Anuncio

Colapsar
1 de 2 < >

Argentinaxp.com

Escorts
2 de 2 < >

Club de Caballeros Argentina

Obtené acceso a la mejor información de Argentina y el Mundo. Asociate hoy y comenzá a disfrutar!
Ver más
Ver menos

Los libertadores

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Los libertadores

    Fiamma escort vip Centro

    Escort en Tribunales

    Escort en Tribunales
    En Holanda, Canadá, España o Sudáfrica, y ahora en Argentina, aquí al lado, en el hermano país, se aprobó el matrimonio homosexual.
    Recordemos que la Primera Ministra de Islandia, de nombre Johanna, se casó con su pareja Jonina el año pasado, por lo que Chile tiene que estar preparado para enfrentar este cambio legal y cultural de envergadura, donde la primera reacción es típica y muy chilena: atroz.
    Es probable que similares iniciativas en favor de la unión homosexual prosperen en México, Colombia y Uruguay, también en Bolivia y Perú.
    En otras palabras, tarde o temprano esto va a llegar a Chile y hay que adaptarse a las nuevas realidades, por muy atroz que sean.
    Ante estos hechos mundiales es totalmente desaconsejable hincarse en el suelo, meter la cabeza bajo la arena y quedar desprotegidos, tal como lo hace el avestruz, que no quiere saber nada de este mundo espantoso.
    Si adoptamos esa posición como sociedad, seríamos un blanco lamentable y fácil.
    Individualmente, en cambio, cada persona sabrá lo que hace, porque las avestruces no parecen arrepentidas de adoptar esa posición, y por algo lo siguen haciendo.
    No se trata de herir susceptibilidades, pero no hay avestruz arrepentida.
    La letra de la vieja canción dice que el mundo está cambiando y que cambiará más, así que no se pongan iracundos ni retrógrados, y que tampoco les bajen los turululus.
    A lo mejor esto sirve a la anhelada unidad nacional.
    La historia atropella y es cíclica, por lo tanto uno jamás puede decir de esta agua cochina no beberé, porque todo vuelve, adquiere sentido, da una cabriola en el aire y encaja.
    Lo que son las cosas de la vida: nuestra hermandad con Argentina partió con un recio y sudado abrazo entre hombres. El de Maipú.
    El cruce del macizo cordillerano del Ejército Libertador de los Andes fue una aventura maravillosa. Pasaron frío, harta hambre y como los sacos de dormir no alcanzaban para todos, la consigna de los milicianos de ambos países fue la misma: solidaridad y hagamos hueco.
    Los artilleros a cargo de los culebrines de bronce lo pasaron estupendo, dicen los cronistas, por una razón geográfica: la mayoría venía de las alegres y suaves comarcas de Jujuy.
    El resto de los escuadrones, en el cruce de los farellones y quebradas y con tiempo por delante, hicieron fogatas, reuniones a corazón abierto, hablaron de todo y la travesía les abrió los ojos a la mayoría de los patriotas, sobre todo a los infantes y a los dragones.
    Los que en la ciudad de Mendoza partieron como dragones, después de las experiencias del camino, llegaron a Los Andes como infantes.
    Y los que en Argentina eran infantes, una vez terminado el cruce pisaron Chile como dragones.
    A ese Ejército Libertador de los Andes nada ni nadie lo detuvo.
    Después nació la Escuadra Libertadora.
    Esa llama continental partió en Argentina en 1817.
    Antes nos liberamos juntos y ahora los estamos esperando.
    Todo llegará.
    Aunque sea atroz.


    http://diario.elmercurio.cl/2010/07/...5fbf02bf06.htm

  • #2
    Respuesta: Los libertadores

    Originalmente publicado por max29 Ver Mensaje
    En Holanda, Canadá, España o Sudáfrica, y ahora en Argentina, aquí al lado, en el hermano país, se aprobó el matrimonio homosexual.
    Recordemos que la Primera Ministra de Islandia, de nombre Johanna, se casó con su pareja Jonina el año pasado, por lo que Chile tiene que estar preparado para enfrentar este cambio legal y cultural de envergadura, donde la primera reacción es típica y muy chilena: atroz.
    Es probable que similares iniciativas en favor de la unión homosexual prosperen en México, Colombia y Uruguay, también en Bolivia y Perú.
    En otras palabras, tarde o temprano esto va a llegar a Chile y hay que adaptarse a las nuevas realidades, por muy atroz que sean.
    Ante estos hechos mundiales es totalmente desaconsejable hincarse en el suelo, meter la cabeza bajo la arena y quedar desprotegidos, tal como lo hace el avestruz, que no quiere saber nada de este mundo espantoso.
    Si adoptamos esa posición como sociedad, seríamos un blanco lamentable y fácil.
    Individualmente, en cambio, cada persona sabrá lo que hace, porque las avestruces no parecen arrepentidas de adoptar esa posición, y por algo lo siguen haciendo.
    No se trata de herir susceptibilidades, pero no hay avestruz arrepentida.
    La letra de la vieja canción dice que el mundo está cambiando y que cambiará más, así que no se pongan iracundos ni retrógrados, y que tampoco les bajen los turululus.
    A lo mejor esto sirve a la anhelada unidad nacional.
    La historia atropella y es cíclica, por lo tanto uno jamás puede decir de esta agua cochina no beberé, porque todo vuelve, adquiere sentido, da una cabriola en el aire y encaja.
    Lo que son las cosas de la vida: nuestra hermandad con Argentina partió con un recio y sudado abrazo entre hombres. El de Maipú.
    El cruce del macizo cordillerano del Ejército Libertador de los Andes fue una aventura maravillosa. Pasaron frío, harta hambre y como los sacos de dormir no alcanzaban para todos, la consigna de los milicianos de ambos países fue la misma: solidaridad y hagamos hueco.
    Los artilleros a cargo de los culebrines de bronce lo pasaron estupendo, dicen los cronistas, por una razón geográfica: la mayoría venía de las alegres y suaves comarcas de Jujuy.
    El resto de los escuadrones, en el cruce de los farellones y quebradas y con tiempo por delante, hicieron fogatas, reuniones a corazón abierto, hablaron de todo y la travesía les abrió los ojos a la mayoría de los patriotas, sobre todo a los infantes y a los dragones.
    Los que en la ciudad de Mendoza partieron como dragones, después de las experiencias del camino, llegaron a Los Andes como infantes.
    Y los que en Argentina eran infantes, una vez terminado el cruce pisaron Chile como dragones.
    A ese Ejército Libertador de los Andes nada ni nadie lo detuvo.
    Después nació la Escuadra Libertadora.
    Esa llama continental partió en Argentina en 1817.
    Antes nos liberamos juntos y ahora los estamos esperando.
    Todo llegará.
    Aunque sea atroz.


    http://diario.elmercurio.cl/2010/07/...5fbf02bf06.htm
    Excelente.......
    Saludos!!!!!

    Comentario


    • #3
      Respuesta: Los libertadores

      Originalmente publicado por max29 Ver Mensaje
      En Holanda, Canadá, España o Sudáfrica, y ahora en Argentina, aquí al lado, en el hermano país, se aprobó el matrimonio homosexual.
      Recordemos que la Primera Ministra de Islandia, de nombre Johanna, se casó con su pareja Jonina el año pasado, por lo que Chile tiene que estar preparado para enfrentar este cambio legal y cultural de envergadura, donde la primera reacción es típica y muy chilena: atroz.
      Es probable que similares iniciativas en favor de la unión homosexual prosperen en México, Colombia y Uruguay, también en Bolivia y Perú.
      En otras palabras, tarde o temprano esto va a llegar a Chile y hay que adaptarse a las nuevas realidades, por muy atroz que sean.
      Ante estos hechos mundiales es totalmente desaconsejable hincarse en el suelo, meter la cabeza bajo la arena y quedar desprotegidos, tal como lo hace el avestruz, que no quiere saber nada de este mundo espantoso.
      Si adoptamos esa posición como sociedad, seríamos un blanco lamentable y fácil.
      Individualmente, en cambio, cada persona sabrá lo que hace, porque las avestruces no parecen arrepentidas de adoptar esa posición, y por algo lo siguen haciendo.
      No se trata de herir susceptibilidades, pero no hay avestruz arrepentida.
      La letra de la vieja canción dice que el mundo está cambiando y que cambiará más, así que no se pongan iracundos ni retrógrados, y que tampoco les bajen los turululus.
      A lo mejor esto sirve a la anhelada unidad nacional.
      La historia atropella y es cíclica, por lo tanto uno jamás puede decir de esta agua cochina no beberé, porque todo vuelve, adquiere sentido, da una cabriola en el aire y encaja.
      Lo que son las cosas de la vida: nuestra hermandad con Argentina partió con un recio y sudado abrazo entre hombres. El de Maipú.
      El cruce del macizo cordillerano del Ejército Libertador de los Andes fue una aventura maravillosa. Pasaron frío, harta hambre y como los sacos de dormir no alcanzaban para todos, la consigna de los milicianos de ambos países fue la misma: solidaridad y hagamos hueco.
      Los artilleros a cargo de los culebrines de bronce lo pasaron estupendo, dicen los cronistas, por una razón geográfica: la mayoría venía de las alegres y suaves comarcas de Jujuy.
      El resto de los escuadrones, en el cruce de los farellones y quebradas y con tiempo por delante, hicieron fogatas, reuniones a corazón abierto, hablaron de todo y la travesía les abrió los ojos a la mayoría de los patriotas, sobre todo a los infantes y a los dragones.
      Los que en la ciudad de Mendoza partieron como dragones, después de las experiencias del camino, llegaron a Los Andes como infantes.
      Y los que en Argentina eran infantes, una vez terminado el cruce pisaron Chile como dragones.
      A ese Ejército Libertador de los Andes nada ni nadie lo detuvo.
      Después nació la Escuadra Libertadora.
      Esa llama continental partió en Argentina en 1817.
      Antes nos liberamos juntos y ahora los estamos esperando.
      Todo llegará.
      Aunque sea atroz.


      http://diario.elmercurio.cl/2010/07/...5fbf02bf06.htm
      ¿Que tiene que ver el Ejército de los Andes con el matrimonio gay? La exaltación de la figura matrimonial (sea hetero u homosexual), no es liberación de nada a nivel social, es simplemente una figura jurídica. Y poco más.

      Yo soy partidario de que, en ciertos temas (aclaro: no todos), las sociedad tienen que estar listas para ciertas leyes nuevas que se impongan. Y creo que el matrimonio gay es uno de ellos. No se específicamente como es la situación social actual de Chile y su pensamiento al respecto de las minorías sexuales por parte de la mayoría del país. Según el que escribió el artículo, todavía ese país aparenta ser conservador.

      Comentario

      Trabajando...
      X