Anuncio

Colapsar
1 de 2 < >

Argentinaxp.com

Escorts
2 de 2 < >

Club de Caballeros Argentina

Obtené acceso a la mejor información de Argentina y el Mundo. Asociate hoy y comenzá a disfrutar!
Ver más
Ver menos

Brasil, un ejemplo...

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Brasil, un ejemplo...

    Fiamma escort vip Centro

    Escort en Tribunales

    Escort en Tribunales
    "Aquí en Brasil hay gente que roba para vivir, pero estos políticos viven para robar. La inmunidad parlamentaria debe acabar ya".

    MURILHO CARVALHO ESTUDIANTE DE CIENCIAS POLÍTICAS


    PROTESTA | La marcha tiene lugar en 50 ciudades y 19 estados
    Miles de brasileños marchan contra la corrupción en el Día de la Independencia


    Brasileños protestan durante el desfile del Día de la Independencia. | Efe
    • Es la primera vez que el partido de Dilma Rousseff enfrenta manifestaciones de este tipo durante el principal feriado nacional
    • La marcha fue convocada por las redes sociales y más de 130.000 personas habían confirmado su presencia
    Carolina Jardim | Miami
    Actualizado miércoles 07/09/2011 13:20 horas


    "Independencia o muerte", decía el príncipe de Brasil, el portugués Pedro de Alcántara, el 7 de septiembre de 1822. El grito en las márgenes del río Ipiranga, actual São Paulo, culminó en el proceso de emancipación política del país .

    Pasados casi dos siglos de la independencia, muchos brasileños no manifestaron orgullo por esta fecha histórica. Levantaron su voz para mostrar el descontento de gran parte de la población. Librarse de un problema político que no tiene nada a que ver con otro país, sino que es de orden interno: la corrupción.

    Mientras la presidenta Dilma Rousseff se preparaba para el desfile del Día de la Independencia, este miércoles, en frente a la explanada de los ministerios en Brasilia, miles de manifestantes empezaron a movilizarse en la capital y en más de 50 ciudades de 20 estados del país.

    Dilma durante el desfile. | Reuters



    Se trata de la primera vez que el izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff enfrenta manifestaciones de este tipo. Durante los ocho años de gobierno de su antecesor, Luis Ignacio Lula da Silva, no se realizaron protestas similares durante las celebraciones del principal feriado nacional.

    "Esta es una forma de decir qué país queremos, con moralidad y justicia. Es un grito que debe ser oído", dice el presidente de la Orden de los Abogados de Brasil (OAB), Ophir Cavalcante, al periódico Folha de São Paulo.
    El poder de las redes

    La marcha fue convocada por las redes sociales y más de 130.000 personas habían confirmado su presencia. Silbatos, máscaras, narices de payaso y caras pintadas fueron los símbolos elegidos por los manifestantes.

    El centro de las manifestaciones fue la capital federal, Brasilia. Las pancartas de la protesta hacían referencia a la corrupción general y al reciente caso de la diputada Jaqueline Roriz, quien fue filmada recibiendo un soborno por parte de un empresario en Brasilia, pero fue librada de la casación.

    Los participantes denunciaron el desvío de dinero público, fraudes en licitaciones y otros delitos. "¿Qué vale más, un ciudadano pobre o un político ladrón? Brasil muestra tu cara", decía uno de los carteles que encabezaba la marcha.
    La cara de la indignación

    Brasileños pintan la cara. | Efe



    La protesta fue organizada por diferentes movimientos. El de las 'Caras Pintadas' pretendió revivir la multitudinaria marcha estudiantil de 1992 que exigía la salida del presidente Fernando Collor de Mello, acusado de corrupción.

    La mayor parte de los manifestantes de este miércoles eran jóvenes, pero también había niños y ancianos. "La clase media salió de su casa y vino a la calle. Es así que comenzamos", dice Cavalcante.

    Además de la marcha, la insatisfacción de los brasileños resultó en la creación de un manifiesto. Lanzado por la OAB junto a la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil (CNBB) y la Asociación Brasileña de Prensa (ABI), el documento declara su apoyo al movimiento popular y destaca la necesidad de mejora en los tres poderes - el ejecutivo, el legislativo y el judicial.

    Entre ellos, la aplicación de la 'Lei Ficha Limpa', una ley que intenta impedir la elección de políticos corruptos, y la transparencia en los gastos del Ejecutivo.
    Escándalos

    La marcha se ha realizado en medio a escándalos de corrupción que han salpicado en los nueve meses del Gobierno de Dilma Rousseff, involucrando a ministerios comandados por partidos aliados a la presidenta, entre ellos a su jefa de Gabinete, además de los ministros de Ciudades, Turismo, Comunicaciones y Relaciones Institucionales.

    En agosto, el ministro de Agricultura, Wagner Rossi, fue convocado al Congreso y ante la Comisión de Ética de la Presidencia para se pronunciar sobre diferentes acusaciones de corrupción.

    Desde julio, han sido destituidos cerca de 25 funcionarios del Ministerio de Transportes en una operación de depuración por denuncias de corrupción en esa cartera, en un escándalo que obligó a renunciar al ministro de Transportes, Alfredo Nascimento.

    Nascimento fue el segundo ministro en dimitir desde enero pasado, cuando Rousseff asumió su mandato. El primero fue el titular del Ministerio de la Presidencia Antonio Palocci, que también se vio obligado a abandonar el Gobierno por sospechas de corrupción.

    www.elmundo.es
    "... estoy convencido de mis propias limitaciones: y esa conviccion es mi fortaleza". M K G

    "El problema con el mundo es que los estupidos estan seguros de si mismos y los inteligentes llenos de dudas" Bertrand Russell

  • #2
    Respuesta: Brasil, un ejemplo...

    Cuando pasara lo mismo en la Argentina.Ese es el momento en el cual las cosas comenzaran a cambiar.Pero no nos engañemos,somos un pais de corruptos,desde los gobernantes hasta el mas pobre perejil."Entre bueyes no hay cornadas" dice el dicho y yo agrego,entre corruptos tampoco.De alli el 50% de los votos de la ultima eleccion para los actuales gobernantes.

    Comentario


    • #3
      Respuesta: Brasil, un ejemplo...

      El movimiento de indignados de Brasil comienza a perfilar líderes

      Aunque no tiene nombre oficial, ya se identifica como el M-7S.- Están convocando a una nueva manifestación a nivel nacional el próximo 15 de noviembre

      JUAN ARIAS | Brasilia 09/09/2011

      Nació como movimiento la semana pasada, y aunque carece de nombre oficial, comienza a resonar como el M-7S. Aunque se definen como un movimiento "sin rostro, sin bandera y sin partido", los indignados de Brasil ya han comenzado a perfilar algunos líderes naturales, como Tiago Lira, de 22 años estudiante de Ciencias Políticas de la Universidad de Brasilia y que vive en un suburbio de la capital, o Walter Magalhães, de 28 años, uno de los creadores de la página de Facebook del movimiento y responsable de la convocatoria a la sociedad para salir a la calle. Ellos están dando forma al M-7S, ayudados por dos abogados voluntarios que los asesoran para algunas campañas que piensan realizar.


      El Movimiento, que algunos llaman 7S (Siete de septiembre) y otros MSP (Movimiento sin Partido), saltó al escenario político-social brasileño el jueves pasado en Brasilia, la ciudad de los Tres Poderes, donde 30.000 personas salieron a la calle convocadas por las redes sociales. Ahora su consigna es: "Un país rico es un país sin corrupción" y ya ha anunciado que en la próxima manifestación convocada en todo el país el 15 de noviembre -coincidiendo con la fiesta de la Proclamación de la República-, no aceptarán banderas ni símbolos de partidos.

      Una de las campañas que están armando es la recolección de firmas para acabar, con el voto secreto en las sesiones del Congreso en las que se juzga a diputados y senadores, que acaban casi siempre absueltos. Otra se enfoca en oponerse al proyecto de los políticos de volver a las listas electorales cerradas presentadas por los partidos.

      Los políticos brasileños están aún perplejos ya que fueron sorprendidos por la marcha de Brasilia, pero nadie en el Gobierno o en la oposición se ha atrevido a condenar el movimiento de los indignados.

      El Presidente del Congreso, Marco Maia, del Partido de los Trabajadores (PT), fue explícito al afirmar que los indignados "hacen parte del juego democrático en un país libre". La presidenta Dilma Rousseff ha mantenido, por ahora, silencio frente al M-7S, pero, según algunos de sus asesores, se siente íntimamente halagada ya que fue ella quién encendió el fuego contra la corrupción al apartar de su Gobierno, en el espacio de dos meses a cuatro ministros y decenas de altos funcionarios.

      Los editoriales del los diarios nacionales Folha de Sâo Paulo y O Globo, han apoyado el Movimiento. El diario de Río escribe hoy que aunque en Brasil los indignados no "necesitan luchar contra una dictadura como en Libia o Egipto", los dueños del poder deben reflexionar ya que "los 30.000 que ocuparon el asfalto de Brasilia, convocados por internet, pueden ser la punta de algo mayor existente en el subsuelo de la sociedad".


      www.elpais.com
      "... estoy convencido de mis propias limitaciones: y esa conviccion es mi fortaleza". M K G

      "El problema con el mundo es que los estupidos estan seguros de si mismos y los inteligentes llenos de dudas" Bertrand Russell

      Comentario

      Trabajando...
      X