Anuncio

Colapsar
1 de 2 < >

Argentinaxp.com

Escorts
2 de 2 < >

Club de Caballeros Argentina

Obtené acceso a la mejor información de Argentina y el Mundo. Asociate hoy y comenzá a disfrutar!
Ver más
Ver menos

Como encarar a un compañero de trabajo?

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Como encarar a un compañero de trabajo?

    Fiamma escort vip Centro

    Escort en Tribunales

    Escort en Tribunales
    Situacion: tapado, casado.
    Ambito de trabajo: muchos flacos que estan mas que buenos.

    Aca la mirada directa a los ojos y la sonrisa, no van!!! Que va? Como se tantea? Como se encara?

    Escucho experiencias, tacticas y resultados.

  • #2
    Respuesta: Como encarar a un compañero de trabajo?

    Experiencia no tengo en situaciones asi...
    Lo que te podria aconsejar es buscar un acercamiento, buscar compartir momentos (horario de comida, si salen a hacer deportes, etc) o generar una salida con compañeros de trabajo a fin de tantear la situacion.....
    Mas no se...

    Comentario


    • #3
      Respuesta: Como encarar a un compañero de trabajo?

      Mmm no se si me meteria con alguien del laburo...me ha pasado que se me han insinuado pero no sutilmente y tuve que hacerme el 100% hetero porque la verdad no quiero quilombos despues, por lo menos en mi trabajo es un conventillo, se sabe TODO!

      Comentario


      • #4
        Respuesta: Como encarar a un compañero de trabajo?

        Guarda... Si te sale mal, hasta te podes comer un jucio por acoso sexual en ambito laboral y te queda de por vida en tu curriculum. A menos que realmente valga la pena el riesgo, yo lo pensaria dos veces.

        Comentario


        • #5
          Respuesta: Como encarar a un compañero de trabajo?

          Comparto lo que dicen muchos foreros. El trabajo no es el mejor ámbito para avanzar. Si fuera una pareja hétero todavía ya que en ese caso los comentarios no serían, creo, tan lapidarios como en nuestra situación. Muchas ratas aprovecharán la situación para sacárselos de encima y ocupar sus lugares. Es riesgoso.
          En lo personal, ganas no me faltaron. Sobre todo después de haber relojeado muy pero muy sutilmente en el baño los pedazos de vergas que tenían algunos compañeros pero, así y todo, sólo fantasía.
          Pibes se consiguen muchos. Trabajos no, de manera que yo lo cuidaría...


          Originalmente publicado por Cyber2007 Ver Mensaje
          Situacion: tapado, casado.
          Ambito de trabajo: muchos flacos que estan mas que buenos.

          Aca la mirada directa a los ojos y la sonrisa, no van!!! Que va? Como se tantea? Como se encara?

          Escucho experiencias, tacticas y resultados.
          Soy un corruptor de almas inocentes y me la fuman gilessss

          Comentario


          • #6
            Respuesta: Como encarar a un compañero de trabajo?

            Originalmente publicado por leitoleoncio Ver Mensaje
            Comparto lo que dicen muchos foreros. El trabajo no es el mejor ámbito para avanzar. Si fuera una pareja hétero todavía ya que en ese caso los comentarios no serían, creo, tan lapidarios como en nuestra situación. Muchas ratas aprovecharán la situación para sacárselos de encima y ocupar sus lugares. Es riesgoso.
            En lo personal, ganas no me faltaron. Sobre todo después de haber relojeado muy pero muy sutilmente en el baño los pedazos de vergas que tenían algunos compañeros pero, así y todo, sólo fantasía.
            Pibes se consiguen muchos. Trabajos no, de manera que yo lo cuidaría...
            Lejos de relojearles lapija, ya que soy taaan poco discreto que se darían cuenta.

            El tema es que tengo mucho años en la empresa, y los pendejos y no tanto que me gustan, me tratan con cierto respeto.

            No sé para que los quiero, si son lindos me gustan y punto, aunque sea para una histeriqueada.

            Comentario


            • #7
              Respuesta: Como encarar a un compañero de trabajo?

              Tal vez sea mejor quedarte con la fantasía...¡en el trabajo es jodido!

              Comentario


              • #8
                Respuesta: Como encarar a un compañero de trabajo?

                Encarar en el trabajo es complicado. Yo lo hice un par de veces pero porque se dieron dos condiciones que me parecen fundamentales. En primer lugar, el conocerse de mucho tiempo, haber compartido alguna tarea en la oficina, los almuerzos, charlas sobre fútbol o lo que uno hizo el fin de semana, etc. O sea, que haya familiaridad. Nada de encararse al pendejito que entró hace una semana, por ejemplo. Y en segundo lugar, que el tipo no sea un idiota, en el sentido que no ande alardeando por ahí de sus hazañas o contando sus intimidades o que todo el mundo sepa qué hace, con quién lo hace, cómo lo hace, etc. Si se dan estas condiciones uno puede encarar sabiendo que si la cosa no resulta como uno esperaba al menos no va a haber efectos colaterales importantes y uno puede seguir manteniendo la buena relación que venía teniendo hasta ese momento.

                Comentario


                • #9
                  Respuesta: Como encarar a un compañero de trabajo?

                  Hace unos años me encaré a un compañero de trabajo que conocía de mucho tiempo. Él estaba de novio con quien después fue su esposa pero no me importó nada, justamente por lo que comentaba en mi mensaje anterior acerca de que pasara lo que pasara, nos tratamos lo suficiente por lo que la cosa no debería terminar mal. El tipo me calentó desde siempre. Era delgado, con los músculos marcados ya que toda la vida hizo deporte, el abdomen chato (cómo me pueden!), lindo de cara, muy tranquilo y reservado; estaba para matarlo. Yo no podía sacarle la vista de encima. Resulta que nos toca hacer un viaje de trabajo al exterior que duró un par de meses. Estábamos todo el tiempo juntos: desayunos, taxis ida y vuelta a la oficina, almuerzos, salidas a cenar y los fines de semana, etc. Al tiempo no aguanté más y me hice el enfermo. Durante todo el día comentaba lo mal que me sentía. Esa noche le dije que no iba a ir a cenar; que prefería quedarme en el hotel para ver si mejoraba. A eso de la medianoche lo llamo por teléfono para decirle que estaba peor y si me podía ayudar con el seguro de viajero, que llamaba al número de teléfono pero algo estaba haciendo mal porque no me podía comunicar. Vino a mi habitación. Yo estaba en calconcillos solamente. Se sentó en la cama para usar el teléfono. Me senté a su lado y le puse una mano en la ingle. Saltó para el carajo. Se puso furioso. De a poco lo fui calmando diciéndole que siempre me había gustado, que me disculpara, que no me pude aguantar, etc, etc. Me dijo que le gustaban las mujeres y además que yo sabía que él tenía novia. Seguí hablándole tratando de que se tranquilizara. Al rato ya estábamos conversando normalmente. Yo no estaba dispuesto a claudicar! Le pedí por favor que me dejara chuparle la verga. Se negó y encaró para la puerta de la habitación. Le insistí diciendo que "todavía no nació el hombre que rechace una buena mamada". Le hizo gracia. Aproveché para manotearle la entrepierna. Se dejó. Me alegró que se dejara. Me arrodillé y le fui desabrochando el cinturón y el pantalón. Se lo bajé. También el calzoncillo. Su verga estaba totalmente muerta. Se ve que la situación no lo había excitado nada, al contrario que yo que no sabía qué hacer para no irme en seco. Puse la boca a trabajar pero era imposible; no había forma de ponérsela al palo. Lo llevé hasta la cama, lo acosté, le saqué las zapatillas, el pantalón, el calzoncillo y dejé la camisa para el final. Siempre me había intrigado cómo sería su pecho. Fui abriéndole la camisa lentamente y me encontré con un pecho ligeramente velludo con unas tetillas bien grandes, como a mi me gustan! Se las lamí un buen rato. Me saqué el calzoncillo y me acosté encima de él, moviendo mi pelvis de modo que nuestras vergas se masajearan una contra otra. Él estaba muy incómodo. Le pregunté qué le pasaba. Me dijo que no quería cagar a su novia. Tiré sus brazos hacia atrás y lo tomé por las muñecas por lo que quedamos cara a cara. Le dije que franelear un poco y dejarse mamar no era cagar a nadie. No pareció convencerse. Apoyé mi pecho sobre el de él y acerqué mi boca a su oreja izquierda: “Estamos del otro lado del planeta. Nadie nunca va a saber lo que vos y yo hagamos acá ahora. Te lo prometo. Por favor dejate llevar. No te reprimas”. Mis palabras esta vez sí surtieron efecto ya que sentí que su verga tuvo un par de impulsos. Bajé raudamente antes de que se le pasara. Ahora sí mi boca y mi lengua empezaron a conseguir resultados! La puse al palo y se la seguí chupando un rato largo. El pibe jadeaba con los ojos cerrados. No sé qué imagen tendría en su cabeza pero estaba seguro de que no era la mía. No me importó. Cuando me cansé se me antojó la leche. Se la empecé a mamar haciendo mucha más fuerza y presión. No pudo aguantar demasiado por lo que acabó en medio de un fuerte gemido. Me tragué toda la leche y le dejé la verga limpita. Se le murió inmediatamente. Volví a subir para quedar cara a cara. Intenté darle un pico pero torció la cabeza. Nos miramos nuevamente y nos quedamos así unos minutos, sin decir nada. Yo le quería partir la boca! Fue en ese momento en que acabé, así, sobre su abdomen, respirándole en la cara, mirándolo a sus ojos incrédulos, incómodos pero curiosos a la vez. Me apartó, se levantó y empezó a vestirse. Le pedí que se quedara a dormir pero no quiso. Antes de irse me dijo que esperaba que cumpliera con la promesa que le había hecho. Lo miré extrañado. “Acerca de que nadie va a saber lo que pasó acá”. Le dije que podía confiar en mí y se fue. El resto de los días que nos quedaban del viaje estuvimos bastante distantes, todo bien, pero distantes. Volvimos a Buenos Aires, al tiempo el proyecto en el que estábamos trabajando se terminó y a partir de allí ya sólo nos saludábamos ocasionalmente cuando nos cruzábamos en los pasillos. Por unos meses pensé que el tipo iba a buscarme para otra mamada pero eso no sucedió. Pasaron los años. Una tarde nos quedamos discutiendo juntos con un proveedor. La reunión se hizo larga y cuando terminamos y despedimos al proveedor nos dimos cuenta de que éramos los únicos que quedábamos en la oficina. Así de la nada me miró fijo unos segundos y me dijo “Cómo la cagué en aquel viaje, no?”. Me tomó por sorpresa porque yo del flaco ya no esperaba nada. Como tampoco me gusta que me histeriqueen le pregunté: “Esta conversación que estás tratando de iniciar, nos va a llevar a la cama???”. Me respondió con un “No!” casi instintivo. “Entonces por favor no me jodas”, le espeté y ahí sí la historia terminó definitivamente.
                  Editado por última vez por conejoduracell; http://www.escortsxp.com/foro/member/181757-conejoduracell en 08/18/12, 20:40:21.

                  Comentario


                  • #10
                    Respuesta: Como encarar a un compañero de trabajo?

                    Originalmente publicado por conejoduracell Ver Mensaje
                    Hace unos años me encaré a un compañero de trabajo que conocía de mucho tiempo. Él estaba de novio con quien después fue su esposa pero no me importó nada, justamente por lo que comentaba en mi mensaje anterior acerca de que pasara lo que pasara, nos tratamos lo suficiente por lo que la cosa no debería terminar mal. El tipo me calentó desde siempre. Era delgado, con los músculos marcados ya que toda la vida hizo deporte, el abdomen chato (cómo me pueden!), lindo de cara, muy tranquilo y reservado; estaba para matarlo. Yo no podía sacarle la vista de encima. Resulta que nos toca hacer un viaje de trabajo al exterior que duró un par de meses. Estábamos todo el tiempo juntos: desayunos, taxis ida y vuelta a la oficina, almuerzos, salidas a cenar y los fines de semana, etc. Al tiempo no aguanté más y me hice el enfermo. Durante todo el día comentaba lo mal que me sentía. Esa noche le dije que no iba a ir a cenar; que prefería quedarme en el hotel para ver si mejoraba. A eso de la medianoche lo llamo por teléfono para decirle que estaba peor y si me podía ayudar con el seguro de viajero, que llamaba al número de teléfono pero algo estaba haciendo mal porque no me podía comunicar. Vino a mi habitación. Yo estaba en calconcillos solamente. Se sentó en la cama para usar el teléfono. Me senté a su lado y le puse una mano en la ingle. Saltó para el carajo. Se puso furioso. De a poco lo fui calmando diciéndole que siempre me había gustado, que me disculpara, que no me pude aguantar, etc, etc. Me dijo que le gustaban las mujeres y además que yo sabía que él tenía novia. Seguí hablándole tratando de que se tranquilizara. Al rato ya estábamos conversando normalmente. Yo no estaba dispuesto a claudicar! Le pedí por favor que me dejara chuparle la verga. Se negó y encaró para la puerta de la habitación. Le insistí diciendo que "todavía no nació el hombre que rechace una buena mamada". Le hizo gracia. Aproveché para manotearle la entrepierna. Se dejó. Me alegró que se dejara. Me arrodillé y le fui desabrochando el cinturón y el pantalón. Se lo bajé. También el calzoncillo. Su verga estaba totalmente muerta. Se ve que la situación no lo había excitado nada, al contrario que yo que no sabía qué hacer para no irme en seco. Puse la boca a trabajar pero era imposible; no había forma de ponérsela al palo. Lo llevé hasta la cama, lo acosté, le saqué las zapatillas, el pantalón, el calzoncillo y dejé la camisa para el final. Siempre me había intrigado cómo sería su pecho. Fui abriéndole la camisa lentamente y me encontré con un pecho ligeramente velludo con unas tetillas bien grandes, como a mi me gustan! Se las lamí un buen rato. Me saqué el calzoncillo y me acosté encima de él, moviendo mi pelvis de modo que nuestras vergas se masajearan una contra otra. Él estaba muy incómodo. Le pregunté qué le pasaba. Me dijo que no quería cagar a su novia. Tiré sus brazos hacia atrás y lo tomé por las muñecas por lo que quedamos cara a cara. Le dije que franelear un poco y dejarse mamar no era cagar a nadie. No pareció convencerse. Apoyé mi pecho sobre el de él y acerqué mi boca a su oreja izquierda: “Estamos del otro lado del planeta. Nadie nunca va a saber lo que vos y yo hagamos acá ahora. Te lo prometo. Por favor dejate llevar. No te reprimas”. Mis palabras esta vez sí surtieron efecto ya que sentí que su verga tuvo un par de impulsos. Bajé raudamente antes de que se le pasara. Ahora sí mi boca y mi lengua empezaron a conseguir resultados! La puse al palo y se la seguí chupando un rato largo. El pibe jadeaba con los ojos cerrados. No sé qué imagen tendría en su cabeza pero estaba seguro de que no era la mía. No me importó. Cuando me cansé se me antojó la leche. Se la empecé a mamar haciendo mucha más fuerza y presión. No pudo aguantar demasiado por lo que acabó en medio de un fuerte gemido. Me tragué toda la leche y le dejé la verga limpita. Se le murió inmediatamente. Volví a subir para quedar cara a cara. Intenté darle un pico pero torció la cabeza. Nos miramos nuevamente y nos quedamos así unos minutos, sin decir nada. Yo le quería partir la boca! Fue en ese momento en que acabé, así, sobre su abdomen, respirándole en la cara, mirándolo a sus ojos incrédulos, incómodos pero curiosos a la vez. Me apartó, se levantó y empezó a vestirse. Le pedí que se quedara a dormir pero no quiso. Antes de irse me dijo que esperaba que cumpliera con la promesa que le había hecho. Lo miré extrañado. “Acerca de que nadie va a saber lo que pasó acá”. Le dije que podía confiar en mí y se fue. El resto de los días que nos quedaban del viaje estuvimos bastante distantes, todo bien, pero distantes. Volvimos a Buenos Aires, al tiempo el proyecto en el que estábamos trabajando se terminó y a partir de allí ya sólo nos saludábamos ocasionalmente cuando nos cruzábamos en los pasillos. Por unos meses pensé que el tipo iba a buscarme para otra mamada pero eso no sucedió. Pasaron los años. Una tarde nos quedamos discutiendo juntos con un proveedor. La reunión se hizo larga y cuando terminamos y despedimos al proveedor nos dimos cuenta de que éramos los únicos que quedábamos en la oficina. Así de la nada me miró fijo unos segundos y me dijo “Cómo la cagué en aquel viaje, no?”. Me tomó por sorpresa porque yo del flaco ya no esperaba nada. Como tampoco me gusta que me histeriqueen le pregunté: “Esta conversación que estás tratando de iniciar, nos va a llevar a la cama???”. Me respondió con un “No!” casi instintivo. “Entonces por favor no me jodas”, le espeté y ahí sí la historia terminó definitivamente.
                    ME encantó tu relato, atrapante además de caliente. No sentiste que todo se iba al carajo cuando te dijo que no al ppo?

                    Yo le hubiese rogado que no le cuente anadie!!!!!!



                    Esa es la cagada!!! por eso yo tiro mini señales, cosas con doble sentido y me siento a esperar.

                    Les debo dar muy hetero (de hecho mi vida oficial lo es) por eso nadie se tira a la pileta.

                    Que buena la historia, me gustó!!!!!

                    Comentario


                    • #11
                      Respuesta: Como encarar a un compañero de trabajo?

                      Creo que en tu caso, conejoduracell, estaba bien en claro que tu atracción hacia él era bien física y no emocional (era calentura con un compañero de trabajo que no es amigo). El tema se complica cuando hay una amistad. Yo la cagué feo. Mejor dicho, la cagamos mutuamente. Por eso, y después de quemarme con leche, cuando veo la vaca, lloro.

                      Comentario


                      • #12
                        Respuesta: Como encarar a un compañero de trabajo?

                        No quisiera juzgarte conejoduracell, pero me parece caer re-bajo nada más que por un pete. Mirá que mi pasado no me permite ponerme orgulloso de todo, pero siempre reconocí cuando no me tiraban onda y supe frenarme a tiempo.
                        Rogar por una verga me parece demasiado bajo, más cuando existe una relación (amistad, trabajo, lo que quieras)

                        Nada me deserotizaría más que no me den bola en un acto sexual, que cierren los ojos, que no se le pare, que piensen en otro, que acaben y se quieran ir.
                        Repito, no quisiera juzgarte. No lo tomes mal.

                        Un abrazo grande

                        Comentario


                        • #13
                          Respuesta: Como encarar a un compañero de trabajo?

                          Originalmente publicado por Im Phoebe O Ver Mensaje
                          ...más cuando existe una relación (amistad, trabajo, lo que quieras)...
                          Anfi...entiendo tu posición en cuanto al "ruego". Yo tampoco lo hubiera hecho, posiblemente porque no me hubiera hecho el bocho con un tipo que tiraba cero onda. Seguro tampoco lo hubiera hecho si hubiera habido una sincera amistad. En cuanto a compartir el trabajo...puede que, de no haber relación emocional, no sea un freno tan grande. Igual repito mi posición anterior: no creo que convenga mezclar trabajo con sexo (lo que no quiere decir que "la carne es débil").

                          Comentario


                          • #14
                            Respuesta: Como encarar a un compañero de trabajo?

                            Originalmente publicado por Cyber2007 Ver Mensaje
                            Situacion: tapado, casado.
                            Ambito de trabajo: muchos flacos que estan mas que buenos.

                            Aca la mirada directa a los ojos y la sonrisa, no van!!! Que va? Como se tantea? Como se encara?

                            Escucho experiencias, tacticas y resultados.
                            Coji con compañeros de laburo, me enamoré de algunos y muchos se enamoraron de mí.
                            Mi situación es diferente a la tuya porque todos saben que soy puto, desde la señora que limpia las oficinas hasta el gerente y eso me juega a favor y en contra.
                            En contra porque siempre hay un pelotudo que se guía por el "que dirán", pero religiosamente, más tarde o más temprano, terminan comiendo de mi mano.
                            A favor porque los descoloco, la naturalidad con que vivo mi sexualidad en el ambiente laboral y al no verme como una marica, les llama la atención, primero, quieren saber, preguntan, esa curiosidad los atráe hacia la trampa.
                            Con algunos no voy a cojer nunca porque pasamos la barrera de "compañeros de trabajo" y somos amigos, y con otros se dió porque ellos lo buscaron.

                            Uno de ellos me dijo hace poco que le despierto el lado homosexual, y bueh... es lo que hay.

                            Creo que hay que diferenciar el tipo con el que notas que hay onda, y con el podés o no terminar cojiendo, y el que te calienta porque está fuerte, pero ni en pedo tendría algo con un puto. Yo apunto siempre a los primeros.
                            Hay que regarles un poco el ego, hacerlos sentir importantes, hacerles el bocho un tiempito. No sé explicarlo bien porque me sucede casí de forma natural, soy la araña que se come a la mosca.

                            Ahora con el antiputo ni pierdo un segundo, porque ahí la historia termina mal, al que no le caben los putos es al pedo... no way.

                            Si se es casado y no se tiene una buena cintura para lidiar con algunos giles mi recomendación es no mezclar.

                            Comentario


                            • #15
                              Respuesta: Como encarar a un compañero de trabajo?

                              Originalmente publicado por Im Phoebe O Ver Mensaje
                              No quisiera juzgarte conejoduracell, pero me parece caer re-bajo nada más que por un pete. Mirá que mi pasado no me permite ponerme orgulloso de todo, pero siempre reconocí cuando no me tiraban onda y supe frenarme a tiempo.
                              Rogar por una verga me parece demasiado bajo, más cuando existe una relación (amistad, trabajo, lo que quieras)

                              Nada me deserotizaría más que no me den bola en un acto sexual, que cierren los ojos, que no se le pare, que piensen en otro, que acaben y se quieran ir.
                              Repito, no quisiera juzgarte. No lo tomes mal.

                              Un abrazo grande
                              Adhiero totalmente.
                              No juzgo a nadie, pero yo ni loco.

                              Comentario

                              Trabajando...
                              X