y todos trataban de "redimirme" de mi vida perdida de taxiboy. Y lo gracioso, que hoy en día, cuando hablo con los taxiboys, lo que más le rompe las pelotas, son los clientes que los quieren convencer de que dejen la vida de taxiboys.
                  En el mientras tanto, tenía novias con las que cogía casi todos los días.
                  En realidad, salia temprano con mi novia, cogíamos, la dejaba en su casa y como a las 2 de la mañana estaba en la estación levantando clientes.
                  Muchas veces, con lo que le cobraba al cliente, me iba para el lado del Tigre y me levantaba algún pendejo por la Av. Cazón o por Marcelo T. de Alvear, al que le tiraba unos pesos y me lo llevaba al estudio profesional de mi viejo en pleno centro de la capital.
                  O sea, que en la misma noche, cogía con mi novia, con un cliente y después con un taxiboy.
                  De los 18 a los 27 garché como para cinco vidas de un tipo normal. No paraba.
                  Después me serené.
                  Pero me cuidaba de no mezclar jamás los ambientes.
                  Nunca jamás el grupo de amigos de mi vida hetero se mezclaba con los clientes o los taxiboys. Mi vida hetero, no se cruzó jamás con mi vida gay. Nunca jamás.
                  Luego me casé por 23 años, tuve hijos, me divorcíe y mis hijos viven conmigo.
                  Y sigo teniendo separada mi vida gay de mi vida hetero.
                  Porque a esta altura, ya no tendría sentido mezclarlas.
                  Tengo historias de vida de más de 35 años, con amigos hetero y otros 35 con amigos gay que no se van a mezclar nunca y que no se conocen.
                  Obviamente, los que saben toda la historia son mis amigos gay. Y me lo han aceptado.
                  Y así me moriré... viviendo la mejor vida que pude vivir. O tal vez deba decir, "las mejores dos vidas que supe vivir".
                  He pagado por sexo desde los 18 años. A taxiboys y a putas. He hecho orgías con amigos gay y he hecho orgías con amigos hetero, como ya he contado.
                  Me he casado muy enamorado y me he divorciado muy enojado. No por la sexualidad, les aclaro.
                  He tenido 3 hijos y debo haber sido un buen padre, porque en el divorcio eligieron vivir conmigo. Les aclaro que en ese momento el menor tenía 10 años y quiso vivir conmigo y no con la mamá.
                  Que se yo... hoy cojo con hombres (taxiboys los hombres en un 99%) y cada tanto con alguna mujer.
                  No me cuestiono si soy gay, si soy hetero o si soy bi.
                  Soy SEXUAL. Y gozo mucho de mis orgasmos. Como dice Woody Allen, hasta el peor de mis orgasmos ha sido fantástico.
                  Y mi consejo al iniciador del post, se refería a que tal vez, si yo hubiera salido del closet a mis tiernos 18, mi vida hubiera sido muy otra.
                  Hubiera sido bisexual, pero no hubiera tenido que llevar el estricto control que me permitió mantener dos vidas distintas en paralelo, sin que jamás se cruzaran. Pero ni el más mínimo riesgo de cruce tuve jamás.
                  Me hubiera casado con una chica que disfrutara de mi bisexualidad y probablemente hubiéramos sido una pareja swinger, como la de la última película de Suar.
                  Que se yo... imposible decir como hubiera sido lo que no fue.
                  Pero mi sexualidad nació así. Es como el que nace ciego. No es lo mismo nacer ciego, que quedarse ciego a los 30 años. Debe ser más fácil si uno no conoce otra opción.
                  Yo siempre fui dos vidas paralelas. Y dos vidas muy intensas, como podrán ver.
                  Me he divertido. Y pienso seguir divirtiéndome.
                  No jodo a nadie. Y me resulta divertido, en este momento, el mantener todo separado. Es como que me switcheo de una vida a la otra, con una razonable maestría.
                  La ciudad de Buenos Aires tiene esa gran ventaja. Se pueden llevar dos o tres vidas paralelas, sin que jamás se crucen. Si viviera en New York, podría llevar siete vidas paralelas, como decía Truman Capote.
                  Pero vivo en Buenos Aires... y es lo que hay.
                  Cualquier duda, a los que les interese, pueden preguntar lo que quieran. Si puedo, les contestaré.
                  Editado por última vez por JuliStefa; http://www.escortsxp.com/foro/member/190293-julistefa en 10/29/12, 17:53:36.
                  Juli.
                  Bisexual por procurar el placer,
                  Gay por disfrutar de la lujuria,
                  Hetero por deleitarme en la perversión.

                  Comentario


                  • #10
                    Respuesta: Cómo encarar el camino hacia la aceptación ante uno y la sociedad

                    [QUOTE=forastero83;1860626]Hola, mi nombre es Matías y tengo 28 años. Un poco mencioné en alguna de las discusiones mi situación, pero quisiera contarles nuevamente, a ver si sus experiencias me pueden ser de utilidad....

                    Yo creo que tenès que concentrate más en las cosas que a vos te gustan... Contaste que estás con un chico hace tres años, eso significa que esa relación te gusta y te hace bien. Buenísimo! Seguí adelante con esta relación y no dejes que nadie la arruine. Lo demás se verá a su debido tiempo. Saludos!

                    Comentario


                    • #11
                      Respuesta: Cómo encarar el camino hacia la aceptación ante uno y la sociedad

                      Originalmente publicado por JuliStefa Ver Mensaje
                      Es muy simple...
                      A los 18 años llegué habiendo debutado con minas.
                      Un día, en el auto, me fui al bajo Belgrano, donde había una villa, y había un chico de mi edad caminando por la calle. Le pregunté si quería divertirse un rato y ganarse unos pesos.
                      Subió al auto y le hice una paja. Acabó y me pajié yo. Le pagué y se bajó.
                      A partir de allí, seguí haciendo lo mismo. Solo que ahora se las chupaba y me la hacía chupar.
                      En el medio tenía novias con las que cogía.
                      También me dio morbo por esa época el prostituirme. Iba a la estación de La Lucila o de San Isidro y me encamaba con señores que me pagaban porque los cogiera. Onda chonguito era yo. En realidad, me hacía el chonguito.
                      Era un nene de papá que tenía su propio auto a los 18 años y me cagaba de risa de los tipos que me querían rescatar de la vida marginal de taxiboy y me querían adoptar.
                      Me vestía con un jean viejo, unas zapatillas de lona gastadas u ojotas que llevaba en el baúl del auto, una remera de cuello redondo vieja y me cambiaba en el auto, para girar por la estación dando "chongo".
                      Me reía porque los clientes me hablaban y yo, por más que me hacía el chonguito, era un chetito que se notaba. Con lo cual, los señores me veían como un candidato ideal para ser una especie de sobrino blanqueado dignamente entre sus amigos. Daba sobrino de cualquiera de ellos.
                      De hecho, era estudiante universitario, razonablemente culto, aunque no les decía que estudiaba. Les contaba que laburaba en una farmacia de repartidor.
                      Y los clientes, trataban de comprarme, con regalos y de impresionarme con sus departamentos. Yo me cagaba de risa, porque los departamentos de ellos, que eran solteros grandes, que vivían solos y eran gay, siempre eran infinitamente más chicos que el departamento en el que yo vivía con mis padres.
                      Y todos trataban de "redimirme" de mi vida perdida de taxiboy. Y lo gracioso, que hoy en día, cuando hablo con los taxiboys, lo que más le rompe las pelotas, son los clientes que los quieren convencer de que dejen la vida de taxiboys.
                      En el mientras tanto, tenía novias con las que cogía casi todos los días.
                      En realidad, salia temprano con mi novia, cogíamos, la dejaba en su casa y como a las 2 de la mañana estaba en la estación levantando clientes.
                      Muchas veces, con lo que le cobraba al cliente, me iba para el lado del Tigre y me levantaba algún pendejo por la Av. Cazón o por Marcelo T. de Alvear, al que le tiraba unos pesos y me lo llevaba al estudio profesional de mi viejo en pleno centro de la capital.
                      O sea, que en la misma noche, cogía con mi novia, con un cliente y después con un taxiboy.
                      De los 18 a los 27 garché como para cinco vidas de un tipo normal. No paraba.
                      Después me serené.
                      Pero me cuidaba de no mezclar jamás los ambientes.
                      Nunca jamás el grupo de amigos de mi vida hetero se mezclaba con los clientes o los taxiboys. Mi vida hetero, no se cruzó jamás con mi vida gay. Nunca jamás.
                      Luego me casé por 23 años, tuve hijos, me divorcíe y mis hijos viven conmigo.
                      Y sigo teniendo separada mi vida gay de mi vida hetero.
                      Porque a esta altura, ya no tendría sentido mezclarlas.
                      Tengo historias de vida de más de 35 años, con amigos hetero y otros 35 con amigos gay que no se van a mezclar nunca y que no se conocen.
                      Obviamente, los que saben toda la historia son mis amigos gay. Y me lo han aceptado.
                      Y así me moriré... viviendo la mejor vida que pude vivir. O tal vez deba decir, "las mejores dos vidas que supe vivir".
                      He pagado por sexo desde los 18 años. A taxiboys y a putas. He hecho orgías con amigos gay y he hecho orgías con amigos hetero, como ya he contado.
                      Me he casado muy enamorado y me he divorciado muy enojado. No por la sexualidad, les aclaro.
                      He tenido 3 hijos y debo haber sido un buen padre, porque en el divorcio eligieron vivir conmigo. Les aclaro que en ese momento el menor tenía 10 años y quiso vivir conmigo y no con la mamá.
                      Que se yo... hoy cojo con hombres (taxiboys los hombres en un 99%) y cada tanto con alguna mujer.
                      No me cuestiono si soy gay, si soy hetero o si soy bi.
                      Soy SEXUAL. Y gozo mucho de mis orgasmos. Como dice Woody Allen, hasta el peor de mis orgasmos ha sido fantástico.
                      Y mi consejo al iniciador del post, se refería a que tal vez, si yo hubiera salido del closet a mis tiernos 18, mi vida hubiera sido muy otra.
                      Hubiera sido bisexual, pero no hubiera tenido que llevar el estricto control que me permitió mantener dos vidas distintas en paralelo, sin que jamás se cruzaran. Pero ni el más mínimo riesgo de cruce tuve jamás.
                      Me hubiera casado con una chica que disfrutara de mi bisexualidad y probablemente hubiéramos sido una pareja swinger, como la de la última película de Suar.
                      Que se yo... imposible decir como hubiera sido lo que no fue.
                      Pero mi sexualidad nació así. Es como el que nace ciego. No es lo mismo nacer ciego, que quedarse ciego a los 30 años. Debe ser más fácil si uno no conoce otra opción.
                      Yo siempre fui dos vidas paralelas. Y dos vidas muy intensas, como podrán ver.
                      Me he divertido. Y pienso seguir divirtiéndome.
                      No jodo a nadie. Y me resulta divertido, en este momento, el mantener todo separado. Es como que me switcheo de una vida a la otra, con una razonable maestría.
                      La ciudad de Buenos Aires tiene esa gran ventaja. Se pueden llevar dos o tres vidas paralelas, sin que jamás se crucen. Si viviera en New York, podría llevar siete vidas paralelas, como decía Truman Capote.
                      Pero vivo en Buenos Aires... y es lo que hay.
                      Cualquier duda, a los que les interese, pueden preguntar lo que quieran. Si puedo, les contestaré.
                      Realmente impresionante:aplausos: ojala todos pudieramos pilotear la vida como vos

                      Comentario


                      • #12
                        Respuesta: Cómo encarar el camino hacia la aceptación ante uno y la sociedad

                        Originalmente publicado por Tulipán Ver Mensaje
                        Realmente impresionante:aplausos: ojala todos pudieramos pilotear la vida como vos
                        La verdad nose eh, la pregunta seria: Juli sos feliz?

                        Comentario


                        • #13
                          Respuesta: Cómo encarar el camino hacia la aceptación ante uno y la sociedad

                          Todo cisma posee un reacomodamiento posterior, vos veras caer un imperio armado en base de mentiras heterosexuales para cumplir con las expectativas, pero luego veras cimentarse otro MAS fuerte de la mano de la verdad, la verdad que se merecen tus viejos para cortar el velo de fantasia y olvidarse de un linaje que por metodos convencionales jamas sera gestado, sino por alquiler de vientre o adopcion. Picasso, por ejemplo, pinto una obra maestra, el "Guernica", pero posteriormente tuvo que ser arrasado un pueblo entero durante la guerra civil española, vos como Picasso, estas ahora en condiciones de crear algo en base a una destrucción.
                          Editado por última vez por Nefast0; http://www.escortsxp.com/foro/member/134250-nefast0 en 10/29/12, 23:52:50.

                          Comentario


                          • #14
                            Respuesta: Cómo encarar el camino hacia la aceptación ante uno y la sociedad

                            Les agradezco a todos y a cada uno todo lo que escribieron. En este momento de mi vida, en el que tengo tanta carga emocional dentro mío, y que no puedo canalizar con mi flia y mis amigos, el foro se convirtió en un espacio que uso para poder volcar lo que me pasa. Ya el sólo hecho de escribirlo me hizo bien y ni hablar de sus comentarios. Valoro el tiempo que se tomaron para escribirlos y el contenido de los mismos. Un abrazo grande a todos!

                            Comentario


                            • #15
                              Respuesta: Cómo encarar el camino hacia la aceptación ante uno y la sociedad

                              Los análisis vertidos por JuliStefa me parecen impecables aunque suenen duros y también comparto la reflexión de Chacho en que, after all, es tu vida y en en tal sentido, no hay receta para resolver el problema. Está en tus manos, siquiera en las de tu pareja.
                              Mi humilde consejo es que te plantes ante las presiones (lo contrario te llevaría a un desastre a vos y otras personas) y llegado el momento justo (lo vas a encontrar, creeme) vas a ver natural un blanqueo. Que no necesariamente será una declaración explícita....y aquí te hablo por mí. Las señales llegan capo, a quien quiera interpretarlas. Y a quien no, mirará para otro lado y eso también te ayudará a vos. Pero JuliStefa te está diciendo algo muy importante: vivís una época a tus 28 que es mucho más propicia que a nuestros 28. Aprovechala.
                              Suerte, de todo corazón.

                              Comentario

                              Trabajando...
                              X