Anuncio

Colapsar
1 de 2 < >

Argentinaxp.com

Escorts
2 de 2 < >

Club de Caballeros Argentina

Obtené acceso a la mejor información de Argentina y el Mundo. Asociate hoy y comenzá a disfrutar!
Ver más
Ver menos

Porque no todos incrementaron sus ingresos...

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Porque no todos incrementaron sus ingresos...

    Fiamma escort vip Centro

    Escort en Tribunales

    Escort en Tribunales
    Porque es mejor mirar la miseria Chilena obviando la propia, y aunque cueste creerlo muchos no tienen la habilidad de administrar sus bienes...


    NOTA DE TAPA:



    GARUPA, Misiones.- Parada sobre una mata de pasto crecido y rodeada por un charco de agua sucia, Estela Gerula le quiere hablar directo a la Presidenta. "Yo la voté a Cristina y la voy a volver a votar, porque ella nos ayuda", comienza la mujer, de 43 años, piel curtida y una trenza que le da un aire de niña. "Pero le pido que me saque de esta miseria. No me quiero morir acá", agrega, bajando la mirada y girando levemente la cabeza hacia el interior de su vivienda, una casilla de paredes de madera, techo de chapa y piso de tierra.
    Para conocer la casa de Estela, que vive con una pensión por invalidez de 800 pesos, basta con asomar la cabeza por la puerta de entrada. Es un cuarto de tres por dos, ocupado por una cama de una plaza con un colchón al que se le escapa la gomaespuma y por una hornalla descolorida alimentada por una garrafa. Los únicos adornos, colgados en la pared del fondo, son un afiche de Jean Claude van Damme y una foto de una modelo recortada de una revista. La única luz es la que entra por una ventana, medio cubierta con una toalla gastada color bordó.
    En condiciones similares o peores vive buena parte de sus vecinos de Ñu Porá, un barrio de calles mal trazadas y de tierra pantanosa, que suele inundarse por las crecidas del río Paraná. Está ubicado en el corazón de Garupá, ciudad situada en las afueras de Posadas, la capital de la provincia y, según datos oficiales, el núcleo urbano más pobre de la Argentina. De acuerdo con el Indec, la pobreza llega aquí al 20,7% y la indigencia, al 3,6. Las estimaciones privadas al menos duplican esas cifras.
    Sede de relocalización de cientos de familias desplazadas por las obras de la represa Yacyretá. Lugar elegido por los que llegaron del interior de la provincia o de países limítrofes en busca de trabajo y rebotaron en las puertas de Posadas. Garupá se convirtió en un receptáculo de pobres. Hoy viven aquí unas 60.000 personas, más del doble que hace diez años, la mayoría de ellas sin agua potable ni cloacas, y alrededor de un 40 por ciento en terrenos ocupados de manera irregular.



    Una porción de los vecinos no vota porque está empadronada en otra ciudad o porque no tiene documentos al día. Son los que viven al margen de la campaña que se reproduce en los afiches colocados en los postes de iluminación de la ruta 12, sobre cuyos márgenes se asienta Garupá.
    Tierra de niños descalzos

    Los carteles casi desaparecen cuando se ingresa en los barrios, sembrados de casillas de madera de una sola planta, rodeadas de pastizales y con mayor separación entre sí que en las villas de Buenos Aires. Las calles sin vereda son tierra de niños que juegan descalzos y de perros que ladran ante la presencia de desconocidos.
    Una excepción es el barrio Santa Clara 2, donde las máquinas retroexcavadoras trabajan sin pausa para terminar con un plan de fondos nacionales, que prevé la provisión de luz eléctrica, cloacas y agua potable, y la construcción de un centro de salud.
    Hoy, una de las pocas cuadras asfaltadas es la de la municipalidad, donde tiene su despacho el intendente Raúl "Tito" Ripoll, que llegó a su cargo en 1990, luego de veinte años como ordenanza en el Poder Judicial. Alineado a medias con el gobernador kirchnerista Maurice Closs, pero "a pleno" con Cristina Kirchner, el intendente dejará su cargo en diciembre a "Lucho" Ripoll, uno de sus hijos, ganador de los comicios de junio.



    Sentado delante de cuadros de madera tallada con los rostros del "Che" Guerava, Juan Perón, Eva Perón y Juan Manuel de Rosas, "Tito" afirma que el pueblo lo elige porque lo ve como uno de ellos y rechaza las acusaciones de clientelismo que lanza la oposición. Pero enseguida detalla: "Para iniciar una pensión graciable, yo recibo al vecino y lo ayudo a hacer los papeles. A los seis meses, yo le entrego el carnet. ¿Cómo se van a olvidar de ese gesto si antes no cobraban nada?"
    Con una boina negra que contrasta con su barba canosa, el intendente atribuye la mala situación de Garupá a los escasos fondos que recibe el municipio de parte de la provincia y sostiene que, gracias a la ayuda de la Nación, la ciudad está mucho mejor que en 2003. Según las cifras oficiales, en ese momento la pobreza en Posadas era el triple que en la actualidad.
    La cifra enfurece a Sonia Hippler, una comunicadora social de 43 años que abandonó su carrera de monja y que desde 2000 dirige el Centro Integral de Desarrollo Infantil, una organización no gubernamental que da de comer y brinda atención escolar y sanitaria a unos 150 niños de Garupá.
    "Los números que se tiran no son reales. Hay un crecimiento de la pobreza muy claro", dice. Tras mostrar orgullosa las instalaciones del centro, explica que la mayoría de los chicos que atienden son desnutridos crónicos y, como ejemplo, cuenta la historia de Ana y Juan, dos niños que sonríen en una foto pegada en la pared, sobre una cartulina verde. "Los encontramos en el suelo, durmiendo entre gallinas. Ahora Ana está en primer grado, pero tiene un retraso del que no se pudo recuperar".
    A pocas cuadras de allí, en el barrio Santa Clara 2, Elena Suárez, una mujer de 32 años, ocho hijos y una nieta de siete meses, observa desde la puerta de su casa, de paredes de material que no llegan a unirse con el techo de chapa. Abrigada con un buzo con los puños casi desechos y calzada con zapatillas sin cordones, se queja de los dirigentes locales, pero habla maravillas de la Presidenta. "Cristina está todo bien lo que está haciendo", dice, y cuenta que recibe una pensión de casi $ 1200 por ser madre de más de siete hijos. Uno de ellos, Angelito, de 3 años, muerde una pelota de tenis ennegrecida y no se despega de la pierna de su madre.
    El respaldo a la Presidenta parece ser el sentido común de los vecinos de los barrios más pobres. Fausto Fernández, un obrero de la construcción robusto y de bigote tupido, pegó la boleta con la foto de Cristina Kirchner en la cerca de madera del frente de su casa. "Soy afiliado radical desde los 18 años, pero me di cuenta de que nuestro partido siempre apoya a la parte alta", dice y, apenas termina la frase, se mete rápido en su casa.
    El misterio sólo termina unos minutos más tarde, cuando Fernández vuelve a aparecer, sonriente, ahora con un cartel más grande de la Presidenta..


    http://www.lanacion.com.ar/1401293-c...-las-urgencias

  • #2
    Respuesta: Porque no todos incrementaron sus ingresos...

    Y si,los K miran la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.Creo que ya lo dije varias veces.Perdon los la redundancia...

    Comentario

    Trabajando...
    X