Anuncio

Colapsar
1 de 2 < >

Argentinaxp.com

Escorts
2 de 2 < >

Club de Caballeros Argentina

Obtené acceso a la mejor información de Argentina y el Mundo. Asociate hoy y comenzá a disfrutar!
Ver más
Ver menos

20 de noviembre de 1845:día de la Soberanía Nacional Batalla de la Vuelta de Obligado

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • 20 de noviembre de 1845:día de la Soberanía Nacional Batalla de la Vuelta de Obligado

    Fiamma escort vip Centro

    Escort en Tribunales

    Escort en Tribunales
    20 DE NOVIEMBRE DE 1845: DÍA DE LA SOBERANÍA NACIONAL - BATALLA DE LA VUELTA DE OBLIGADO.


    Batalla de la Vuelta de Obligado.

    La importancia de Obligado no es simplemente conmemorativa, sino que más bien es conceptual, por su significación en la lucha de los argentinos por la SOBERANÍA NACIONAL.

    La lucha por la Soberanía Nacional incluye la lucha por la Liberación Nacional.

    Se sospechaba como un hecho posible la agresión colonialista de las dos potencias más grandes del orbe. Rosas había previsto, que el escenario de los episodios iba a ser el río Paraná. Allí la escuadra anglofrancesa realizaría su demostración de fuerza. Ante la proximidad de los invasores, el general Lucio N. Mansilla intuyó que lo mejor era fortificar la Vuelta de Obligado. Allí el río tiene 700 metros de ancho y un pronunciado recodo, lo que facilitaría la defensa. Por allí, debían pasar las escuadras de Gran Bretaña y Francia para llegar a Corrientes. Mansilla, había hecho tender, de costa a costa, sobre veinticuatro lanchones desmantelados y fondeados en línea, tres gruesas cadenas. En la ribera derecha se montaron cuatro baterías: la Restaurador Rosas; la General Brown; la General Mansilla y la Manuelita. Estaban artilladas con treinta cañoncitos de bronce que no sobrepasaban el calibre veinte.
    Dos mil hombres estaban detrás de las trincheras. Los cuerpos rurales estaban al mando de Facundo Quiroga (hijo del caudillo riojano, y vecino de San Pedro).

    General Lucio N. Mansilla.

    Dos días antes de la batalla, los vapores de vanguardia de la flota enemiga habían arribado a las cercanías de Obligado; fondearon al otro lado del Ibicuy. Mansilla, se hizo transportar en un bote para reconocer a la escuadra colonialista y regresó a su batería. Era tal la lluvia, que los comandantes anglofranceses difirieron el ataque para el día siguiente.

    Puerto de Ibicuy. La línea roja al norte de San Pedro indica la Vuelta de Obligado.

    El 20 de noviembre de 1845 la neblina se disipó y los comandantes agresores ordenaron el ataque. Un Mansilla enfurecido proclamó a la tropa: “¡Allá los tenéis! Considerad el insulto que hacen a la soberanía de nuestra patria al navegar, sin más título que la fuerza, las aguas de un río que corre por el territorio de nuestro país. ¡Pero no lo conseguirán impunemente! Vamos a resistirles con el ardiente entusiasmo de la libertad. ¡Suena ya el cañón! ¡Tremola en el Paraná el pabellón azul y blanco y debemos morir todos antes de verlo bajar de donde flamea!”.

    La vuelta de Obligado. El episodio más emblemático en la lucha por la Soberanía Nacional.

    Cuando el primer barco extranjero se puso a tiro de las baterías, Mansilla dio la señal de fuego con el tradicional "¡Viva la patria!". Respondieron noventa y seis bocas de fuego de mayor potencia y alcance que nuestros simbólicos cañoncitos. Los buques ingleses y franceses fueron los siguientes: vapor Gorgon, llevando la insignia del comandante en jefe: Sir Charles Hotham; fragata Firebrand; corbeta Comus; bergantín Philomel; bergantín Dolphin; bergantín Fanny; bergantín San Martín (buque de la armada argentina apresado en Montevideo) con la insignia del comandante en jefe Trethouart; vapor Fulton; corbeta Expeditive; bergantín Pandour; bergantín-goleta Procide. Es decir, once buques con noventa y nueve cañones de grueso calibre.

    Sir Charles Hotham.

    La nave insignia invasora se preparaba a cortar las cadenas cuando repentinamente calmó el viento. Debió anclar. Fue el blanco de las cuatro baterías: tuvo dos oficiales y cuarenta y cuatro hombres fuera de combate, dos cañones desmontados y la arboladura pronta a caer. Además, una bala le cortó la cadena del ancla, y la fragata fue arrastrada corriente abajo.

    Vapor Gorgon, nave insignia de la flota invasora.

    Al mediodía Mansilla comunica a Rosas que los enemigos no han podido llegar a él, pero que no tardarán en hacerlo dado que los nuestros se quedaron sin municiones. Ante la imposibilidad de poder responder con la efectividad necesaria, el comandante del Republicano, capitán Craig, quema su último cartucho y lo vuela para que no caiga en poder del enemigo. Los buques aliados avanzan. Las baterías concentran el fuego.

    General Juan Manuel de Rosas.

    Se divisa la figura de Mansilla en medio de las nubes de pólvora concentrando su esfuerzo en ese punto del Paraná donde se juega la honra y el derecho de la patria. Era la una de la tarde y las cadenas, todavía, no habían podido ser cortadas. Los cañones de las baterías hacen retroceder a la Comus y ponen fuera de combate al San Martín. Sería el vapor enemigo Fulton el que se acercaría a las obcecadas cadenas, pero no sin antes perder al maquinista, con un cañón averiado y sufrir perjuicios en el casco y en la máquina. Una lancha del Firebrand se lanza adelante y el jefe inglés, Hope, consigue cortar las cadenas. El Firebrand, el Fulton y el Gordon pasan del otro lado, no sin recibir el fuego de los cañones de Thorne. Pero la poderosa artillería de la Expeditive destruye a la primera batería, aniquilando a todos los artilleros. En medio de todo este aquelarre había una mujer. Se trataba de la Tía Marica, también llamada la Charlatana. Ella, subida a un médano vivaba a "mi amito el Restaurador" mientras las tropas de Mansilla le estaban cortando el paso, por el río Paraná, al gringo invasor y prepotente; era Marica la Charlatana a la que una bala le arranca la cabeza que queda balanceando en un árbol.

    Corte de cadenas por parte del Firebrand.

    La batería Manuelita es destrozada. El reducto de Thorne parece un castillo incendiado. Aunque de puro tozudo cause estragos ante un enemigo inmensamente superior. La situación era insostenible para los argentinos. Ya no quedan municiones. A las cinco menos cinco de la tarde hace su último disparo y dos minutos después una granada enemiga lo voltea. "No ha sido nada" dice al levantarse. Le han fracturado el brazo y la cabeza, quedando sordo para siempre.



    Artillero Juan Bautista Thorne, el sordo de Obligado.



    Los defensores de la Vuelta de Obligado ya no contestan el fuego. Desmontados los cañones de las baterías, muertos casi todos los artilleros y sin un cartucho de pólvora para quemar. Los agresores están listos para el desembarco, protegiéndose con el cañoneo incesante de los buques. Los pocos defensores que quedan se preparan para repelerlos, sólo con armas blancas, según las órdenes de Mansilla. Éste es derribado por un golpe de metralla a la altura del estómago.



    Vuelta de Obligado, ayer y hoy.


    Los piratas, penetraron, violando el espacio nacional. La infantería nacional es diezmada, Los aliados contaron ciento cincuenta hombres fuera de combate y tres buques quedaron prácticamente inutilizados. Las dos horas finales de la batalla aniquilan a la resistencia nacional. Ya son las ocho de la noche y los héroes de Obligado han caído. Pero la bandera de guerra de las baterías no había caído en poder de los anglofranceses porque quedó destruida por el fuego. Baldomero García diría en la Legislatura bonaerense “... la bandera de mi patria, nunca fue rendida sino hecha pedazos”.


    http://www.youtube.com/watch?v=b4IK0...layer_embedded

  • #2
    Día de la Soberanía Nacional

    20 de Noviembre
    Día de la SOBERANIA NACIONAL

    "¡Allá los tenéis! Considerad el insulto que hacen a la soberanía de nuestra Patria al navegar, sin más título que la fuerza, las aguas de un río que recorre por el territorio de nuestro país. ¡Pero no lo conseguirán impunemente! ¡Tremola en el Paraná el pabellón azul y blanco y debemos morir todos antes que verlo bajar de donde flamea!"

    Lucio V. Mansilla


    http://www.youtube.com/watch?v=L4TAOwNNmmI

    Stendhal

    Comentario


    • #3
      Día de la Soberanía Nacional

      Una visión...

      Pacho O’Donnell: “No se puede
      construir un país verdadero
      sobre una historia falsificada”


      “La gran epopeya. El combate de la Vuelta de Obligado” es el nuevo título de este reconocido
      psiquiatra, psicoanalista, dramaturgo, historiador y figura descollante de la intelectualidad
      argentina. Aquí, una charla en la que Pacho habla sobre las fisuras de la historia oficial, la soberanía
      y el significado profundo de la gesta de 1845.




      "La gran epopeya. El combate de la Vuelta de Obligado” es la obra más reciente de este consagrado psiquiatra, psicoanalista, dramaturgo, historiador y figura descollante de la intelectualidad argentina. En esta nueva producción, Pacho O’Donnell aborda un episodio de nuestra historia habitualmente escamoteado por la historiografía oficial: la heroica defensa argentina contra el asedio de las tropas francesas e inglesas en el río Paraná hacia 1845.

      Acontecimiento que, dicho sea de paso, ha sido incorporado recientemente por el Gobierno Nacional al calendario de feriados nacionales como Día de la Soberanía el próximo 20 de noviembre.

      -¿Qué lo decidió a encarar esta investigación sobre el episodio de la Vuelta de Obligado?

      -Es que este acontecimiento es el punto clave, emblemático, de la diferencia entre la historia oficial y la historia revisionista.

      Dentro del espíritu estratégico con que los vencedores de las guerras civiles escribieron nuestra historia, uno de los aspectos más evidentes de su tendenciosidad es ocultar el hito de una epopeya tan extraordinaria como fue la resistencia argentina en 1845 al ataque combinado de las dos potencias más grandes del mundo (económica, políticamente y bélicamente), Inglaterra y Francia.

      Es como si hoy nos atacaran EEUU e Inglaterra. El ocultamiento se debió a que los que escribieron la historia, los unitarios, estaban de acuerdo con la invasión europea con tal de despojar a Rosas del poder. Ellos eran capaces de cualquier acción, inclusive éstas claramente antipatrióticas. Los unitarios exiliados en Montevideo y otros lugares ayudaron a organizar la invasión.

      En alguna manera articularon la alianza abierta de Inglaterra y Francia y la más oculta de Brasil. Y además les dieron el pretexto porque, usted sabe, las agresiones imperiales siempre tienen que presentarse con una faceta humanitaria.

      Y en este caso el pretexto de que se sirvieron fue la idea de que estas tropas imperiales venían a ayudar a un sector de argentinos que se oponía a una tiranía supuestamente sangrienta. Así que cuando se sentaron a escribir la historia siempre disimularon los detalles de esta gesta, entre otras cosas porque tendrían que haber elogiado a Juan Manuel de Rosas, y eso estaba fuera de toda posibilidad para ellos.

      -Es una tentación comentar que lo ocurrido con la Vuelta de Obligado se parece demasiado a situaciones de la Argentina reciente...

      -La buena historia siempre tiene que ver con el presente, la buena historia nunca es pasado.

      Yo, el mejor elogio que recibí en mi vida lo tuve una vez que estaba haciendo la cola de un banco y vino un señor y me dijo: "Gracias a sus libros puedo leer mejor el diario todas las mañanas". Eso es el sentido último de tratar de escribir una historia veraz. Y si se les enseñara a los chicos en los colegios una historia más verdadera que la que normalmente se enseña, eso les serviría para entender mejor lo que pasa hoy.

      -Sin embargo, previa a su libro, hay una historiografía que también reivindica este acontecimiento...

      -Por supuesto. Está la escuela revisionista, que de alguna manera inicia Saldías cuando escribe una buena historia sobre Juan Manuel de Rosas, tratándose de un hombre que pertenecía a la alta sociedad porteña y del que se podía esperar una visión denigratoria de Rosas.

      Pero Saldías indagó profundamente, entrevistó a gente que había estado a favor y en contra del caudillo, consultó las gacetas de la época, fue a Southampton y Manuelita le permitió acceder al archivo de Rosas…

      Y entonces escribió una historia sorprendentemente ecuánime, que en lugar de llamarse “Historia de un tirano sangriento” se llamó “Historia de la Confederación Argentina”, lo cual le valió el repudio de sus pares y cierto aislamiento. Otra columna vertebral del revisionismo histórico es José María Rosa, con su maravillosa Historia Argentina, en varios tomos. Hace poco murió otro revisionista de fuste, que fue Fermín Chávez...

      -Es la bibliografía a la que usted ha recurrido para encarar este libro...

      -Bueno... Yo he apelado a mucha de esta bibliografía pero también he hecho investigación de archivos y documentos. O sea ha sido un trabajo de investigación de varios años.

      -¿Cuántos?

      -Y, más o menos unos tres años... Y fíjese que en este momento coincide con que la Presidenta de la Nación –quien, más allá de la opinión que le merezca a cada uno, es una persona culta y muy interesada por la historia, y además tiene una orientación revisionista-, ha hecho este gesto -para mí importantísimo- de declarar feriado nacional el 20 de noviembre, fecha en que se conmemora el combate de la Vuelta de Obligado.

      Y además se está instalando un monumento importante en las barrancas del Paraná, donde estuvieron las baterías patriotas. San Martín fue un gran admirador del combate de la Vuelta de Obligado y de la defensa de Rosas.

      Dijo que tenía la misma importancia que las luchas por la independencia que él había protagonizado. No olvidemos, además, que San Martín legó su sable a Rosas por la defensa de la soberanía ante las potencias que pretendieron humillar a nuestra patria.

      -El tema de la soberanía es sin duda uno de nuestros temas conflictivos...

      -Bueno, lo que pasa es que las grandes potencias de cada momento -España durante nuestra colonia, Inglaterra después de Mayo, luego Estados Unidos, actualmente los grandes fondos financieros- automáticamente son expansivas, tienen el reflejo de la dominación sobre los países más débiles.

      En ese sentido han ido cambiando los mecanismos de dominación. En una época fue la ocupación territorial, como lo que intentó Inglaterra en 1806-07; luego, con el venal empréstito Baring, contraído por Rivadavia, ya los ingleses no tratan de ocupar nuestro territorio sino que su objetivo es dominar a través del control de nuestras finanzas.

      Se van volviendo más sutiles los mecanismos de dominación y podría decirse que hoy, a nivel global, tienen que ver con formas de control de nuestro deseo. Hacernos desear, por ejemplo, el consumo de cosas que no necesitamos, despertarnos una especie de gula consumista que está al servicio del sistema dominante.

      -Habría que agregar que el término soberanía ha sido utilizado muchas veces por esos poderes de un modo tramposo...

      -Un mecanismo de la dominación es la apropiación de los significados de las palabras. Como usted dice, palabras como soberanía, democracia o libertad han sido vaciadas de contenido.

      Entonces, finalmente, no se sabe muy bien qué es lo que designan. Y pueden estar designando lo contrario a lo que esencialmente significaban...

      -Está el ejemplo trágico de la Guerra de Malvinas...

      -Claro. Pero también ahí se vio realmente que el pueblo tiene una glándula patriótica. O sea que, aunque esté disimulado y aunque haya poderes que tratan de no estimularlo, cuando llega el momento los argentinos y argentinas somos capaces de desarrollar heroísmos muy grandes a partir de un sentimiento patriótico que fluye.

      Y eso fue lo que pasó en el combate de la Vuelta de Obligado, ya que las potencias de ninguna manera esperaban que hubiera resistencia. Venían de conquistar China y con las armas más modernas de su tiempo; en cambio Argentina estaba prácticamente desarmada porque tenía un armamento muy antiguo, y además había sufrido lo que siempre sufren los países que van a ser invadidos, el bloqueo armamentista.

      O sea, bastante tiempo antes se les había prohibido a todos los países venderle armas a la Argentina. Sin embargo, se despertó esa glándula patriótica y se armó una defensa extraordinariamente heroica y astuta. Usted sabe que Obligado se elige porque ahí el río Paraná hace como una "S" y entonces los buques invasores iban a demorar al tener que hacer la maniobra para sortear el repliegue. Y por otra parte, el Paraná se angosta a 700 metros.

      Entonces se aprovechó esa distancia para tender tres cadenas de eslabones muy gruesos sabiendo que no iban a frenar a estos buques tan bien armados, pero sí que los iban a demorar lo suficiente como para poder bombardearlos mejor.

      Es decir que hubo un sentimiento patriótico extraordinario, porque fue una defensa gaucha. Los combatientes eran voluntarios, los artilleros hubo que improvisarlos, pero predominó el coraje y la convicción de que había que defender a la patria.

      Por eso es ominoso el hecho de que se haya ocultado este acontecimiento de la historia argentina.

      Porque a los argentinos -que tenemos tanta tendencia a la autodenigración, a decir que somos peores que los de afuera, que somos peores a los de antes-, saber que hemos sido capaces de epopeyas como cruzar los Andes o vencer a las potencias del momento en el combate de la Vuelta de Obligado, es algo que nos da confianza sobre nosotros mismos.

      Nos muestra que, ante situaciones muy difíciles, hemos sido capaces de salir adelante, como por ejemplo cuando nos sacamos de encima a la última dictadura.

      -Le reformulo una pregunta que le hice al principio... ¿cuáles son los puntos de contacto entre los acontecimientos de la Vuelta de Obligado y lo que esta ocurriendo en la actualidad en nuestro país?

      -El combate de la Vuelta de Obligado es la metáfora a cañonazos de un conflicto que recorre toda la historia argentina. Es la alianza de los sectores del poder, de los sectores oligárquicos, con los intereses de las potencias extranjeras.

      En aquella ocasión fue la alianza entre los unitarios, que representaban a la oligarquía librecambista del puerto de Buenos Aires con las potencias Inglaterra y Francia, en conflicto con los intereses de las mayorías que en algunos momentos de la historia pudieron organizarse detrás de líderes que atendieron a los intereses de los sectores populares...

      -Y si hablamos de América Latina...

      -Creo que en este momento, más que a lo largo de toda la historia, se ha llegado a una amistad, a una conjunción absolutamente inédita entre los países de América Latina. Y en ese sentido ha sido muy significativa la presencia de todos los presidentes latinoamericanos en el velatorio de Kirchner.

      O sea que vemos una articulación nueva, que seguramente tiene que ver con el hecho de que mientras Europa y EEUU atraviesan crisis muy grandes, los países suramericanos aparecen en mejor posición.

      -Podemos decir entonces que es usted muy optimista...

      -Yo soy un optimista, un optimista con respecto al futuro de la Argentina. Quienes hemos estudiado el combate de la Vuelta de Obligado no podemos dejar de ser optimistas, porque un pueblo que fue capaz de semejante epopeya... Argentina también pudo remontar la terrible crisis de 2001 sin ninguna ayuda exterior. Y nos hemos recuperado poniéndole el pecho a la crisis. A diferencia de los países europeos, como está pasando ahora con Grecia...

      -¿Y qué expectativas tiene con respecto a este libro, al efecto que pueda tener en sus lectores...?

      -El efecto ya se está produciendo porque va primero en la lista de libros más vendidos. O sea que, pese a que hace poco que salió, es un libro que ha producido un fuerte impacto, porque sin duda el tema es muy significativo. Yo creo que no se puede construir un país verdadero sobre una historia falsificada. Y me parece que este libro, con otros que he escrito de orientación revisionista, ayudan a entender mejor nuestra historia.


      Por Ariel Búmbalo
      abumbalo@losandes.com.ar


      http://www.losandes.com.ar/notas/201...ada-526887.asp



      Stendhal

      Comentario


      • #4
        Respuesta: 20 de noviembre de 1845:día de la Soberanía Nacional Batalla de la Vuelta

        http://www.youtube.com/watch?v=lt7CZjvrM1Y&NR=1

        Comentario


        • #5
          Respuesta: 20 de noviembre de 1845:día de la Soberanía Nacional Batalla de la Vuelta

          http://www.youtube.com/watch?v=hO4Tj...eature=channel

          Comentario


          • #6
            Respuesta: 20 de noviembre de 1845:día de la Soberanía Nacional Batalla de la Vuelta

            Muy bueno toda la info... Sirve para desasnarnos a muchos. Me incluyo, ya que conocía vagamente esta parte de la historia. Sirvió para ilustrarme.

            Comentario


            • #7
              Respuesta: 20 de noviembre de 1845:día de la Soberanía Nacional Batalla de la Vuelta

              Gracias por la info, siempre la memoria triunfa!!!!

              Saludos y a sus gratas órdenes

              Comentario

              Trabajando...
              X