Anuncio

Colapsar
1 de 2 < >

Argentinaxp.com

Escorts
2 de 2 < >

Club de Caballeros Argentina

Obtené acceso a la mejor información de Argentina y el Mundo. Asociate hoy y comenzá a disfrutar!
Ver más
Ver menos

Un pequeño homenaje a la Industria Aeronáutica Argentina

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Un pequeño homenaje a la Industria Aeronáutica Argentina

    Fiamma escort vip Centro

    Escort en Tribunales

    Escort en Tribunales
    I.Ae. 27 Pulqui I



    720) {this.width=720}" border="0">
    720) {this.width=720}" border="0">
    720) {this.width=720}" border="0">
    720) {this.width=720}" border="0">
    720) {this.width=720}" border="0">
    720) {this.width=720}" border="0">
    720) {this.width=720}" border="0">



    El I.Ae. 27 Pulqui (flecha en idioma mapuche) fue un avión a reacción diseñado y construido en Argentina hacia 1947. Fue el primer avión de este tipo en fabricarse en Latinoamérica, y el noveno en todo el mundo.

    Historia


    El proyecto nace en 1946 por iniciativa del gobierno de Juan Domingo Perón, la responsabilidad de llevarlo a cabo recae sobre el Instituto Aerotécnico de Córdoba (Hoy Fábrica Militar de Aviones). Juan Ignacio San Martín, el Director del Instituto, encarga el diseño a los ingenieros argentinos Cardehilach, N.L. Morchio y H.J. Ricciardi.

    Poco tiempo después de iniciado el proyecto, el Ministerio de Aeronáutica, al conocer la presencia del industrial aeronáutico (colaboracionista de la ocupación alemana en Francia, 1944) contrata al reconocido diseñador francés ingeniero Emile Dewoitine, quien se une al equipo del Instituto en la División de Proyectos Especiales N°1.

    Dewoitine había tenido éxito construyendo aviones en Europa, y había llegado a la Argentina, escapando de la justicia francesa, con la intención de construir su propio proyecto de avión a reacción, el D 700. Aunque se lo cita como único responsable del diseño del Pulqui, y de hecho tuvo una participación preponderante, el avión fue el resultado de un trabajo de equipo y fue muy distinto del proyecto personal de Dewoitine.

    El mismo 1946, se comienzan a fabricar las primeras piezas del prototipo, y se construye una maqueta de madera en tamaño 1:1 para pruebas en el túnel de viento del Instituto. El avión se termina de construir en 1947, poco más de un año después de iniciado el proyecto.

    El primer vuelo fue 9 de agosto de 1947, a las 17:25. El avión despegó de una de las pistas de la Escuela de Paracaidistas de Córdoba, pilotado por el entonces Teniente 1º Edmundo “Pincho” Weiss.

    Los primeros vuelos mostraron que el avión sufría una marcada falta de potencia y una baja performance en general. Con posterioridad incluso se redujo la envergadura en 75 cm, en un intento de aumentar la velocidad máxima, que era de 720 km/h en lugar de los 850 km/h esperados.

    En septiembre el Teniente Weiss vuela el prototipo hasta Morón, cerca de la ciudad de Buenos Aires. El 22 de septiembre de 1947 es exhibido en vuelo ante el presidente Juan Perón, y luego de mostrarse al público en Buenos Aires el avión regresa a Córdoba el 10 de diciembre.

    La presentación oficial del avión se realiza el 8 de octubre de 1948, junto con la del I.Ae. 30 Ñancú y la del avión presidencial Vickers Viking.

    El programa se extiende hasta 1948, cuando es superado por un proyecto más avanzado, el del I.Ae. 33 Pulqui II. A partir de la construcción del Pulqui II el I.Ae. 27 Pulqui pasa a denominarse Pulqui I.

    Aunque el programa fue desactivado, el Pulqui I continuó volando hasta marzo de 1956, cuando fue retirado de servicio definitivamente. En la actualidad el avión descansa en el Museo Nacional de Aeronáutica, en Morón (Provincia de Buenos Aires).

    Características Técnicas

    El diseño era simple. El avión era de construcción totalmente metálica y estaba motorizado por una turbina Rolls Royce Derwent 5, la misma que equipaba a los famosos Gloster Meteor.

    Las alas eran bajas de tipo cantilever, prácticamente sin flecha y de forma trapezoidal con las puntas elípticas (luego cortadas rectas para mejorar la performance). El perfil alar (Código IAe 242-1) fue desarrollado totalmente por los ingenieros del instituto. Las alas contenían los únicos tanques de combustible, de 1200 L de capacidad.

    El tren de aterrizaje era de tipo triciclo retráctil, accionado hidráulicamente, y en caso de emergencia podía expulsarse en su totalidad. Los frenos funcionaban por aire comprimido.

    Aunque se dice que el avión estaba proyectado para llevar cuatro cañones de 20 mm u otras armas, en realidad esto nunca fue contemplado en los planos.

    La pintura original era completamente roja con dos escarapelas a los lados del fuselaje, sin ningún tipo de identificación ni matrícula. Posteriormente se agregaron escarapelas en las alas y una pequeña bandera argentina a cada lado de la deriva. A partir de 1947 tuvo distintos esquemas de pintura con variaciones menores en el color y las identificaciones. El esquema que tiene el avión en la actualidad es prácticamente igual al original.
    Rol Ensayo de tecnología, a veces citado como caza interceptor


    Tripulación 1
    Primer vuelo 9 de agosto de 1947
    Entrada en servicio Nunca
    Constructor Instituto Aerotécnico de Córdoba (Hoy Fábrica Militar de Aviones)
    Dimensiones
    Longitud 9,69 m
    Envergadura 11,25 m (luego 10,50 m)
    Altura 3,39 m
    Superficie alar 19,70 m²
    Pesos
    Vacío 2358 kg
    Máximo al despegue 3 600 kg
    Planta motriz
    Motores 1 turbina Rolls Royce Derwent 5
    Potencia 1 633 kg
    Capacidades
    Velocidad máxima 720 km/h
    Velocidad de crucero 600 km/h
    Alcance 900 km
    Autonomía 1 h 30 min
    Techo de servicio 15,5 km
    Armamento Ninguno

    Otro punto de vista del Pulqui 1

    A las 17:25 hs. del 9 de agosto de 1947, los tranquilos cielos de las sierras cordobesas se vieron alterados por la aparición de una aeronave de particulares características. Se trataba del "Pulqui" ("flecha", en lengua araucana), que con el 1er. Teniente Edmundo Osvaldo Weiss en los comandos inauguraba una nueva etapa en la historia la tecnología aeronáutica nacional: desde ese momento, la Argentina ingresaba al privilegiado círculo de países en capacidad de proyectar, construir y poner en vuelo aviones propulsados a reacción.

    El histórico vuelo fue la culminación del trabajo iniciado un año atrás en el Instituto Aerotécnico de Córdoba, por un equipo integrado por el ingeniero francés Emil Dewoitine y los ingenieros argentinos Cardehilac, N. L. Morchio y H. J. Ricciardi. El resultado fue un avión monoplano y monomotor cuyo diseño incluía novedosas soluciones a múltiples problemas tecnológicos, y que demostró ante propios y ajenos la capacidad de "poder hacer" de los técnicos e ingenieros argentinos quienes, una vez superada la barrera del "suponer que no podemos", sentaron las bases de la futura producción aeronáutica y aeroespacial nacional.

    DATOS TÉCNICOS

    Tipo:
    Caza monoplaza
    Motor:
    1- Rolls-Royce Derwent 5, de 1633 Kg. Emp.
    Envergadura:
    11,25 m
    Superficie alar:
    19,70m2
    Longitud:
    9.69m
    Altura:
    3,29m
    Peso vacío:
    1358 Kg.
    Carga completa:
    2.041kg
    Velocidad max. en vuelo horizontal:
    720km/h
    Techo de servicio:
    15,500m
    Autonomía:
    900 km
    Armamento:
    4 cañones de 20 mm (no instalados)

  • #2
    Respuesta: Un pequeño homenaje a la industria aeronautica argentina

    I.Ae. 33 Pulqui II

    720) {this.width=720}" border="0">

    720) {this.width=720}" border="0">
    720) {this.width=720}" border="0">
    720) {this.width=720}" border="0">



    El I.Ae. 33 Pulqui II fue un avión a reacción diseñado en Argentina por el Instituto Aerotécnico y construido en la Fábrica Militar de Aviones. El famoso diseñador alemán Kurt Tank y un equipo de colaboradores de su país tuvo una participación capital en el proyecto. Sólo se produjeron cinco prototipos, entre 1950 y 1959.

    Historia

    Debido a los pobres resultados obtenidos por el prototipo del I.Ae. 27 Pulqui I, el Instituto Aerotécnico decide iniciar un nuevo proyecto de avión a reacción. Hacia fines de 1947 comienza la elaboración de un anteproyecto llamado IA-33, cuyas características principales eran una motorización más potente que la del Pulqui I, alas bajas en flecha y los estabilizadores instalados a la mitad de la deriva.

    Luego de finalizada la Segunda Guerra Mundial, el gobierno argentino había invitado a trabajar en la construcción de un jet argentino al Ing. Kurt Tank, uno de los mejores diseñadores de Alemania, responsable de la creación del famoso Focke-Wulf Fw 190. Tank reúne un grupo de antiguos empleados de la Focke Wulf y llega a Córdoba para unirse al proyecto del futuro Pulqui II.

    En los últimos meses de la guerra, Tank y su equipo habían trabajado en el diseño de un caza de segunda generación para la Luftwaffe, el Ta 183 Huckebein. Era un caza avanzado de alas en flecha que nunca se llegó a construir debido a la caída de Alemania.

    Apenas llegado, Tank presenta a las autoridades del Instituto los planos del Ta 183, al mismo tiempo que el equipo argentino entregaba su anteproyecto. Como resultado de esta reunión se decide formar dos equipos trabajando en paralelo, uno alemán liderado por Kurt Tank, y uno argentino, liderado por el Ing. Norberto Morchio.

    Una vez terminados ambos diseños, que resultaron ser muy similares, se sintetizan en un diseño final analizando cada diferencia y optando por la que presentara la menor dificultad de construcción. Puede verse que el avión no es simplemente un Ta 183 modificado, sino el producto de un desarrollo conjunto con los ingenieros argentinos en el que se aplican parte de los conceptos básicos del diseño alemán.

    Los conceptos del Ta 183 no se utilizaron únicamente en el Pulqui II; porque sin que Kurt Tank lo supiera, simultáneamente se desarrollaba otro avión en la Unión Soviética a partir de una copia de los planos, obtenida por tropas de ese país durante su invasión a Alemania. Este era nada menos que el Lavochkin La-15 soviético, caza hermano del famoso MiG-15 del mismo origen.

    Una vez resuelto el diseño, se comienza con la construcción de los prototipos. El primero es una versión sin motor, usada para comprobar la estabilidad del diseño. A continuación se fabrica el primer avión completo, que hace su primer vuelo el 16 de junio de 1950, pilotado por el Capitán Edmundo Osvaldo Weiss.

    El 8 de febrero de 1951 se realiza la presentación pública del avión, en el Aeroparque Jorge Newbery de la ciudad de Buenos Aires. Estaban presentes el presidente de la nación y un nutrido grupo de funcionarios y diplomáticos, además de una enorme cantidad de público.

    La crisis económica que se inicia en 1953 obliga a retrasar todos los programas militares, incluido el costoso Pulqui II. Luego del derrocamiento del presidente Perón en 1955, el proyecto pierde el favor del gobierno y la mayoría de los técnicos alemanes se va del país. Kurt Tank emigra a trabajar en la industria aeronáutica de la India.

    A pesar de todo el programa continúa y hacia 1959 se construye el quinto y último prototipo. Poco tiempo después, sin fondos ni apoyo del gobierno, el programa es cancelado definitivamente.

    El único avión sobreviviente, el prototipo N° 5, descansa en el Museo Nacional de Aeronáutica, en Morón (provincia de Buenos Aires).

    Características técnicas

    El Pulqui II era un monoplaza de ala alta, con una flecha hacia atrás de 40° y diedro negativo. La cola era en T, con los estabilizadores ubicados sobre el timón. La construcción era completamente metálica, y la cabina era presurizada con una cubierta tipo burbuja.

    El motor elegido fue una turbina Rolls Royce Nene II con una potencia de 2267 kg, que al final de las pruebas demostró ser insuficiente. Un dato interesante es que el MiG 15 utilizaba una copia soviética de este mismo motor.

    El avión tenía una performance aceptable en general, aunque se mostraba inestable a velocidades extremas. También tenía una autonomía limitada, un problema resuelto recién en el prototipo N° 5.

    Un modelo del Pulqui II se exhibe en el Museo Nacional de Aeronáutica de la base de la Fuerza Aérea Argentina de Morón.

    Descripción
    Rol Caza
    Tripulación 1
    Primer vuelo 16 de junio de 1950
    Entrada en servicio Nunca
    Constructor Instituto Aerotécnico de Córdoba (Hoy Fábrica Militar de Aviones)
    Dimensiones
    Longitud 11,68 m
    Envergadura 10,60 m
    Altura 3,50 m
    Superficie alar 25,10 m²
    Pesos
    Vacío 3600 kg
    Máximo al despegue 5550 kg
    Planta motriz
    Motores 1 turbina Rolls Royce Nene II
    Potencia 2267 kg
    Capacidades
    Velocidad máxima 1050 km/h
    Velocidad de crucero 960 km/h
    Alcance 2030 km
    Autonomía 2 h 20 min
    Techo de servicio 15 km
    Armamento
    Cuatro cañones Hispano Suiza MK5 de 20 mm


    Prototipos

    * El prototipo N° 1 fue construido sin motor, para ensayos aerodinámicos. Fue pilotado en su primer vuelo por el mismo Kurt Tank. Luego de demostrar la ausencia de fallas de diseño se utiliza para pruebas estáticas hasta su destrucción.

    * El prototipo N° 2 hace su vuelo inaugural el 16 de Junio de 1950 pilotado por el Capitán Edmundo Osvaldo Weiss. Presentaba problemas al volar a velocidades extremas y se le hacen diversas modificaciones para solucionarlo. En 1951 se invita a varios pilotos de caza de la Fuerza Aérea Argentina a probar el avión. En una de estas pruebas, una falla en los pernos de sujeción de un ala hace que ésta se desprenda en vuelo, provocando la caída y destrucción completa del aparato. En el accidente pierde la vida el piloto, Capitán Vedania Manuwal.

    * El prototipo N° 3 se termina de construir en 1952. Presentaba modificaciones aerodinámicas que lo hacían más estable. En octubre de ese año se estrella mientras era pilotado por Otto Behrens, un ex piloto de pruebas de la Focke Wulf.

    * A continuación se construye el prototipo N° 4 que era un modelo ya completo, con cabina presurizada y cañones instalados. En 1956 los técnicos argentinos hacen una demostración del avión ante los integrantes del nuevo gobierno. Al regreso de la misma, una falla en el suministro de oxígeno le causa una hipoxia al piloto, Teniente Primero Balado, con el resultado de un accidente que deja al aparato en un estado irrecuperable.

    * El prototipo N° 5 era una versión modificada con tanques de combustible en las alas, que resolvían el problema de la escasa autonomía. Este prototipo recibió la designación Pulqui IIe. Se terminó de construir en 1959 y su primer vuelo fue el 18 de setiembre de ese año, pilotado por el Teniente Roberto Starc. No hay mucha información acerca de sus vuelos posteriores.

    Otro Punto de Vista

    Mucho del notable desarrollo aeronáutico que sobrevendría en la segunda mitad de los años 40 tendría que ver con la llegada de ingenieros y aeronautas alemanes (algunos de los pocos que no fueron absorbidos por los Estados Unidos y la Unión Soviética), una vez finalizada la guerra. Entre ellos estaba Kurt Tank, quien sería el autor del proyecto Pulqui II, realizado en 1950 y que, con una capacidad de 1.200 kilómetros por hora de velocidad, se transformaría en uno de los caza interceptores más avanzados del mundo. (El modelo se parecía en su forma al MIG-15, de la URSS, y al F-86 "Sabre", de Estados Unidos, que fueron construidos por técnicos de la fábrica alemana de la que Tank era el director).
    Este proceso generador comenzó a opacarse cuando la abierta confrontación en la sociedad argentina terminó por generar el golpe de estado de 1955. El cisma, el rencor y otros intereses, no sólo apuntaron al ostracismo del movimiento político derrocado, sino que también repercutió en otras áreas, incluida la industria aeronáutica, como que se abortó la producción en serie del Pulqui II.




    DATOS TÉCNICOS

    TIPO : Caza
    LARGO : 11,60 m
    ALTO : 3,35 m
    MOTOR : 1-Rolls Royce Nene II 22,71 Kn
    PESO VACÍO : 3554 Kgs
    PESO CARGA COMPLETA : 5988 Kgs
    ARMAS : 4 Cañones de 20 mm
    AUTONOMÍA : 2030 Km a 10000 Mts
    VELOCIDAD : 1040 km/h a 4800 Mts
    TECHO DE SERVICIO : 15000 Mts
    PILOTOS : 1


    recordar estas cosas hace pensar alguna vez por los 50 tuvimos una de la fuerzas aereas mas importantes del mundo.

    Comentario


    • #3
      Un pequeño homenaje a la Industria Aeronáutica Argentina

      La Fábrica Militar de Aviones de Córdoba.



      Pulqui II



      Stendhal

      Comentario


      • #4
        Respuesta: Un pequeño homenaje a la Industria Aeronáutica Argentina

        EXCELENTE!!!! Y viva Peron Carajo!!!!!
        “Es extraña la ligereza con que los malvados creen que todo les saldrá bien”.
        Victor Hugo

        Comentario


        • #5
          Respuesta: Un pequeño homenaje a la Industria Aeronáutica Argentina

          Proyecto Pulqui
          OVJ objeto volador justicialista
          Daniel Santoro
          En la mañana del 8 de febrero de 1951 asoma en el horizonte de Buenos Aires un pequeño avión con forma de flecha lanzado a gran velocidad. Era el Pulqui II, que en su primer vuelo público trazaba en el cielo la rápida diagonal del progreso ubicando a la Argentina entre los países mas avanzados, sorprendidos por este objeto inesperado que volaba a más de 1000 km/h. El Pulqui podía competir con el Sabre F 86 estadounidense y con el MIG 15 soviético. La tercera posición llegaba a la tecnología de punta.
          Un aire de familia une al MIG, el Sabre y el Pulqui, y es que los tres son, en cierto modo, evoluciones del original Fwta 182, avión que construyó la fábrica alemana Focke Wulf meses antes del fin de la Segunda Guerra Mundial. Nunca llegó a operar pero algunos ejemplares fueron encontrados por rusos y americanos ocultos en los bosques del sur de Alemania. El director de la Focke Wulf era el ingeniero Kurt Tank, creador del TA182 y de otros aviones de avanzada.
          En medio del reparto del dominio del mundo por parte de las potencias, Tank se negó a colaborar con éstas, fue localizado por algún incipiente servicio secreto argentino que operaba en Alemania e invitado a Buenos Aires. Aquí propuso la creación de una serie de aviones para diversos usos que significarían un avance impensado hasta el momento. Junto con Tank vinieron una gran cantidad de técnicos calificados, inclusive otros equipos que competirían entre sí, tal el caso de Reimar Horten. A esto se sumó una gran cantidad de técnicos y obreros argentinos. El epicentro de esta movida fue la provincia de Córdoba, donde estaban las fábricas de IAME, el gran taller de la nueva industria argentina.
          La producción del Pulqui II incluyó la realización de cinco prototipos operativos a los que se les introducirían sucesivas mejoras. Después del golpe de 1955 el proyecto se desactivó y finalmente, en la década del '60, el Estado argentino adquiere a EE.UU. unos pocos y obsoletos Sabre F86, incorporándose dócilmente al inestable esquema de ese mundo bipolar. Kurt Tank, hostigado por la dictadura militar, se va con gran parte de su equipo y, a los pocos años, aparece en la India construyendo el Industán Marú, un birreactor de alta performance que aquí hubiera sido el Pulqui III.
          Así como irrumpió veloz en nuestra historia, el Pulqui también fue expulsado como un objeto metálico extraño, no metabolizado; tal vez por que traía la velocidad de una guerra lejana, desapareció rápidamente de nuestro horizonte sin llegar a concretar el conveniente drenaje ideológico que otras tecnologías alemanas sí realizaron al colaborar con los países centrales.
          El proyecto Pulqui OVJ (objeto volador justicialista) intenta reconstruir una épica perdida, conjurar a través de un ritual evocador el paso fugaz de un avión huyendo en el tiempo como en un sueño. En esta acción artística se intentó reproducir el proceso manual de su realización, incluyendo la utilización de aluminio y remaches metálicos en la estructura y el revestimiento. El objeto carece de motor y de tren de aterrizaje y fue remolcado con tracción externa. Al final de este trabajo, se llegó a un vuelo de prueba ritualizado que permitió constituir a este avión en nuestro primer objeto heroico. Todo el proceso fue registrado en un film documental.
          El lugar del despegue no podía ser el aeroparque, era necesario un espacio apto para la ensoñación. Nada mejor para esto que la República de los Niños, una verdadera utopía territorializada, aunque la elección impuso un cambio de escala para nuestro Pulqui. Así, el pequeño aeródromo de ese lugar pudo ver volar por vez primera a ese ingenio metálico.
          La segunda etapa del proyecto consistió en su instalación en el Museo Caraffa en la ciudad de Córdoba. Aquí mostramos dos objetos que completan el evento: uno es el Pulqui suspendido en el aire, fijo y anclado por una pesada sombra de terciopelo negro. En el borde de sus alas lleva escritas con sal las palabras izquierda y derecha (evocando el mito en el que la sal convenientemente colocada sobre las alas y la cola de una pequeña ave impedía su vuelo). El avión, además de ser ese objeto caído que fija el límite de nuestros deseos, es también una metáfora del movimiento justicialista, el cual habita en el vacío entre ambas alas. Ese espacio, sin embargo, aparece ocluido para nuestro abordaje, por lo cual suponemos que realizará su corto vuelo más allá y a pesar de nuestra pericia y voluntad.
          El otro objeto es un velador cinético que funciona con el mismo principio físico con que lo hace un avión de turbina real (ingresa aire frío por debajo, es calentado por la lámpara y se expulsa a mayor velocidad, moviendo las aspas que hacen girar el cilindro con la imagen móvil). Así tenemos a nuestro avión y nuestros sueños en un vuelo nivelado y perpetuo como una eficaz defensa del cielo de nuestra infancia.

          http://www.danielsantoro.com.ar/mund...enu=mundo&mp=9

          Comentario


          • #6
            Respuesta: Un pequeño homenaje a la Industria Aeronáutica Argentina

            Los pulquis. La pequeña punta de ese iceberg increible (pero increíble de verdad) que fue la FMA de Córdoba. Nada que hacer, el hecho de traer ingenieros nazis por parte de Perón fue una gran idea.

            La única razón por la cual perdimos todo ese desarrollo no es otra que la decadencia moral que reina hasta el día de hoy.

            Sigamos llorando. Les dejo un video publicitario de Ferrocarriles Argentinos (en la única etapa en que las pérdidas eran aceptables para el Estado, 1970 - 1974) y que bridaban un servicio de calidad pero en serio.

            http://www.youtube.com/watch?v=BkYejor1Czw

            Comentario


            • #7
              Respuesta: Un pequeño homenaje a la Industria Aeronáutica Argentina

              gracias perrero por recordar estas cosas donde podemos ver la capacidad de hacer que tiene argentina lamentablemente destruida por distintos dirigentes que supimos conseguir. Y recordar a industrias como SIAM IKA IME ILASA MATERFER Y otras muchas que fueron tecnologicamente de punta dando trabajo y enseñando a generaciones y desarrollando una cultura al trabajo que lamentablemente ya esta casi perdida muchas gracias y si podes seguir ampliando te lo agradecere

              Comentario


              • #8
                Respuesta: Un pequeño homenaje a la Industria Aeronáutica Argentina

                Originalmente publicado por dan z Ver Mensaje
                gracias perrero por recordar estas cosas donde podemos ver la capacidad de hacer que tiene argentina lamentablemente destruida por distintos dirigentes que supimos conseguir. Y recordar a industrias como SIAM IKA IME ILASA MATERFER Y otras muchas que fueron tecnologicamente de punta dando trabajo y enseñando a generaciones y desarrollando una cultura al trabajo que lamentablemente ya esta casi perdida muchas gracias y si podes seguir ampliando te lo agradecere
                Después de Perón, el Dr. Frondizi, el gran genio desarrollista. Escuchen las sabias frases de Don Arturo en sus discursos

                http://www.youtube.com/watch?v=y4JUGOmztP8

                Comentario


                • #9
                  Respuesta: Un pequeño homenaje a la Industria Aeronáutica Argentina

                  que es esto, x diooos?!

                  Comentario

                  Trabajando...
                  X