Anuncio

Colapsar
1 de 2 < >

Argentinaxp.com

Escorts
2 de 2 < >

Club de Caballeros Argentina

Obtené acceso a la mejor información de Argentina y el Mundo. Asociate hoy y comenzá a disfrutar!
Ver más
Ver menos

Miyuki Gemidos. Lluvia, masajitos y Fantasía

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Miyuki Gemidos. Lluvia, masajitos y Fantasía

    Fiamma escort vip Centro

    Escort en Tribunales

    Escort en Tribunales
    Corrían los días lluviosos de febrero de este año, la ciudad se encontraba inundada y dividida, yo de un lado y mi cubil del otro del maldonado.
    No era la pirmera vez, el lunes anterior había estado varado en un taxi en Corrientes y Dorrego más de 1 hora y media.
    Así que cuando comenzó la torrencial lluvia comencé a hacer planes, que me quedo trabajando hasta que pare, que me voy a lo de mi socio a dormir... No. Estaba cansado por un extenuante día, sin ganas de trabajar ni de departir con mi aburrido y mojigato socio. Decidí entonces ir a una pizzería a comer algo y actualizar la agenda de la NB.
    Dicho y hecho, camino bajo la lluvia las 9 cuadras que me separan del reducto, sector fumadores y enchufe a disposición. Tengo todo lo que necesito me dije, comida, música, energía eléctrica gratuita, acceso al mundo virtual, puedo fumar...
    Eso creía, pero estaba equivocado.
    Pido cerveza y un sandwich (lever, queso y manteca en francés sin miga) y comienzo con la tarea de actualización, a la cual no estuve mucho tiempo dedicado; chequeando el correo veo que tengo un nuevo correo...
    ... Novedades de platynum.
    Ja! Abandoné de inmediato la tarea autoencomendada cuando mi afiebrada mente comienza a fraguar otro plan, hacer conjeturas y preguntas tales como
    ...Estoy cansado y no me puedo recostar en esta pizzería, dónde puedo ir que no seaa lo de mi socio?... Si yo estoy varado aquí, los gatitos también, o no?... Seguro que no están muy ocupadas con esta lluvia?...
    Comienzo la caza...
    Veo con agrado que en la sección de fantasías hay un teléfono de este lado del arroyo (río a esta altura) ligado a una tal Domina Miyuki...

    ... que recuerdo haber rastreado recientemente, con publicaciones en varias como escort, masajista y fantasías que despierta una la retorcida idea de un "Masaje Oriental Disciplinario" o "Humillación Oriental con Masajitos", que va como anillo al dedo a la tormentosa noche y a mi agotado cuerpo.
    Era un privado, publicaban otras dos mujeres más, la mayoría en masajes y una de ellas en fantasías, así que no tenía tanto para perder, de última masajes y ducha reconstituyente.
    Llamo, me presento y escucho el speech habitual, arrancando con los masajes (roca más sarmiento) y ofreciendo el todo incluido por dos rocas, bárbaro, aparte estaba cerca, un par de cuadras nomás hasta Echeverría y Arcos.
    Pago en el bar y previa parada en el kiosco para comprar chicles de menta me acerco raudamente al domicilio indicado, mentras bullían en mi interior las alternativas del cercano encuentro. No llevaba la mochila verde, pero no importaba demasiado, para la fantasía que le iba a plantear con onda y pocos accesorios se solucionaba.
    A diferencia de otras veces, no estaba extremadamente ansioso, poco tiempo de epera entre el llamado y la concreción; y como el departamento era en PB, tampoco hubo espera en la puerta que aumentara la sensaciín de expectación.
    Me identifico y sale a abrir una morochita bastante linda que me hace pasar al living, indicándome que espere.
    Breves momentos más después de la cocina sale


    No se notan retoques...
    ...Tendrá alrededor de 40 estaciones, buen cuerpo sin ser espactacular, muy linda mirada y alguna antepasada pilla que vagó por oriente extremo.
    No es oriental, ni se presentó como tal, pero para la fantasía de la geisha que se rebela es suficiente.
    Lleva una falda negra suelta, corta pero no mini, que denota sus formas y deja entrever cuando camina el extremo superior de encaje de las medias de nylon negras, Blusa, negra también abotonada para dejar vislumbrar un escote pequeño y un soutien de raso negro. Los altos tacos de sus zapatos de charol repiquetean mientas se desplaza con cierta gracia.
    Con una sonrisa pícara me saluda con un beso en la mejilla y me acompaña a una habitación que si bien no es chica lo parece por la cantidad de muebles (camilla, cama, cómoda, mesa de TV con TV, aparador pequeño...), pero que se ve limpia y en relativo orden. Antes que pudiera decir nada, me ofrece ducharme haciendo referencia al temporal reinante... Claro! Estoy hecho un desastre, mojado, despeinado y sospecho que con un semblante que debe ser atroz.
    Por supuesto acepto, paso a un baño grande limpio y muy bien equipado (toallas y toallones limpios en un estante, shampoo, acondicionador, jabón líquido y en barra, desodorante, cepillos de dientes descartables...), confirmo en el espejo que estoy hecho un desastre.
    Terminado el ritual y parcialmente reconstituido con la rápida ducha, voy a la habitación, que está justo al lado del baño. Acomodo la ropa y me siento en la cama a esperar, la verdad tengo más espera que cuando entré al departamento, mejor, me sirve para ordenar las ideas y entonces ser más claro en la explicación de lo que busco.
    Pasados unos cinco o seis minutos entra en la habitación y luego de una breve charla, en la que, como habitualmente hago, le doy indicaciones de los límites y de determinados hitos o ideas fuerza, alguna frase disparadora, como una idea general del contenido de la fantasía. El resto se lo dejo a ella ya su imaginación.
    Después de entregarle los dos rocas, me dice que la espere en la camilla acostado boca a abajo, siempre con la sonrisa a flor de labios.
    No demora mucho, cuando vuelve pone una música suave, como la que se usa para meditación, Se retira un poco, de espaldas a mi y se inclina para tomar un frasco... me dejo estar y entrecierro los ojos...
    La lluvia no se escucha pero la recreo en mi mente.
    Comienza con unos masajes suaves con un gel o emulsión fresca que me hace dar un respingo, mientras me acaricia suavemente la espalda se inclina sobre mi y , casi rozándome el lóbulo me dice con vos aflautada
    - Ahora relájase, y yo estoy aquí para su placer...
    Continúa con los masajes relajantes por la espalda, las piernas, la cintura, los gluteos... manteniendo todo el tiempo el personaje de geisha sumisa con pequeños comentarios, frases y caricias.
    Fueron buenos masajes, me sacó una contractura que tenía hacía días en la base de la espalda.
    Durante ese tiempo permitía y provocaba breves roces de su cuerpo con el mío, pero cuando estiraba mis manos para tocarla, lo permitía brevemente, como si fuera sólo un descuido y tomaba luego mi mano con suavidad y la colocaba sobre la camilla, a veces continuaba con masajes en las brazos y hombros.
    Pasados aproximadamente 20 minutos comienza a variar la tónica y el ritmo. Entremezclaba con los masajes pequeños rasguños, que me ponían la piel de gallina. Los masajes en los glúteos derivaban en caricias subrepticias en la cola y los amigos o en breves agarradas de los cachetes con las dos manos...
    Ya estaba excitándome... y ella lo notó... y cambió...
    Paulatinamente.
    Todavía seguía en general con el tono suave y sumiso, pero cuando provocaba los roces ya no era tan suave, cuando estiraba mis manos para acanzarla intercalaba suspiros de enfado.
    Entre los masajes suaves y las caricias dejaba salir movimientos más enérgicos, como respondiendo con bronca contenida, como reprendiéndome sin hablar.
    Iba y venía en forma pendular entre las dos actitudes, como conteniéndose, pero en un increscendo...fueron sólo unos pocos minutos... y yo me excitaba más con la expectativa de lo que vendría a continuación.
    Era el momento de la acción.
    Aprovecho una pausa en que ella se da vuelta para tomar un poco más del gel, me incorporo parcialmente sobre un codo y meto mi mano bajo su falda intentando agarrar su cola.
    - Ah! Qué hacés! Dice dejando atrás el tono aflautado, mientras gira y toma mi muñeca con fuerza.
    Era el momento de la rebelión
    - Sos una geisha, no estabas aquí para mi placer. Digo sin titubear pero bajando la voz
    - Soy una Geisha, no una PUTA! Grita agitada.
    - Pero... pero... Balbuceo confundido.
    Ella tenía todavía mi mano sujeta en alto, yo estaba de costado en la camilla y en una mirada de inspección nota el inicio de mi erección.
    - Ya lo sabía yo... Son todos iguales... Así que soy una puta... te voy a enseñar qué es una puta... Dice mientras se saca la falda y la blusa

    - Ponete boca abajo de nuevo... - No te acuestes, apoyate sobre los codos te quiero con la cabeza arriba y os ojos bien abiertos. Ya no gritaba, mandaba.
    Después de darme un chirlo, se dirige al aparadorcito y comienza a sacar el "arsenal de la revolución"

    ...entretanto ella continúa con la arenga ...
    ...yo con mis balbuceos y pedidos de disculpas...
    - Se te van a acabar las ganas de tocar.
    Entretanto se acerca y pone frente a mi...

    Su tono va variando de la furia a una perversa diversión
    - Juntá las manos.
    Se da vuelta y se exhibe,

    Esposado y apoyado sobre los codos no tengo posibilidad de tocarla.
    Toma la palmeta y al compás de la misma sobre mis nalgas me hace pedir disculpas por degradar "sagrada profesión de geisha" (sic)
    Me sorprende la frase, me resulta divertido lo de sagrada y se me escapa una sonrisa.
    - Encima te reís, no creés que sea sagrada? Dice variando nuevamente al tono de enojo. - Y yo que iba a dar por terminada la lección.
    Se pone detrás de mi en la camilla, la oigo pero no la veo aunque giro la cabeza. Cuesta acomodarse esposado, apoyado sobre los codos y con una erección bastante importante sobre una camilla.
    En un par de rápidas zancadas aparece delante nuevamente

    - Mirá... dice mientras me da pequños golpecitos en la mejilla con el macizo.
    - Creías que la geisha es una puta y que no es sagrada... Esto es lo que le hago a los maleducados... Me agarra con una mano del cabello y con la otra me mete el strapon en la boca. - Vas a chupar como una puta, vas a aprender a respetar.
    Siguió unos minutos más con el mismo juego alternando succión, palmeta, retos y pedidos de disculpas con el strapon en la boca.
    Como es evidente las disculpas no las oyó ya que es dificil hablar con tremendo pedazo de silicona atorando la garganta, así que siguió enojada.
    Me hizo levantar y mientras mantenía el hilo de las reprimendas me puso una trusa blanca y una peluca.
    Se tiró en la cama

    Y me hizo caminar y seguir pidiendo perdón, un rato más.
    De improviso, reconociendo la señal acordada, bajó el nivel de agresión.
    Comienza la seducción.
    Vuelve al tono suave del inicio, pero sin ser sumiso.
    - Viste que no es lindo que traten como puta... comienza la nueva tematica mientras que me invita a sentarme en la cama junto ella...
    Me saca las esposas, me pregunta con una sonrisa perversa si me hizo daño. No lo había hecho, pero le dije compungido que me dolía... Me dió unos besitos en la muñeca.
    Me acaricia el ya rígido miembro y me dice al oído...
    - Parece que a vos si e gusta que te trate de puta... Sos mi putita... Sorpresivamente me estampa un beso que me deja sin aire.
    Nos revolcamos por la cama y nos besamos
    - Bueno si vos sos mi putita yo soy tu puta... repetía entre jadeos.
    Yo no aguantaba más... se da cuenta y entre besos, caricias, gemidos y frases retorcidas me alcanza y me pongo el preservativo...
    En estado casi de alienación me incorporo y tomándola de las caderas la pongo en cuatro, corro la tanga y el elástico del arnés y cominenzo a bombear...
    Duró poco, la muy turra (en el mejor de los sentidos) se puso a gritar soy tu puta y me pedía que yo gritara lo mismo.
    Me desplomé sobre la cama, habían pasado ya unos 45 o 50 minutos.
    Después de ir a higienizarse estuvimos recostados fumando un cigarrillo y charlando un poco, mientras me hacía unos masajitos en el pecho.
    Me ofreció algo para tomar y me pudrió la cabeza cuando me ofreció un masaje / fantasía a cuatro manos.
    Por supuesto regresé, pero esa es otra historia.

    Notas y aclaraciones.

    - Estuve alejado del rubro gateril durante la última semana por motivos que no vienen al caso, sé que prometí relatar la XP con Aye y Pía de Platynum, pero tengo intenciones de repetir con alguna idea nueva y me gustaría relatarla con esos nuevos condimentos, menos convencionales.
    - La XP relatada fue en diciembre, no en febrero pero me pareció piola utilizar la inundación como disparador y ambientación, ya que el día de la primera experiencia llovía y lo de mi aspecto era real.
    - A la fecha de la XP todavía no publicaba en conjunto la flaquita que aparece en el especial de navidad de gemidos
    - Repetí varias veces, con variantes, no todas con fantasías de este tipo, pero todas las veces fue satisfactorio.
    - La última vez que fui al depto hará dos meses, ya no estaba y con la chica que estuve, Aldana, (servicio de masajes y sexo convencional muy bueno) me dijo que se mudaban pero no volví a llamar ni a ir, por motivos ajenos a ellas.
    - No se si publica o labura en otro lado, pero para tener en cuenta que le van las fantasías y se prende, pero le cuesta mantener a la dómina mucho tiempo.
    - Lo de mi socio y su esposa es cierto.
    - Si mañana tengo un rato posteo otra XP reciente que tengo escrita en bruto.

    Saludos y buena caza

    Más Fotos
    :015: Hay tantas minas y tan poco viagra en el mundo!!!!

  • #2
    Respuesta: Miyuki Gemidos. Lluvia, masajitos y Fantasía

    Muy buen relato y buen aporte. (aplauso:) Varias veces la ví a la niña en PL y creí que era un pv

    Comentario


    • #3
      Respuesta: Miyuki Gemidos. Lluvia, masajitos y Fantasía

      Admiro tu espiritu explorador y tu vocacion literaria ! pero sobre todo, tu gusto en sandwichs -lever, queso y manteca en francés sin miga- donde se consigue eso ?! frances sin miga es uno de mis fetiches, y el lever, era del bueno ? que queso ?
      Pasame la data por aca o por mp, please !

      Comentario


      • #4
        Respuesta: Miyuki Gemidos. Lluvia, masajitos y Fantasía

        q buen relato felicitaciones

        Comentario

        Trabajando...
        X